Joseba Albizu se ha proclamado vencedor de la VIII edición de la Gigante de Piedra. El ciclista vasco ha impuesto su ley desde la salida y con un tiempo de 10.08:49 ha completado el exigente trazado de 200 kilómetros y 6500 metros de desnivel, y ha conseguido un nuevo triunfo en el mismo escenario donde el año pasado ya se proclamó campeón. El guipuzcoano es el claro dominador de la disciplina en Europa.

En segunda posición entró Llibert Mill, con un tiempo de 10.35:16 horas, y tercero fue otro de los grandes favoritos, el almazorense Dani Milian, que paró el reloj en 11.17:24 horas.

En féminas, Ariadna Ródenas ha sido la más rápida con un tiempo de 14:22:54 de carrera. La victoria femenina se decidió en un ajustado sprint, entrando a 10 segundos la granadina Estefanía Games, la tercera fue la catalana Anna Bello con (14.41:06).

La carrera comenzó con un dueño entre Mill y Albizu. El catalán impuso un fuerte ritmo, pero no logró descolgar al vasco hasta el kilómetro 100 del trazado. En Puertomingalbo, Albizu subió un punto la marcha y logró descolgar a Mill y entró en la meta en solitario.

La prueba ha contado con un total de 390 corredores que tomaban la salida en la localidad castellonense de L’Alcora a las 6:00 horas. El calor y la dureza del terreno jugaron un papel fundamental al punto que tan sólo 237 corredores lograron finalizar la prueba.

Sin duda, se trata de la Gigante de Piedra más dura de las ocho ediciones que se han disputado hasta el momento.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies