Ha habido muchas maneras de lidiar con el confinamiento doméstico cuando no se podía salir de casa en España a causa de la pandemia del COVID-19, pero pocas como la del ultrafondista valenciano Iván Penalba.

El joven atleta, que nunca había rodado demasiadas horas sobre la cinta, se propuso durante este período desafiar sus límites físicos y psicológicos, por lo que estuvo 12 horas seguidas subido encima de este aparato para ver hasta dónde podían llegar sus piernas.

La lección del ultrafondista solidario y muy pronto récord Guinness: “Todos llevamos uno dentro”

Y éstas alcanzaron la friolera de 155,080 kilómetros, lo que además de servirle para igualar su récord de España en pista ha sido, ya confirmado por los principales organismos internacionales, todo un récord mundial de correr encima de este elemento.

Se trata de la enésima hazaña de este deportista solidario, en la élite mundial del ultrafondo y siempre con la capacidad innata de sorprendernos gracias a su increíble capacidad de sacrificio. Este desafío le sirvió además para recaudar solidaridad dirigida hacia los más necesitados, sufridores antes, durante y después de esta pandemia por el coronavirus.

Los entresijos de esta gesta en su domicilio de Alfafar los conocemos también ahora gracias a este VÍDEO, donde comprobamos la montaña rusa de emociones y sensaciones por las que tuvo que pasar Iván, aliado con su entrenador Fabián Campanini y empujado por su familia, amigos y vecinos de una localidad que sabe que los héroes no siempre van con capa. Algunos, como es su caso, son de carne y hueso y también vuelan, pero sobre el asfalto o ahora la cinta.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies