Pasar más de un año en blanco, volver a competir y ganar está al alcance de muy pocos. Uno de los elegidos es valenciano y se llama Dani Barez. Esta pasada madrugada y en Abu Dhabi, Barez volvió a la jaula para hacer lo que siempre ha sabido: ganar.

Después de más de 400 días sin competir, Barez viajó hasta Abu Dhabi, país que intenta consolidar las Artes Marciales Mixtas, para enfrentarse al filipino Adamson Torbiso. Torbiso tenía a su favor el hándicap de la inactividad de Barez, aunque no pudo con el valenciano.

El luchador local venció a Torbiso por sumisión en una pelea que duró poco más de tres minutos. Barez pasó por encima literalmente de su rival en la jaula y no le dejó opción de volver a la pelea. Dominio absoluto transformado en una nueva victoria que coloca a Barez con un balance de 10-4.

La celebración del valenciano fue un éxtasis total, una liberación después de tanto tiempo sin estar peleando, sin poder disfrutar de su pasión. El abrazo final con Torbiso, otro ejemplo de los muchos de los valores que siempre transmiten las MMA.

Con esta victoria, Barez comienza el año y su regreso a las peleas por todo lo alto y continúa siendo uno de los luchadores más en forma del planeta. El campeón del peso mosca de Bamma del pasado 2017 ha vuelto y lo ha hecho para quedarse.

Fotografía: Dani Barez.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies