>

Mientras se disputa la Vuelta a España, en el circuito permanente de Le Mans se celebraban las 24 horas de ciclismo, en la misma pista donde tiene lugar MotoGP.

La carrera es la meca del ultraciclismo, con 540 equipos en pista y donde participan únicamente 80 solitarios.

La ciclista de Bocairent era la primera española en correr en Le Mans este desafío en solitario, enfrentándose a la incertidumbre de correr en una pista nueva y frente a rivales desconocidas. Pero la experiencia de María José Silvestre, que es subcampeona de España de la especialidad con 53 años, le ha servido para ganar una carrera que se ha luchado desde el primer minuto.

La estrategia y la táctica para eliminar rivales

La espectacular salida tipo Le Mans, con los ciclistas corriendo hasta sus bicicletas inició las hostilidades desde el primer minuto. Silvestre se fijó como objetivo una prueba de marcaje con la favorita Gina Cleere, ganadora de las dos últimas ediciones. El calor, con cerca de 34 grados, favorecía a la española, que vio como “la inglesa consumía muy deprisa las reservas de agua”.

Los cuatro bidones que llevan los solitarios fueron muy bien gestionados por Silvestre, que a las seis horas ya iba en cabeza con dos vueltas de ventaja. La francesa Anne Sophie Monfort no supo controlar el esfuerzo y también se vio rezagada. María José Silvestre iba primera, rodando más rápido que sus rivales, pero quedaban todavía 12 horas de carrera.

“Te puede pasar de todo, en estas pruebas no hay nada seguro. Verte en una caída, tener un bajón de energía o un corte de digestión, sin contar con los problemas mecánicos”, apunta la valenciana. Pero sin cometer errores poco a poco la ventaja iba aumentando.

María José Silvestre siguió con su táctica de rodar en grupo y aumentar su diferencia. Al final, Monfort perdió más de 20 vueltas y la victoria se daba por segura a falta de dos horas. Pero quedaba la posibilidad de marcar un nuevo récord personal por encima de los 600 km. En un esfuerzo agónico, y ya rodando sin energías, Silvestre se quedó sin agua en las últimas tres vueltas.

La decisión de la ganadora fue drástica. “No parar en boxes y perder los dos minutos por vuelta aunque me asfixiaba por el calor y el esfuerzo, pero al final he completado 636 km con 28 vueltas de ventaja sobre la segunda. Una gran marca, superior a los años anteriores en los que nadie llegó a los 600 km».

El resultado es de tal magnitud que con su registro Silvestre hubiera quedado en la posición 23ª entre los hombres. Una carrera durísima en la meca de la resistencia.

Esta gran hazaña deportiva queda vinculada en el circuito que es una de las catedrales del motor. La valenciana reconoce que “he subido al mismo podio que lo han hecho Alonso, Márquez o mi vecino Nico Terol. Hemos trabajado mucho durante todo el año, ahora dejaré de lado la bicicleta durante unas semanas para recuperarme”.

María José Silvestre, Bocairent (53 años), ha sido la primera española en disputar las 24 horas de ciclismo de Le Mans en solitario, y ha conseguido la victoria en la primera participación.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies