De momento las dos comparecencias del equipo se han saldado con derrotas, pero la imagen no ha sido la de un recién ascendido, y así se lo hacen saber muchos a un club que ha crecido como la espuma en el último lustro. Una entidad arraigada a la ciudad y destinada a tener que vivir casi exclusivamente de los chicos que se forman en su cantera, los que aquí forjan carácter y aprender valores para luego ‘partirse’ la cara en competición.

Es el caso de Saúl Esteve, que tras casi dos décadas vistiendo estos colores logró el pasado fin de semana el primer gol del club, y por ende del hockey de València, en la División de Honor. Además contra el vigente campeón Egara, y aunque no pudo traducirse en puntos para el Giner de los Ríos, este tanto esconde detalles que rezuman compromiso, amor por este deporte y sobre todo el premio que uno recoge tras muchos años esforzándose en el día a día.

La primera victoria en División de Honor se le resiste al CD Giner de los Ríos

La Medicina y el hockey a todas horas

Saúl tiene actualmente 22 años y este joven jugador valenciano ha mamado CD Giner de los Ríos casi desde la cuna. Con 4 años entró en la estructura y hasta hoy en día, cuando comparte presencia en el primer equipo con su hermano Álvaro. El hockey, en esta familia, no se negocia y está a casi todas horas en las charlas de sus miembros. Pero también la Medicina en el caso de Saúl, cursando el 5º año de una carrera que exige casi tanto o más sacrificio que el máximo nivel de su deporte.

Nuestro protagonista siempre ha sido consciente de que compaginar ambos mundos iba a exigirle a nivel mental y físico, que no habría tiempo que perder. Y aunque su evolución en la vertiente académica es algo más lenta que la de otros compañeros a causa de ser un deportista de élite, Saúl no se frustra y se arma de paciencia para ir lidiando curso a curso con sus dos grandes pasiones. Como cuando toca viajar en la furgoneta junto a su padre y otros miembros del equipo.

Mis compañeros estaban en la parte de atrás jugando, mientras yo me ponía de copiloto con mi padre y con los apuntes para aprovechar cada momento”, nos cuenta rememorando desplazamientos por toda la península, incluida la lejana región de Galicia.

Por aquel entonces el nivel de la competición al que se tenían que enfrentar cada fin de semana era distinto al actual, algo menor, y la asimilación del nuevo entorno en el que se mueven los amateurs jugadores del CD Giner de los Ríos es algo que lleva su tiempo.

Claro que ya hemos asimilado el ascenso, pero en mi caso particular cada vez que llega el finde y veo los rivales que tengo enfrente, que es gente que he estado viendo por la tele e internet, aún no me acabo de acostumbrar del todo”.

Para combatir la inexperiencia en la élite, pues en la plantilla apenas hay dos únicos jugadores que saben lo que es moverse en estas lides como son el histórico capitán Pablo Montoro, “un referente para todos nosotros”, y Alejandro Pitarch, el técnico Sergio Tafalla y el preparador físico del equipo meten mucha caña entre semana.

Porque a diferencia de otros clubes de la categoría, en el CD Giner de los Ríos nadie vive del hockey. Unos estudian, como en el caso de Saúl, y otros trabajan toda la mañana para acabar la jornada empuñando un stick. Con estos auténticos héroes del deporte, como ocurre también en otras disciplinas, queda patente aquello de que el que algo quiere, algo le cuesta.

Es más meritorio porque en otros clubes sus miembros se dedican exclusivamente al hockey, y tienen más tiempo para descansar”.

Un gol con mucho trasfondo

El dato es simple. Saúl anotó el pasado fin de semana un gol que significó el primero para el hockey masculino de València en la máxima categoría, y su nombre como también el del Giner de los Ríos quedará grabado para siempre en el deporte de la Comunitat. Pero para él, y también para compañeros y ex entrenadores, esa anotación fue el perfecto ejemplo de que insistiendo en el trabajo diario los frutos acaban llegando tarde o temprano.

“En el gol de penalti-córner el arrastre que hice para el tiro con el que marqué llevo 6 años entrenándolo. Lo que más me gustó, además de darle vida al equipo porque supuso el 1-2, fue que después de tanto trabajo por fin me saliera ese tiro en un partido”, confiesa Saúl, que nunca dejó de intentar mejorar cada temporada y en cada entrenamiento.

“Lo he visto bastantes veces a cámara lenta y desde bastantes ángulos, siempre lo hago, pero en este caso me enorgullece que entrenadores de antaño me hayan felicitado porque para ellos ha sido importante verme marcar ese gol. Ellos también se sienten partícipes”, añade sobre curiosidades de un logro que tiene muchos padres además de las manos de Saúl.

Su carácter metódico y perfeccionista abunda en un vestuario que ha vivido varios ascensos en los últimos tiempos, que siempre ha superado expectativas y que confirma que ante la falta de presupuesto o de grandes nombres, la ilusión y el hambre deportiva pueden llevarte muy lejos.

Por eso este comienzo de liga con dos derrotas no desanima al CD Giner de los Ríos, sino más bien todo lo contrario. “Ahora tengo más claro si cabe que tenemos equipo y posibilidades de salvarnos. Vamos viendo una mejora bastante sustancial a nivel colectivo e individual, y sabiendo que a ganas y trabajo no nos va a ganar nadie, pues ya veremos a final de temporada dónde estamos”.

El COVID-19, siempre al acecho

Como estudiante de Medicina que es, Saúl está más concienciado si cabe con el virus y la pandemia, y quizá dentro de no mucho tiempo deba estar en la primera línea de batalla contra la COVID-19, o lo que sea que golpee a la población en el futuro. En el ámbito del hockey, aunque como en el resto del deporte mundial la alerta con el ’bicho’ siempre está muy presente, la filosofía debe ser otra para que el juego no se resienta.

El entrenador nos dice que nos tenemos que centrar en nuestro trabajo, entrenar a saco y si luego se suspende un partido, pues ya lo asimilaremos. Pero antes de que ocurra, nuestro trabajo estará hecho y estaremos preparados para competir”, explica Saúl.

Él, como sus compañeros, son conscientes de lo raro que es acudir cada día a trabajar sobre el césped con esta incertidumbre sobrevolando su próximo partido o la liga entera, por lo que “intentamos apartar esos pensamientos porque nuestro entrenador lo recalca, que nosotros a lo nuestro y a disfrutar cada semana”.

Por lo que parece, eso sí, este próximo finde no podrán hacerlo sobre el campo de juego ya que tocaba desplazamiento a Madrid para jugar contra la SPV-Complutense de Madrid. Las especiales y preocupantes circunstancias sanitarias por las que pasa la capital de España, y los confinamientos a los que está siendo sometida la ciudad y alrededores, obligan a posponer este encuentro de los valencianos fuera de Beteró.

Ejemplo e inspiración para el hockey valenciano

Saúl y el resto del CD Giner de los Ríos son otra clara muestra de lo mucho, y bien, que ha trabajado el hockey valenciano en los últimos años. Una labor de clubes y también de la Federación de Hockey de la Comunidad Valenciana, logrando traer hasta la pista azul de Beteró grandes eventos y grandes equipos tanto nacionales como internacionales.

Todo ello dibuja un presente feliz en este deporte, pese a que todo cuesta mucho, pero sobre todo augura un gran futuro a poco que proyectos como el del Giner se consoliden ahí arriba. Siendo, con jóvenes valencianos como Saúl, espejo y motivación para la numerosa cantera.

“Desde la federación se lleva trabajando muchos años trayendo eventos muy importantes a València, algo que hemos aprovechado los jugadores para ir y aprender”.

“Ahora no nos presiona de más estar viviendo algo único, pero sí que queremos aprovecharlo al máximo. Si seguimos haciendo el trabajo que hemos realizado hasta ahora, lo del Giner no va a ser un proyecto a corto plazo sino que va a durar años entre los mejores”, remata un chico cuyo nombre no olvidará fácilmente el deporte del stick y la bola en la Comunitat Valenciana.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies