A sus 36 años Elia Navarro García (Valencia, 1982) aún tiene mucho por conquistar. Así lo siente en su cabeza y en sus músculos, y para ello entrena de forma extenuante cada semana, con la colaboración además de un ‘Coach’ que le ha ayudado en esa preparación psicológica que una deportista de élite como ella necesita.

En un mes viajará a Estados Unidos, hasta la pequeña localidad de Madison ubicada en el estado de Wisconsin, y del 1 al 5 de agosto escribirá su nombre con letras de oro en la historia del CrossFit valenciano y español. Nunca hasta la fecha una mujer nacida entre nuestras fronteras había acudido a la cita donde se concentran los hombres y mujeres, de diferentes edades y distribuidos en varias categorías, más en forma del planeta.

Pero Elia, que hace unos años estuvo cerca de lograrlo, ha alcanzado una primera meta. Y lo hace dentro de la categoría de Masters +35, destinada para aquellos atletas a partir de los 35 años de edad. La misma en la que participó el año pasado el malagueño Paco Bravo (en 2018 no se ha clasificado), siendo otro chico como el joven sevillano Gabi Castro el que también ha participado y este año repite de nuevo en los Games.

Un sueño muy caro

A la valenciana, que desde septiembre del 2017 entrena y trabaja como ‘coach’ en el box valenciano ‘NEXO CrossFit’ (Carrer de l’Arquebisbe Fabián y Fuero, 21, 46009 València), le supone un enorme esfuerzo llegar hasta donde ha llegado.

Primero de todo físico y psicológico, con una preparación exhaustiva para evitar lesiones y sacar el máximo rendimiento de su cuerpo en cada una de las competiciones y pruebas a las que acude, y por supuesto en los wods clasificatorios camino a los CrossFit Games.

Pero ahora entra en juego el aspecto económico, llevando gastados hasta la fecha unos 2.500 euros entre viaje a Estados Unidos y alojamiento para participar en la cita que, del 1 al 5 de agosto, volverá a acoger Madison, concretamente en el Alliant Energy Center.

Allí los deportistas como Elia descubrirán a lo que tienen que enfrentarse, toda vez que la organización no desvela, incluso hasta minutos antes del comienzo, en qué consiste cada uno de los ejercicios a realizar.

Sus ahorros y la iniciativa que ha sacado delante de vender camisetas conmemorativas de su gesta, que sirven para que la gente pueda darle su apoyo y demostrarle su confianza, además de ayudarle a costear todo lo que rodea su participación en uno de los eventos más importantes en el deporte mundial, van a paliar en parte el agujero económico que supone acudir a los Games.

Pero a estas alturas, y con todo lo que ha tenido que pasar Elia para llegar hasta aquí, nada ni nadie va a frenar el ímpetu de la valenciana.

Un sitio entre los mejores

Su debut en los CrossFit Games supondrá el estreno, por primera vez, para una española y valenciana, y a Madison llegará como la tercera mejor del mundo en la clasificación de Masters +35. “Mi ilusión sería, como mínimo, mantener esa plaza y meterme en el pódium”, afirma Elia.

Sería increíble, un sueño, pero al mismo tiempo soy consciente de que son los primeros Games para mí y que son 5 días de competición, algo totalmente diferente para mí”, añade la reina española del CrossFit.

Para ello entrena y se cuida al máximo, mente y cuerpo en el mejor estado de forma posible para la gran cita del año en Estados Unidos. No quiere conformarse y mira con ambición hacia Madison, pero pase lo que pase “estaré contenta si he conseguido dar todo de mí y he obtenido la mejor plaza posible”.

La reciente aparición en los Regionales de Madrid, donde además de su categoría también compitió contra deportistas más jóvenes hasta alcanzar una gran 11ª plaza en la clasificación final, le ha servido para coger más confianza.

“Mi objetivo era clasificarme en la categoría de Masters +35 para los Games, que lo conseguí, pero además mi puntuación era muy buena en la categoría Individual y fuí a intentarlo por esa vía también. A nivel personal y de atleta, tener la oportunidad de volver a ir a un Regional era algo importantísimo para mí”.

Un refuerzo para su autoestima y manera de prepararse dada la competitividad existente. “Con más edad que la mayoría de las atletas, seguir pudiéndote medir con gente muy fuerte a nivel mundial me vino muy bien y motiva”, nos cuenta Elia, que al mismo tiempo reconoce tomar nota del bajón físico que sufrió al tercer y último día de competición.

 

Se quitó un peso de encima en muchos sentidos, también en el apartado psicológico volviendo a unos Regionales tras lo ocurrido hace años. “Tenía dudas de saber cómo iba a reaccionar la gente, tuve muchos haters después de lo que pasó y me había creado antes del Open una presión en mi cabeza que necesitaba gestionar bien”. El balance es bueno y su puesto número 11 de Europa en el Regional, siendo la mejor española y la segunda mejor europea, habla a las claras de que ha vuelto mejor que nunca.

De esta experiencia también he aprendido, para dosificarme mejor en los Games”, confiesa.

Hasta esa fecha, que se va acercando de forma inexorable, Elia nada, corre y hasta rema en jornadas de entrenamiento que incluyen Triatlón Sprint. No sabe al 100% lo que se va a encontrar en Wisconsin, pero mientras combina su preparación con las clases a alumnos tiene claro que le pongan lo que pongan por delante, ella va a dar lo mejor de sí misma a nivel físico y psicológico para seguir siendo un ejemplo para todos aquellos amantes del CrossFit que alucinan con sus gestas.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies