Los caminos de los deportistas de élite que practican disciplinas que no permiten la dedicación exclusiva, son siempre imprevisibles. El voleibol es uno de esos deportes que todos conocemos y que pese al crecimiento de los últimos años, todavía está a años luz de poder convertirse en una modalidad que permita a sus deportistas no sólo la dedicación exclusiva, si no además, el tener una buena calidad de vida durante su carrera.

Es por ello que muchos, por no decir todos, tienen una profesión fuera de las pistas. La setabense Patricia Calabuig es el claro ejemplo de deportista de élite con una buena formación que además encontró un trabajo en Valencia Basket en el que poder desarrollar una carrera laboral estable.

De hecho esa decisión le obligó a dejar la élite cuando militaba en el Madrid Chamberí tras su salida del club de su vida, el Club Voleibol Xàtiva. Sin embargo las puertas del Club Voleibol Valencia se abrieron de nuevo para devolverla a la élite hasta el punto de que entró por primera vez en una convocatoria de la selección española esta temporada.

?ref_src=twsrc%5Etfw">July 26, 2022

Su gran año le ha valido el fichaje por el Kiele Socuéllamos de Castilla La Mancha con el que no sólo disputará la Superliga 1, además el proyecto le abre las puertas para cumplir otro de sus sueños, jugar en Europa. Ahora está concentrada con la selección en Noia para preparar el pre-europeo que le llevará a medirse en partidos de ida y vuelta a Dinamarca, Eslovaquia y Letonia a partir del 20 de agosto.

Sólo el mero hecho de poder estar con la selección «es un sueño porque nunca me hubiese imaginado estar aquí, porque en Xàtiva siempre jugábamos contra los equipos cercanos y que te valoren después de este tiempo y quieran contar contigo es un sueño que tenía desde pequeñita», nos cuenta la valenciana.

Patricia Calabuig: «Quiero disfrutar mucho de este deporte otra vez al máximo nivel y de la competición europea, que al final es otro de los sueños que tenía».

El grupo está entrenando muy bien «tenemos muchas ganas de pelear y poder hacer un buen papel para estar en el europeo, que sin duda es el objetivo que nos hemos marcado. Al final estar entre las mejores siempre tiene que ser el objetivo. La selección ha crecido muchoen los últimos años y el nivel que tenemos nos tiene que permitir aspirar a ello», dice Patricia.

Volver a disfrutar de la competición de élite «es un regalo, quiero disfrutar mucho de este deporte otra vez al máximo nivel y de la competición europea, que al final es otro de los sueños que tenía. Volver a sentirme deportista profesional, jugar en Superliga y entrar en competición europea formando parte de un formar parte e un proyecto como el Kiele que además aspira a todo, es más de lo que podía imaginar”, comenta Calabuig.

Patricia Calabuig: «Volver a sentirme deportista profesional, jugar en Superliga y entrar en competición europea, es más de lo que podía imaginar».

Como todo deportista de élite, tiene un peaje que pagar para poder estar al máximo nivel. Estar lejos de casa «es lo más complicado. Tener lejos a la familia, a tu pareja y amigos en el día a día es lo que más cuesta de llevar, pero al final es ese peaje que pagas por volver a estar con las mejores. Lo más importante es que todos/as apoyan mi decisión y eso es lo más importante», concluye la jugadora de la selección.

Ahora es momento de disfrutar de ese sueño, primero con la selección por toda Europa y luego en las filas del Kiele, dónde quiere tener un papel protagonista. Por esfuerzo no será que no lo intente, más teniendo en cuenta lo que ha costado poder volver a estar con las mejores.