Uno de los mayores errores que cometemos los seres humanos es creer que somos capaces de organizarnos la dieta. Quitar las cervezas de la nevera y poner verduras y fruta puede ser un primer paso, pero la ausencia de control acaba haciendo que no sirva de nada. Por eso es importante acudir a expertos y a expertas que nos ayuden a saber qué necesitamos comer.

Y es que en muchos momentos nos sorprenderá la cantidad de alimentos que podemos comer y que creemos que deberían desaparecer de nuestras dietas. Y, por si fuera poco, podemos encontrar alguna mejor manera de prepararnos para el ejercicio con alguno de de ellos.

¿Qué pensaríais si os dijéramos que comer chocolate puede convertirnos en seres más resistentes de cara a la práctica de cualquier tipo de deporte? Entenderíamos que nos llamarais «locos», pero en YoSoyNoticia.es estamos muy bien informados y queremos compartir con vosotros y vosotras este pequeño secreto.

Comer chocolate amargo para tener mayor resistencia

Evidentemente, no nos estamos inventando todo esto. La información surge a través de un estudio realizado por la Universidad de Kingston, en Inglaterra, cuyos resultados son bastante claros: comer chocolate amargo antes de realizar cualquier ejercicio físico tiene muchos beneficios.

Antes de ir con esos beneficios queremos explicar cuáles son los motivos y el camino que ha llevado a esta universidad a encontrar esta capacidad del chocolate. Y todo se debe a un nutriente vegetal que se llama epicatequina y que está en el cacao. Al comer chocolate y, por ende el cacao, ponemos en marcha a nuestro cuerpo.

El proceso es el siguiente. Este nutriente vegetal hace que en nuestro organismo se libere de manera natural y rápida una mayor cantidad de óxido nítrico. Así, nuestra vasodilatación es mayor que antes de ingerir el chocolate. ¿Y qué genera esto? Una mayor resistencia.

Los beneficios de comer chocolate antes de hacer deporte

El mayor beneficio que podemos encontrar si ingerimos el chocolate amargo antes de realizar cualquier práctica deportiva es el de la resistencia. Gracias al aumento extra de la vasodilatación en nuestro organismo, el flujo sanguíneo es mayor haciendo que nuestra resistencia sea mayor ante todo tipo de situaciones deportivas.

Además, la epicatequina aumenta más si cabe su valor en nuestro organismo. Y es que, además de ayudar a una mayor circulación de sangre en nuestro cuerpo, este nutriente facilita la absorción de azúcar de las células musculares. Así, la energía de nuestros músculos es mucho mayor.

Para poner en valor el estudio, la Universidad de Kingston utilizó como muestra a ocho ciclistas no profesionales y todos, del género masculino. Para comprobar los resultados, todos ellos debían comer chocolate amargo todos los días en un plazo de dos semanas siempre antes de coger las bicicletas y comenzar a pedalear.

Pasados esos 15 días, las muestras evidenciaban que los ciclistas habían mejorado en sus pruebas de resistencia y que, además, habían utilizado un menor nivel de oxígeno por lo que el cansancio fue menor. De hecho, en una prueba de dos minutos a máximo nivel pudieron recorrer más distancia que anteriormente.

¡Ojo con las cantidades!

El estudio demostró los beneficios y las ventajas que generan el comer este tipo de chocolate antes de realizar una práctica deportiva, pero no especificó las cantidades ideales que se deben ingerir. Por eso, es importante recordar que hay que controlar las cantidades.

Por muy beneficioso que sea, una ingesta incontrolada de chocolate (o cualquier alimento) antes de ponernos a hacer deporte puede generar el efecto contrario. Por eso, recomendamos que la cantidad de chocolate que se tome sea una pequeña porción y siempre en proporción al ejercicio que se vaya a practicar.

También tenemos que tener en cuenta que no todos los chocolates que podemos encontrar tienen el mismo nivel de cacao. Siempre que estemos en el supermercado y queramos comprar chocolate para probar sus beneficios tendremos que comprobar los niveles de cacao para que la epicatequina tenga un alto nivel de aparición.

Ser más resistente está al alcance de tu mano. ¡Lánzate a por el chocolate y comprueba que el ejercicio no es tan duro como te puede parecer!

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies