Las playas de Ibiza han reunido un año más a 220 asistentes de todas las partes del país y del extranjero en el popular evento IbiziOWS (Ibiza Open Water Swim) organizado por Voluntaris de la Mar. El objetivo no es otro que nadar en las maravillosas calas ibicencas, compartir experiencias, conocer a nueva gente apasionada por el deporte de la natación y colaborar con una gran causa solidaria.

Este evento lúdico-deportivo reunió el pasado fin de semana a más de 200 participantes, que entre el sábado 28 y el domingo 29, rodearon la popular isla de Tagomago, con un recorrido de cuatro kilómetros a nado, y las calas de Es Canar y Cala Llenya con casi cinco kilómetros. Pero esta convivencia de dos días y medio, ya que el viernes tarde se hizo la presentación oficial con una maravillosa puesta de sol amenizada con música, también ha incluido una ruta de senderismo por Ibiza, una comida de grupo con paella para todos y música en directo.

Los grandes protagonistas del evento, con permiso de los nadadores y nadadoras, fueron los niños y niñas de la asociación AMMEC, entre ellos el joven ibicenco Joan Baguena, que se integraron en todo momento con los deportistas, siempre apoyados por sus monitores. AMMEC (Mica-Mino Educación Conductiva) tiene como objetivo promover la autonomía de las personas con disfunciones físicas diversas y facilitar su integración para conseguir que sean individuos activos y valorados en la sociedad. También estuvieron acompañados por el Voluntariado de CaixaBank.

El evento IbizOWS está patrocinado por Balearia, que se encargó del transporte de las familias y de ofrecer descuentos a los participantes, y la Fundación Abel Matutes que se encargó del avituallamiento de cada día. Además, participaron los ayuntamientos de Sant Josep de Sa Talaia y Santa Eulalia.

Cabe destacar la impecable organización de los miembros de IbiziOWS y de Voluntaris de la Mar, que hicieron que todo saliera perfecto, no hubiera ninguna incidencia y todos disfrutaran de esta gran experiencia en un entorno maravilloso como es Ibiza. La frase más escuchada el domingo en la despedida fue un prometedor “el año que viene volvemos seguro”.

Voluntaris de la Mar, es una entidad de voluntariado no lucrativa que trabaja para conseguir que el mar y las actividades que se realizan en él, sean cada día más seguras, igualitarias, inclusivas y sostenibles.