Joan Lascorz hace historia en el Dakar; primer tetrapléjico que acaba el rally más duro del mundo | Yo soy noticia

Lo ha conseguido, Joan Lascorz lo ha conseguido. Solamente él sabe las penurias que ha tenido que pasar para cruzar la última meta, pero ya puede gritarlo a los cuatro vientos porque es una realidad; es el primer piloto tetrapléjico que termina el Rally Dakar.

Y lo ha hecho en una edición de 2022 complicada, dura y que lo ha llevado al límite en la segunda parte de la carrera, cuando su cuerpo se ha empezado a resentir, los dolores han aparecido, el cambio de temperaturas le ha afectado muchísimo y con fiebres por encima de 39,5 le han acompañado en las últimas etapas.

«Ha sido muy duro, he sufrido mucho estos días. Cuando me subía la fiebre pensaba que me recuperaría al día siguiente después de dormir un poco, pero cada mañana me despertaba más cansado y fatigado»

Una proeza en el desierto saudí

Todavía no es consciente de lo que ha conseguido ni de la hazaña que ha culminado. «Pero aquí estamos, hemos llegado al final y ahora solo tengo palabras de agradecimiento para toda la gente que ha habido detrás de este desafío. Muchísimas gracias a todos porque sin vosotros esto no hubiera sido posible».

No solo es que ha terminado, sino que lo ha hecho entre los diez primeros de su categoría, vencida por el estadounidense Jones gracias a un Gerard Farres que le entregó el Dakar en bandeja parando justo en el último kilómetro y completando así su objetivo de ‘mochilero’ del mencionado Jones.

«Me he visto menos competitivo de lo que pensaba», cuenta un ambicioso Lascorz. «Cuanto más fatigado estaba menos funcionado el cuerpo, pero mi mente siempre quería más. Además, a nivel de puesta a punto del buggy no he conseguido ir cómodo», reflexionaba una vez terminado el Dakar 2022.

Lo explica a la perfección después de tantos días y tantos kilómetros dentro del coche. «Creo que me he pasado de duro con las suspensiones, pero por no querer tocar y por las referencias que tengo de las carreras del Campeonato de España y no querer equivocarme, no me he atrevido a ir aflojando suspensiones y creo que mi cuerpo también lo ha notado», ha explicado.

«Junto a Miguel hemos pilotado bien hasta el final, día tras día sin cometer errores. El coche ha funcionado de maravilla, hemos pasado el Dakar sin pinchar una sola rueda, sin romper ninguna correa de transmisión y Miguel no ha tenido que coger la pala para sacarnos de una duna»

Un sueño hecho realidad

Cosas que son muy normales en un Dakar, cosas que les ocurren a todos los pilotos y que ellos han sabido esquivar etapa tras etapa hasta llegar a la última meta, exhaustos, pero más satisfechos que nunca.

«Aquí estamos, con el Dakar terminado y el reto conseguido. Sin entrenar y sin conocer el vehículo. Llevaba dos años sin competir y lo hemos logrado», eran sus primeras palabras después de hacer historia en Arabia Saudí, el país que ha acogido por segundo año consecutivo la prueba.

Ahora tendrá unos días de descanso, más que merecido. «Necesito un poco de silencio en mi cabeza«, dice. «Llevamos unos días de motores, de ruido, de generadores, compresores, radiales, gente trabajando día y noche… Se acumula todo en la cabeza. No ha habido ni un minuto de descanso en este medio mes, pero gracias a todo ello he podido hacer realidad este sueño».

Ahora ya tiene en su poder ese ‘tuareg‘ que te acredita como ‘finisher‘, el premio que fue buscando Lascorz cuando cogió un avión rumbo a Arabia Saudí.

Han sido 8.000 kilómetros cubiertos en menos de dos semanas, con una sola mano al volante y la otra en el puño del gas, superando todas las dificultades, especialmente esas frías noches del desierto que tanto le han afectado debido a sus problemas de termorregulación. Nada ha frenado a Lascorz.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies