Foto principal: Irene Morales Photography

El ciclismo es un deporte que se mantiene vivo durante los 12 meses del año, con un gran número de competiciones, especialmente en carretera, aunque hay muchas otras especialidades que poco a poco van teniendo una mayor cabida y visibilidad para el público menos familiarizado.

El ciclocross, el BMX, el BTT o la pista son cuatro disciplinas que con el paso del tiempo van creciendo, lo que está permitiendo que varios corredores de la Comunitat Valenciana estén compitiendo a nivel internacional. Salen a dar guerra en cada carrera, teniendo en los velódromos cada vez más corredores formados en las categorías inferiores del ciclismo valenciano.

Entre los ciclistas que han decidido decantarse por esta disciplina se encuentra Iker Bonillo (2003), que desde que pudo probar la pista quedó encantado y trabaja duro cada día para mejorar su rendimiento. El corredor de Silla, criado en una familia que vive con intensidad el ciclismo, disfruta de lo lindo de este gran deporte en el que empezó con la escuela Bonillo Team, junto a Ainara Albert, de su misma edad.

Ainara Albert, la ciclista valenciana que progresa a pasos agigantados en el pelotón español

Siempre ha mostrado su gran pasión por salir en bicicleta y poquito a poco ha ido dando pasos de gigante en las categorías inferiores. Tras su periodo en las escuelas, donde siempre era firme candidato a la victoria, pasó a cadetes para enrolarse en el Giménez Ganga. Siendo de primer año ya plantaba batalla a los mayores de la categoría, además de trabajar para sus compañeros de equipo.

Ainara Albert e Iker Bonillo en sus inicios

En esta temporada, con más experiencia en las piernas, ha demostrado que tiene un don para las pruebas de pista. El pasado fin de semana el Luis Puig acogió el Campeonato Autonómico, donde volvió a demostrar sus condiciones sobre el velódromo que le catapultó a conseguir seis oros en las seis pruebas que compitió -compaginó fondo con velocidad-.

Los títulos de persecución individual, velocidad individual, keirin, scrach, madison y los 500m tienen su nombre grabado para la historia. Su lectura de las carreras y la chipa que tiene en sus piernas le están permitiendo ganarse un nombre desde muy temprana edad.

«Hay que intentar descansar lo máximo posible entre pruebas y hacer un buen calentamiento«, revela su principal secreto a YSN. Toda una hazaña para un ciclista que a partir del día 30 tiene el gran reto de sentenciar la Copa de España. 

«Me veo bien, cada vez con más chispa y ritmo de carrera«, asegura tras firmar un autonómico sensacional. Precisamente la prueba de este sábado coincidirá con el XIII Trofeo Fundación Deportiva Municipal de Valencia – Escuelas de ciclismo y Féminas que albergará diferentes carreras de carretera en los alrededores del velódromo.

Se espera que venga bastante gente. Es algo muy bonito de ver y es divertido, una buena forma de pasar la tarde«

Una vez más, este escenario acogerá la gran cita nacional que pondrá fin a esta competición antes de que se celebre el Campeonato de España que se celebrará del 19 al 21 de abril en Tafalla (Navarra), su gran objetivo de la temporada de pista. Sin embargo, prefiere ir poco a poco y no poner la vista en lo que sucederá dentro de varias semanas.

Francesc Vercher e Iker Bonillo, campeones autonómicos de Madison / Irene Morales Photography

La selección española se fija en él

Una vez finalice la campaña en los velódromos regresará a la carretera, donde este año ya ha vencido en Murcia y ha firmado grandes puestos en la Vuelta Internacional a Gandía, siendo 4º y 8º en las etapas disputadas. Unos registros que hablan por sí solos de la labor que está haciendo desde que se aventuró en el ciclismo, aunque sabe que lo más importante no es como empieza sino como acaba.

Además, su buen rendimiento le ha permitido recibir la llamada de la preselección española para participar en el Festival Olímpico de la Juventud en Bakú (Azerbaiyán), al igual que Ainara Albert. «Estoy muy contento. Se nota que el trabajo que estás haciendo lo estás haciendo bien«. Representar a la selección española en un campeonato internacional es algo que le hace especial ilusión por todo lo que significa.

Iker Bonillo durante el Campeonato Autonómico / Irene Morales Photography

Para el futuro, ¿pista o carretera?

Cuando tuvo la oportunidad de entrenar por primera vez en el velódromo quedó anonadado y sigue disfrutando, viajando por toda España en busca de seguir creciendo. «La pista es mi modalidad porque soy bastante pesado para el ciclocross. La pista es ideal para aprender a colocarse en el pelotón cuando sales a la carretera«.

Tener grandes referentes en la Comunitat como Sebastián Mora, Ricardo Ten o Alejandro Martínez Chorro hace que el corredor del Giménez Ganga quiera seguir sus pasos y ganarse un hueco entre ellos. Todavía es muy joven, pero sabe que en el futuro podría dedicarse a la pista, aunque la carretera también le apasiona.

Es un deporte muy bonito de ver y da muy buena sensación seguirlo. Es bastante más entretenido de lo que la gente que no lo sigue puede pensar«

En la actualidad hay corredores que se dedican únicamente a una especialidad, pero en los últimos años se está viendo como participar a alto nivel en ambos escenarios puede ayudar al crecimiento del ciclista. El ganador del último Tour de Francia Geraint Thomas (campeón olímpico en 2008 y 2012), Elia Viviani o Mark Cavendish son algunos ejemplos de ello.

Iker Bonillo posa junto a los maillots de campeón autonómico y campeón de la challenge

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies