Rubén Nova y una silla de ruedas destrozada en el avión; «me compran una nueva, pero van a ser 4 meses sin entrenar» | Yo soy noticia

La vida de Rubén Nova cambió en julio de 2020 cuando sufrió un accidente con su moto por la Sierra de Tramuntana, en Mallorca. Cayó por un precipicio de gran altitud y eso le ocasionó una lesión medular que lo dejó sin movilidad de pecho para abajo.

Para el balear, el deporte era parte esencial de su vida y la competición más de lo mismo. Su carrera como futbolista se acabó en ese momento, sin embargo, tras meses y meses de esfuerzo y dedicación encontró en el parabádminton su particular tabla de salvación.

Pero ahora ha sufrido otro revés importante, uno del que espera salir adelante y volver más fuerte si cabe. «Cogí un vuelo de Palma a Sevilla para jugar en Jaén el último torneo de la temporada», empieza contando el deportista a Yo Soy Noticia.

«Cuando bajé del avión, como hago siempre, me quedé esperando que llegara mi silla y nada más verla ya me di cuenta que tenía una rueda mal. Luego me puse a revisarla bien toda y estaba doblada y destrozada»

Reconoce que ese fue un momento «muy duro» porque empezó a darse cuenta de lo que eso suponía de forma inmediata. «Yo había entrenado mucho, tenía mucha ilusión con jugar en Jaén, había hecho el viaje para ello, lo tenía todo listo y en seguida comprendes que no va a ser posible y que no puedes hacer nada para cambiarlo. Es muy frustrante y da mucha rabia«, reconoce abiertamente.

Frustración e impotencia

Peor fue cuando habló con la primera persona responsable de Ryanair, la compañía con la que voló. «Me dijeron que pusiera una reclamación«, explica cuando todavía no ha terminado de recuperarse de este varapalo.

«La primera sensación no fue especialmente buena, la verdad. Me dio la impresión de que era algo que iba a ir para largo. Y yo no puedo alquilar otra silla, ni puedo ir a una tienda a comprarme otra», sigue diciendo el protagonista de esta historia.

«Las sillas se hacen a medida, yo tengo que ir a una ortopedia y empezar el proceso desde cero. No me pueden dejar otra porque en España apenas somos 12 o 13 jugadores y todos tenemos la silla hecha a nuestra medida»

Todavía casi en caliente y recién aterrizado de nuevo en su isla puso un tweet contando su caso. «Lo hice por la frustración más que nada, pero no esperaba nada con ello, la verdad», explica sobre el revuelo que se montó en las redes sociales. «Se viralizó mucho y agradezco a todo el mundo que lo compartiera tanto, la verdad», cuenta.

Aunque la historia tiene final feliz porque Ryanair se va a hacer cargo de los gastos de una silla nueva, lo que sí tiene claro es que «tanta rapidez» viene dada por «todo lo que se ha montado», según comenta.

Tener una silla nueva cuanto antes

«Es que esto pasó el viernes pasado y el lunes ya me estaban llamando de la compañía para explicarme que se hacían cargo de todos los gastos», cuenta. Pero el problema de esta situación no es simplemente ese, sino que una silla de ruedas a medida cuesta mucho tiempo (3-4 meses) de hacer y, por tanto, no va a poder entrenar.

«Podré hacer cosas, haré algo de gimnasio y también tengo un una bici con la que puedo hacer rodillo en casa, pero claro, no es lo mismo, no voy a poder subirme a la silla y hacer bádminton»

No hay parte positiva en todo esto que le ha pasado a Rubén Nova, pero por agarrarse a algo, solamente queda pensar que queda tiempo para la próxima temporada. «No voy a poder entrenar, pero quedan meses por delante y espero que con todo esto que ha pasado el proceso de tener una silla nueva sea más rápido», acaba confiado en que todo vaya lo mejor posible y pronto pueda estar de nuevo en la pista de bádminton.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies