Melisa Gómiz, ciclista campeona de España: “Parece que debe haber una tragedia para que se actúe”
Más +

Melisa Gómiz, ciclista campeona de España: “Parece que debe haber una tragedia para que se actúe”

Banner-Hidraqua

Mientras se sacude el cajón de los recuerdos o se hurga en la memoria, las vivencias de la joven alicantina levantan el polvo de una historia que aún está por escribir.

Y es que, a sus 16 años, Melisa Gómiz ha hecho gala de su esfuerzo, su motivación y su constancia para comenzar a trazar las primeras línea de una carrera deportiva que ya está bañada en oro.

Pregunta. Lleva sin bajarse del sillín de su bicicleta desde niña. ¿Cómo se inició en este deporte?

Respuesta. Empecé con 6 años en la escuela de ciclismo de Almoradí. Me llamó la atención porque se trataba de un deporte que me mantenía ocupada dos días por semana, y algún sábado o domingo en las carreras.

Recuerdo con especial cariño aquella etapa, ya que, aunque solía llegar de las últimas, era todo un logro poder competir con chicos y demostrar que el deporte no entiende de género.

P. ¿Algún culpable en especial de que tras varios años siga pedaleando y, además, subiendo al podio en los mejores campeonatos españoles?

R. Los principales culpables son mi familia, mis padres por apoyarme desde el principio y mi hermano por enseñarme muchas cosas de este precioso deporte. Siempre han estado ahí, pero las amistades que se crean con los años también colaboran; me enseñan a valorar las pequeñas cosas y me apoyan cuando más lo necesito.

ciclismo

P. Habituada a competir semanalmente por los pueblos de Alicante ¿cómo se abre una camino en el pelotón español?

R. Hasta que no cumplí los 13 años estuve corriendo en la liga de escuelas de la Comunidad Valenciana y participando en alguna que otra carrera. Además, tuve la suerte de ganar la primera Copa de España que cursé como cadete de primer año y que me dio un plus de motivación para seguir trabajando, tanto en ruta como en pista.

La temporada pasada fui la ganadora de la Copa España Cadete de ruta y pista y, asimismo, gané cuatro maillots en el Campeonato de España de pista. Este año he pasado a la categoría de juniors, y he entrado a las filas del equipo Biorracer-Elmet con el objetivo de seguir aprendiendo y progresando como ciclista.

P. Tras toda una vida defendiendo los colores de su ciudad, decide poner fin a una larga y exitosa etapa con el Club Ciclista Almoradí para unirse a las filas del Biorracer-Elmet. ¿Qué hecho o circunstancia propició esta decisión?

R. Mi mejor amiga, que ya estaba en el equipo, me acabó de convencer. Un año antes ya me habían intentado fichar, pero como estaba en la categoría cadete no veía necesario tener equipo. Este año, con el cambio de categoría, vi más necesario tener un equipo en el que pudiera aprender y disciplinarme para años futuros.

Cuando pensaba en entrar a algún equipo, imaginaba un buen ambiente y confianza con todos, pero no pensaba que llegaría a sentirme tan a gusto y encontraría una compañía perfecta, tanto de técnicos, de directores y de compañeras.

P. Con apenas 16 años, pliega las maletas y pone rumbo a la localidad vasca de Berango para dar un paso al frente en sus aspiraciones. El que quiere algo, algo le cuesta…

R. El ambiente que hay en el equipo es como el de una gran familia, en la que si tienes un momento de debilidad te apoyan hasta que vuelves mas fuerte que antes. Compaginando los estudios, los entrenamientos y las carreras todo es fácil, tienes que organizarte y confiar en ti para que todo salga hacia delante.

P. Allí conoce a una infinidad de deportistas que ya llevan varios años trabajando para reinar en la élite nacional. ¿Cómo Melisa Gómiz se adapta tan rápido y se hace hueco en un club tan prestigioso?

Los resultados obtenidos el año pasado me abrieron las puertas de un club que me invitó a una vuelta, que me permitió conocer toda su estructura y metodología.

ciclismo

P. Campeona de la Copa de España de Ciclismo en la categoría cadete, entre otras, ¿qué cree que hace falta para pelear con fundamento por el podio en una gran vuelta?

R. Trabajo, las cosas no caen del cielo y menos en un deporte tan duro como este. Tienes que entrenar, cuidar la alimentación y descansar debidamente. Si tienes la forma física, tienes muchas oportunidades de ganar, pero también hace falta ser fuerte mentalmente y humilde.

P. A este triunfo le siguen otros muchos que acaban con el mismo final: medalla de oro, plata o bronce. Parece que se las va turnando con sus rivales…

R. (Risas) La verdad es que lo puede parecer, ya que el año pasado fue una temporada muy completa.

P. Además, por si no es suficiente, la Universidad Miguel Hernández de Elche la ha elegido para entrar en su Programa Promesa. Otro gran paso.

R. Es un placer formar parte de este programa en el que realizan varias pruebas para mejorar mi rendimiento, y me facilita la entrada a la universidad. Además, me pagan el primer año de carrera. El apoyo nunca está mal, y en este deporte aún es más necesario en algunos casos.

ciclismo

P. Como demuestran mensualmente los números, está dando de sí lo que puede y más, pero parece que hay gente que no respeta los derechos y la integridad del ciclista…

R. De momento me estoy adaptando a la categoría, los resultados ya vendrán. Pero para esto tengo que entrenar por la carretera, por la que tengo el mismo derecho que todos los coches a ir.

Me indigna pensar que algún día entrenando me pueda atropellar un coche y a lo mejor ni lo metan en la cárcel, o simplemente ni lo pillen porque se ha dado a la fuga.

Llevo precaución en todos mis entrenamientos pero eso no es suficiente, el miedo es real, el que tengo yo y el que tienen muchos ciclistas debida a esta situación tan vergonzosa.

ciclismo

La terrible experiencia sobre su bicicleta

P. Ante tantos accidentes, por desgracia, ya estará acostumbrada, pero, ¿cómo reacciona cuando se entera que un conductor ebrio ha atropellado y ha causado la muerte de alguno de sus compañeros?

R. Con mucha indignación y miedo, ya que piensas que un día te puede tocar a ti, o a un familiar o un amigo.

Uno ya se acostumbra a que día tras otro den noticias de que han atropellado a un ciclista, y que el gobierno no haga nada al respecto. No somos ciclistas, somos vidas con familias y amigos, y esta vida no debería de peligrar en cada entrenamiento.

P. Ahora, tras el incidente que se produjo la semana pasada en Oliva, las autoridades ya han puesto en marcha varios planes que garanticen más seguridad a los ciclistas. Parece que tiene que haber una desgracia para que se actúe…

R. Parece que la gente no se moviliza hasta que no pasa nada grave (en este caso la muerte de tres ciclistas). La indignación en las redes hace que lo publiquen en televisión y en ese momento ya se entera todo el mundo. Pese a que somos una comunidad bastante grande, se preocupan muy poco por nosotros.

Necesitamos más seguridad, más concienciación social y más educación, que se debería impartir en autoescuelas, colegios e institutos.

ciclismo

P. Tras recorrer a golpe de pedal más de un millar de kilómetros, ¿ha vivido alguna situación peligrosa sobre su bicicleta?

R. Situaciones peligrosas tenemos casi todos los días, debido a que ni la mitad de los coches que adelantan no respetan el 1,5 m de seguridad.

La situación más peligrosa que he tenido fue el año pasado, iba entrenando con una compañera y un coche adelantó en una zona que casi que no podía a una velocidad muy elevada, yo le grité una palabra obscena porque me sentí muy indignada.

El coche frenó en seco y el conductor salió a agredirme. Sentí mucho miedo y me fui rápido de ahí. Se montó al coche y me persiguió hasta (casi) atropellarme. Me fui muy asustada por otra calle, al estar en mi pueblo me metí entre calles que conocía y no pudo perseguirme.

P. De esta manera, ¿cree que cada vez que salen a entrenar o a competir ponen en riesgo sus vidas?

R. Sí, parece que nuestra vida está continuamente bajo amenaza. Más en los entrenamientos que en las carreras, porque en las carreras solemos llevar mucha seguridad de la que se encargan las organizaciones, aunque en cualquier caída que caigas mal pones en riesgo la vida.

Seguimos pidiendo respeto por nuestros derechos, y no vamos a desistir.

Banner-Hidraqua

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies