El desierto de Almería no solo se ha quedado en las películas del oeste americano o en las letras de canciones como las de León Benavente. Durante los primeros días del mes de noviembre, las llanuras andaluzas sirvieron para que osados y osadas del deporte y de la bicicleta lucharan por conquistar una de las pruebas más duras del mundo: la Titan Desert.

Y, como no podía ser de otra manera, el deporte valenciano estuvo representado por Rafa Micó, de Ontinyent y Javier Cantó, de Bocairent. Los dos apasionados del ciclismo que llevan 15 años compitiendo en pruebas similares se lanzaron a conquistar esta Titan Desert en algo que no tenían demasiado dominado: el tándem.

Hoy, en YoSoyNoticia.es nos subimos a las bicicletas de Rafa Micó y de Javier Cantó, quienes explican cómo es vivir una prueba así en pleno año de pandemia. Momentos extremos, piernas que fallan, mantas que se convierten en elementos clave para sobrevivir… Una historia de superación y de lucha contra las inclemencias que terminó de la mejor manera posible: con triunfo.

Dos valencianos conquistan la Titan Desert 2020

Solo teníamos 5 semanas para entrenar, pero nos lanzamos y fuimos a por ello

Gestionar planes a largo plazo en pleno año de pandemia no es tarea sencilla. Y más cuando hablamos de competiciones que normalmente se celebran en países diferentes. Por suerte, la Titan Desert de este año 2020 se celebró en Almería. Ese cambio sirvió para que Javier y Rafa se lanzaran a competir. Eso sí, tenían que hacerlo en tándem, algo que no dominaban y solo con 5 semanas de tiempo para entrenar.

Con el apoyo de sus sponsors (Ópticas Claravisión y Replus), los dos protagonistas se metieron en la aventura en busca del feeling con el tándem: «Nos entrenamos de que se hacía en Almería y aunque teníamos poco tiempo, nos lanzamos. El problema era el tándem. Todo es diferente. Tienes que anticiparte a la frenada, no puedes trazar igual la curva… Si uno se mueve, el tándem se desestabiliza».

Pero cuando llevas 15 años compitiendo con la misma persona al lado, los cambios se cogen de una manera diferente: «Pero lo cogimos bastante rápido, aunque las primeras semanas fueron diferentes. Fuimos cogiéndole el truco y nos sorprendimos porque hicimos una prueba y la gente que venía nos dijo que lo llevábamos muy bien. Hay que coordinarse bien y tenemos palabras clave para cambiar a la hora de hacer curva, a la hora de la arrancar, para frenar… Es ir comunicándote con tu compañero. Nos acoplamos bastante».

La preparación física y psicológica, a contrarreloj

No hubo mucho tiempo para adaptarse al tándem, pero tampoco para realizar una preparación física específica. Lo positivo para Rafa y Javier es que siempre que pueden, compiten en cualquier tipo de pruebas: «Normalmente no paramos. Hay entrenamientos en los que somos más fuertes, pero durante todo el año tenemos un nivel físico bueno. Queríamos correr la Mongolia By Race en agosto y al no ir, manteníamos la forma. Y cuando se acercaba la Titan Desert, aumentamos el nivel».

Y en pruebas tan exigentes, la psicología se une al físico y en muchas ocasiones, lo supera: «Psicológicamente somos muy fuertes. Nos conocemos mucho y sabemos cuándo uno está un poco más bajo y qué decir para activarlo. Hemos convivido en tantos momentos extremos y en tantas carreras que vas con muchas garantías. Es importante que las piernas funciones, pero es muy importante la cabeza. Si no estamos lúcidos los dos, es casi imposible ganar».

Algunos tuvieron que ser evacuados…

Del 2 al 6 de noviembre, 5 etapas y unas condiciones durísimas que obligaron a los dos protagonistas a convertirse en mecánicos: «Son pruebas extremas que necesitan de una preparación física y psicológica. Te pueden exprimir y en la primera etapa ya tuvimos problemas con la rueda trasera. Lo solucionamos, pero perdimos mucho tiempo. Al día siguiente te levantas fastidiado, pero hay que seguir, hay que recuperar tiempo».

En la tercera etapa fue cuando Rafa y Javier consiguieron el objetivo: «Nosotros pensábamos que ellos también podrían perder tiempo. Y pasó. Tuvieron que parar para cambiar y tienes que reparar por tus propios medios. Eso te retrasa bastante y nosotros lo aprovechamos para poder igualar la distancia«.

Y en la cuarta etapa llegó el caos: «Era la etapa reina, una ascensión de casi 2000 metros de manera continua. Empezó a diluviar, a granizar… La organización decidió neutralizar la prueba porque había mucho peligro a la hora de realizar la bajada. Hacía un frío tremendo, no sentíamos las manos ni los pies y tuvimos que ponernos unas mantas térmicas… Hubo gente que tuvo que ser evacuada. Pero ahí fue cuando les sacamos 18 minutos a nuestros perseguidores».

La convivencia con lo extremo

Aunque pueda parecer demasiado fuerte, la situación del frío en Almería fue una más para los dos valencianos, aunque la explicación es más fuerte todavía: «Íbamos a pasar de 15 grados a una sensación negativa y encima, sudando. El cuerpo sufre un choque tremendo de temperatura. Cuando empiezas la bajada, las manos te fallan, no tienes tacto a la hora de frenar y es casi imposible. Vives situaciones que si no las has pasado son mucho más duras».

Rafa y Javier saben de sobra lo que es convivir con estas situaciones. De hecho, entre todas las vividas, recuerdan una que nos hace viajar hasta Sudáfrica: «En esta carrera lo pasamos mal por el frío, pero lo peor lo vivimos en 2006. Eran 8 etapas y en la quinta, sufrí una tendinitis e hicimos muchos kilómetros pedaleando con una pierna. Al terminar, fui al hospital de campaña y pudimos terminar la carrera. Fuimos los primeros españoles en terminar la carrera. Hicimos un esfuerzo brutal».

Sin duda, historias duras que llevan al cuerpo a los máximos niveles de superación. Pero ahí, Rafa y Javier son dos expertos que además llevan el nombre del deporte valenciano por todo el planeta. Unos auténticos héroes.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies