Tante Argüelles es un deportista asturiano y especialista en el ultrafondo y de eso va a ir su próximo reto, que será de carácter solidario y que consistirá en unir, en bicicleta de carretera, los 840 kilómetros que separan Sevilla de Gijón, haciéndolo en menos de 37 horas.

Además, será la primera vez que se homologue esta ruta de carretera, conocida como la Vía de la Plata, con un límite de horas. Lo llevará a cabo el próximo 20 de agosto, tomando la salida a las 9:00 horas de la mañana en la Torre del Oro de Sevilla, que será testigo directo de la salida de Tante Argüelles.

«Es un reto en bicicleta de carretera y el objetivo es conseguir un kilo de comida por cada kilómetro recorrido. Y que se entregarán a las personas más necesitadas»

Enamorado desde que la conoció

Argüelles va a ser pionero en este recorrido. «Me hace mucha ilusión poder disfrutar de todos los lugares por donde transcurre la Ruta Vía de la Plata, ya que me enamoró hace 8 años. Creo que es muy importante difundir mediante los valores del deporte el gran patrimonio artístico, natural y cultural de esta histórica vía».

Este espectacular desafío no es el primero que afronta de estas características Tante Argüelles, un ciclista que es un gran experto en largas distancias. De hecho, del último gran reto se cumplen ahora dos años cuando, con su bicicleta, fue desde Liébana hasta Santiano de Compostela en menos de 24 horas.

Desde entonces, por problemas de salud, no ha vuelto a protagonizar ninguna otra aventura similar, a excepción de su paso por el Europeo del pasado año en Portugal. Atrás quedan otras gestas como la que protagonizó este asturiano en el verano de 2012, cuando recorrió España desde Tarifa hasta la costa asturiana en menos de 62 horas.

«Quiero mostrar mi máximo agradecimiento a Ruta Vía de la Plata por todas las facilidades que me han brindado para hacer este reto, y por cómo se han volcado con la propuesta desde el primer día»

Ya en el año 2011 empezó Argüelles con este tipo de retos ciclistas. El de El Berrón realizó su primera gran proeza recorriendo 653 kilómetros en menos de 24 horas y 40 minutos en la ruta asturiana del Camino de Santiago, ida y vuelta.

Ese fue el inicio de este camino y desde entonces han sido múltiples las gestas de largo recorrido para difundir el habito del deporte y la capacidad de superación en la sociedad. Sin embargo, para este 2020, nuestro protagonista afronta el reto más ambicioso de todos los realizados.

Un recorrido exigente

«Estoy muy mentalizado», va contando. «Estoy con muchas ganas de lograr este reto solidario. Es un trazado exigente con puntos clave como el Alto del Ronquillo o la Sierra de Béjar«, explica sobre lo que tendrá que afrontar en las más de 35 horas. Además, tendrá que sobreponerse al calor. «Tengo que estar muy pendiente de la hidratación. También hay que tener en cuenta el fuerte viento que me voy a encontrar… sobre todo cuando me de de cara, donde el esfuerzo se multiplica».

Durante estos días previos a su aventura, Argüelles está intentando poner a prueba sus sensaciones térmicas en escenarios de calor adverso. «He tratado de aclimatarme saliendo a rodar unos días por la vecina provincia de León. Las sensaciones están siendo buenas, y con la experiencia de otras aventuras en territorios calurosos. Creo que me adaptaré física y mentalmente».

Y eso que su entrenamiento no ha sido el deseado porque en enero, cuando anunció este reto, tenía la intención de participar en varias pruebas ciclistas para completar su entrenamiento, pero por las extraordinarias circunstancias de este 2020 esos planes han ido cambiando.

«No he dejado de entrenar ni un solo momento. Todos los días del confinamiento hice rodillo en casa y conforme íbamos avanzando de fase ya tuve contacto con la carretera, como todos los ciclistas»

840 kilos de comida

Eso sí, reconoce que una de sus grandes motivaciones es el aspecto solidario del reto. «A través de diferente entidades vamos a intentar superar los 840 kilos de comida. Yo me quedo sin palabras por el entusiasmo que en todo momento me han manifestado las entidades patrocinadoras que auspician este evento como Ruta Vía de la Plata».

Por eso, ha querido agradecer el esfuerzo a Adolfo Alperi, Mazcatu, Seat-Asturias Motor, Julio García Suplementario, Nesta y Healthsens Biomedical Research. «Sin su aportación sería inimaginable proponerse un objetivo tan ambicioso como el que iniciaremos el próximo 20 de agosto en Sevilla».

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies