Hablamos con dos de ellas como son el Conseller de Educació, Cultura i Esport, Vicent Marzà, gran aficionado al ciclismo además, y con Ángel Casero, el ex ciclista profesional que tras sus éxitos en activo ahora lleva unos cuantos años reactivando como su director la Volta Ciclista a la Comunitat Valenciana, cada vez más consolidada en el calendario internacional.

La Fundación Trinidad Alfonso impulsa distintas mejoras del CEAR de ciclismo en València

Inversión pensando en el largo plazo

El castellonense Vicent Marzà no esconde su pasión por la bicicleta. Compitió de muy joven en su provincia de Castellón natal, y su amor por el ciclismo le hace estar siempre pendiente de las pruebas y de los nombres que la Comunitat ofrece cada temporada.

Por eso también su sonrisa no era improvisada cuando se trataba de poner en valor lo que se está haciendo con el Velódromo Lluis Puig, una plaza importante para la RFEC y donde las actuales generaciones, pero también las que vendrán después, van a encontrar un contexto mejor para alcanzar sus sueños sobre las dos ruedas.

Aquí hablamos de una inversión a largo plazo. Se está haciendo que València vuelva a tener un centro especializado de alto rendimiento, otro más que sumar a los del judo y el motor, y es una cuestión importante para los deportistas que ya están ahora en el alto nivel, pero sobre todo también para los que pueden llegar después”.

La colaboración entre la Generalitat Valenciana y la Federación de Ciclismo de la Comunitat cristaliza en unos programas de tecnificación que cada año cuentan con más deportistas, y el desafío es que muchos de ellos estén presentes en el CEAR cuando la Federación Española organice sus jornadas aquí. “Lo hemos presentado bastantes meses después de la homologación oficial por culpa de la pandemia, pero estamos muy contentos y deseamos que esta pista vuelva a estar llena de gente practicando ciclismo lo más rápido posible”.

Para Vicent Marzà es importante poner el foco en los Ainara Albert o Gerard Montoro, dos de las jóvenes perlas del ciclismo de la Comunitat presentes en el acto de este lunes 29 de junio, rodando mientras se producían las declaraciones institucionales, pero también en los que aún son más jóvenes y desean seguir los pasos de los olímpicos Sebastián Mora, Ricardo Ten o Maurice Eckhard, asistentes a esta bonita puesta de largo.

“Desde la Generalitat y las otras instituciones trabajamos para crear las condiciones idóneas que permitan llegar a lo más alto a todos y a todas, que nos hagan disfrutar con sus éxitos. Para eso tienen que tener estas condiciones que ahora presentamos oficialmente en el Velódromo Lluis Puig como nuevo CEAR para el CSD”, concluye.

Irene Lozano, presidenta del CSD: «Si no cuidamos el tejido deportivo de clubes y asociaciones, puede tener consecuencias a largo plazo”

Cuidar la base

Para los seguidores del ciclismo Ángel Casero no necesita presentación. El valenciano fue campeón al más alto nivel y lleva ya unos cuantos años consolidando la Volta Ciclista a la Comunitat Valenciana tras su resurgir, después del tiempo en el que estuvo desaparecida.

Es de los que considera que ojalá en su juventud talentos como el suyo y el de otros compañeros hubieran podido contar con una instalación tan espectacular como es el Velódromo Lluis Puig de Benimámet, ahora catalogado como CEAR con todas las mejoras y cuidados en material que esto va a suponer. Para Ángel, es tiempo de congratularse por los pasos en positivo que está dando el ciclismo autonómico.

“Para todos los que seguimos luchando por que el ciclismo siga siendo el deporte que ha sido siempre, de primer nivel, esto enorgullece. Es de valorar que las instituciones regionales y nacionales apuesten por y para el ciclismo, porque no hay que olvidarse que tenemos un super velódromo y la única vez que se ha llenado es cuando ha venido Induráin”.

Tener este velódromo con la cercanía del aeropuerto y el AVE hay que aprovecharlo, y sacarle rendimiento. Puede ser una apuesta importante con el nuevo material, pero que ahora también haya muchos y muchas ciclistas para poderlo aprovechar”, añade Casero.

En su juventud él era de los que se ilusionaba acudiendo a localidades como Náquera para asistir en directo a pruebas de ciclismo, o de los que vibraba con esa Volta a la Comunitat de la que ahora es director. “Eso crea afición, y lo más importante es tener espacios seguros como éste del Lluis Puig para que nuestros jóvenes puedan entrenar”, señala.

“El hecho de tener el velódromo y que se vaya a mejorar económicamente es de elogiar. Estamos cuidando a los ciclistas con noticias así, y yo creo que se le puede sacar un gran partido porque se lo merece y esto no puede estar parado”.

Mirando también hacia el futuro, hacia la próxima Volta Ciclista a la Comunitat Valenciana que se celebrará si la pandemia lo permite, Casero anticipa sorpresas y no esconde su ilusión por notar el cariño y compromiso de toda la ciudadanía con una prueba que ya está en el segundo escalón del calendario de la UCI. “Nos están enseñando rincones de la Comunitat para poder explotar, me siento afortunado de ser la cabeza visible pero además de tener un gran equipo que trabaja para desarrollar todo esto”.

Esos rincones de la Comunitat luego se los podemos mostrar a los 130 países que nos ven en directo. Pero ahora toca seguir trabajando con calma y continuidad para hacer una Volta interesante, y que la gente importante quiera venir”, finaliza.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies