El Consejo Superior de Deportes (CSD), Colacao y la Fundación Deporte Joven han entregado una de sus Becas Vamos al bailarín valenciano con sordera Iván Navarro, que se proclamó subcampeón de baile deportivo de la Comunitat Valenciana en el año 2018, y a todo su equipo del Club Real Deportivos Hermanos Agramunt.

Bailando sin barreras

Con tan solo 16 años y pese a todas las dificultades que ha ido encontrando por el camino, ya puede decir que está entre los mejores bailarines del país. Y por eso, se trasladará unos días a Madrid para estar entrenando una temporada con los protagonistas de uno de los musicales de mayor éxito, Billy Elliot, en sus diferentes clases de preparación previas a los pases del espectáculo.

“No me imaginé que podría llegar a conseguir una de las Becas Vamos”

“Nunca me imaginé que podría llegar a conseguir una de las Becas Vamos y que llegaría a vivir una experiencia tan emocionante como ésta. Y todo gracias a mi equipo y a mis compañeros, que me han apoyado en todo momento hasta llegar a convertirme en quién soy hoy. Todos juntos vamos a poder disfrutar de la beca y de los trajes de baile que tanta falta nos hacían para esta nueva temporada”, ha explicado el protagonista de esta historia.

Y es que Iván Navarro tiene por detrás una historia personal que viene marcada, sin ninguna duda, por la constancia, por el esfuerzo y por el espíritu de superación. Nació con sordera total, un caso que se diagnostica a 3 de cada 1.000 niños. Después de diversas operaciones para colocarle unos implantes cocleares y después de varios años de logopedas, finalmente consiguió escuchar y pudo aprender a hablar con fluidez.

Con el baile encontró su sitio en el mundo

Sin embargo, el hecho de haber nacido sin las mismas posibilidades que un niño con capacidad auditiva plena nunca ha supuesto un freno para desarrollar la que es su gran pasión, que no es otra que el baile. Así pues, a los nueve años, sus padres tomaron la decisión de apuntarlo a clases y con gran rapidez asumió que había encontrado su lugar.

El paso del tiempo, a partir de ese instante, fue un gran aliado para él porque desde el momento en el que empezó con las clases de baile su autoestima mejoró notablemente, y pronto consiguió encontrar un grupo de amigos que empezaron a considerarlo un verdadero ejemplo, aunque el camino no ha sido fácil.

Por lo que la lección que da Navarro es bastante clara: no hay barreras que no se puedan romper trabajando duro y de forma constante día tras día.

Aunque el caso concreto de Iván ha sido decisivo para conseguir esta beca, el galardón se ha hecho ostensible a todo su club. Por eso, Aída, la fundadora, ha querido destacar que “el baile es un deporte universal donde todo el mundo es bienvenido. Es un lenguaje que nos une a todos sean las que sean nuestras cualidades. Por eso, aunque Iván lleve implantes nadie lo ha visto distinto, sino un compañero más y un bailarín con un talento y un espíritu únicos”.

Con esta beca entregada por Colacao y el CSD, como ya hemos dicho, no solo se va a beneficiar Iván, quien recibirá unas fundas para sus implantes cocleares que le facilitarán los entrenamientos y las competiciones, sino los 17 miembros del equipo de competición que obtendrán trajes nuevos para todas sus actuaciones.

“No hay mayor victoria que haber encontrado mi sitio, mis amigos y mi pasión”

Y es que el baile requiere una renovación constante del vestuario, muchos viajes y desplazamientos, motivos por los cuales muchas familias se ven obligadas a plantearse la continuidad de sus hijos en el club por falta de recursos económicos. Esta beca es la forma de Iván de agradecer al club todo el apoyo y la seguridad que le han dado, y también de luchar por seguir siendo un equipo unido.

“No hay mayor victoria que haber encontrado mi sitio, mis amigos y mi pasión”, ha comentado el valenciano.

Mireia Belmonte y Saúl Craviotto, en el jurado

En el jurado de estas becas hay deportistas tan prestigiosos como Mireia Belmonte o Saúl Craviotto, quienes, precisamente, están pugnando por ser el abanderado nacional en los próximos Juegos de Tokio 2020, y han querido darle el premio a esta candidatura por muchas cosas, entre otras, por representar el espíritu de superación y demostrar que la perseverancia no entiende de límites.

Tenemos que premiar y, sobre todo, dar voz a historias como la de Iván para que nadie, sea niño o adulto, piense alguna vez que no puede. Porque, aunque esté claro que las barreras existen, siempre habrá alguien que las rompa”, ha comentado Javier Corominas, director de comunicación de Idilia Foods.

El programa de Becas Vamos, incluido en el proyecto ADB2020 del Consejo Superior de Deportes, se creó para promover el deporte entre los más jóvenes del país y fomentar los valores que guían toda actividad deportiva. En total, se destinan un total de 300.000 € para hacer realidad los sueños de niños, niñas y jóvenes de entre 6 y 20 años que por su actitud y valores son un ejemplo para la sociedad.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies