El deporte de élite, el que vemos en la televisión, el que llena estadios, pistas y ocupa grandes titulares en los periódicos es uno, pero hay otro deporte, más minoritaro y al que hay que dedicar el mismo esfuerzo y la misma constancia. De ese tenemos menos información, pero los protagonistas que lo practican saben lo que es vivir ese día a día. Es el caso de Rubén Tanco, que practica el ciclismo adaptado en España y es el perfecto ejemplo de todo esto que acabamos de describir.

Esfuerzo y trabajo

«Trato de vivir el día a día, no me queda otra. Me centro en entrenar, en hacer todo lo mejor posible porque lo único que puedo hacer es trabajar», confiesa sobre su situación actual, que no es sencilla, porque se está intentando ganar un puesto en la selección española, para lo que necesita que le acompañe la suerte, que sus resultados sean buenos y luego que lo seleccionen para estar en Tokio.

«Es una situación complicada porque la mayoría de competiciones que tenemos son en los Países Bajos y eso es un problema para nosotros, por la distancia, por el tiempo, la lluvia, etc. Este es un deporte en el que tienes semanas muy buenas y otras muy malas y competiciones en las que te sientes bien y otras en las que te sientes fatal», explica a Yo Soy Noticia el ciclista español.

«A mí me toca viajar solo, con mi entrenador, y no tengo una Federación o un equipo que me apoye. En los viajes me han llegado a perder la bicicleta y hasta a rompérmela. Imagínate»

La situación que describe no es agradable y reconoce que hay momentos de cierta frustración. «Te pasa algo así y te lo fastidia todo. No se pasa bien en esos momentos porque este es un mundo muy complicado, en el que estás fuera de casa todos los fines de semana. Viajas, entrenas, compites, vuelves, siempre solo, lejos de tu gente. Y son cosas que la gente no sabe y no se valoran. Y eso que yo aún tengo la suerte de tener apoyo económico, que es muy importante y lo agradezco un montón porque muchos deportistas no lo tienen».

Rubén Tanco es un corredor especial. Tiene una minusvalía en la mano izquierda de un 44%, ya que le faltan todos los dedos de dicha mano, sin embargo eso nunca le ha hecho renunciar a lo que más le gusta, que es su deporte.

«Yo disfruto de mi deporte cada día, me encanta, pero sí es verdad que tengo miedo al fracaso, a no conseguir mis sueños»

Posibles cancelaciones por el coronavirus

Sobre su momento actual, está preparando las competiciones más importantes que tiene por delante en las próximas semanas y próximos meses, aunque con la misma incertidumbre de todos los deportistas respecto al coronavirus y las posibles cancelaciones.

«Yo tengo competiciones importantes a finales de marzo y en abril, pero como está habiendo tantos problemas estamos un poco a expensas de ver qué pasa, sobre todo con las Copas del Mundo, que ya se han escuchado cosas de que habrá cancelaciones casi al 100%. Está todo un poco en el aire», reconoce el ciclista extremeño.

En una temporada tan importante hay que ser muy cuidadoso, porque bajo ningún concepto puede quedarse sin entrenar. «Mira lo que está pasando con los corredores que están retenidos en Emiratos Árabes Unidos, van a pasar más de quince días ahí sin poder hacer nada, ni entrenar, ni rodillo, ni gimnasio, a ver cómo enfocan luego la temporada, pero será difícil para ellos».

Por eso, Tanco, que tenía previsto un viaje a Tenerife, no irá. «Da todo un poco de miedo, la gente se lo está tomando a risa y yo creo que esto no es ninguna coña».

«El ciclista entrena siete días a la semana. El descanso es importante, pero hay que entrenar cada día porque es un deporte desagradecido, si paras dos días puedes perder todo el trabajo de un mes»

Con todas las precauciones posibles y en plena forma, el de Badajoz va a seguir persiguiendo el «sueño» de estar unos Juegos Olímpicos. «Es mi primer proceso de clasificación propiamente dicho, hicimos algo para Brasil, pero no nos centramos mucho. Ahora voy a seguir mi camino y si me llega la oportunidad, estaré encantado. Como deportista, unos Juegos Olímpicos es lo único que me queda por vivir«, destaca.

«Los Juegos te cambian la vida. Yo creo que tengo el nivel suficiente, mis resultados están ahí y se pueden consultar en la página de la Federación. Ojalá pueda estar en Tokio»

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies