Él es Nacho Gil Delgado, un especialista en mariposa que sigue disfrutando de lo lindo en el agua a sus 37 años y al que le preocupa mucho lo que suceda dentro de la piscina, sabedor de las dificultades que supone enfrentarse a gente más joven que él. Pese a ello tiene muy claro que no quiere retirarse, puesto que él se encuentra muy a gusto practicando este deporte.

No es para menos, ya que cuando sale de competir va saludando a todo el mundo. Se relaciona muy bien con la gente, participa en la Cofradía con las personas mayores, en la Semana Santa…

Él es muy autónomo, no necesita ni a nada ni a nadie. Es súper capaz de saber lo que tiene que llevar en su mochila, no deja que nadie se la toque. No le gusta que nadie le diga lo que tiene que hacer”, cuenta su entrenador Fermín García.

Con apenas dos añitos ya comenzó a nadar en Villena por recomendación de un médico y ahora es todo un referente. Lleva más de 15 primaveras compitiendo con el Club Natació Godella, pese a que entrena en Elda. Fermín y la familia de Nacho se comunican constantemente para preparar la planificación, especialmente cuando se acercan las competiciones.

El Club Natació Godella apostó por la adaptada desde sus inicios

A finales de los ochenta eran una sección del Valencia CF que desapareció, por ello decidieron crear el Club Natació Godella y lo primero que hicieron fue participar en campeonatos con personas con discapacidad intelectual. A continuación nació el equipo de Waterpolo, que actualmente compite en la segunda división española. Posteriormente llegaría la natación convencional, la sección de artística, anteriormente denominada sincronizada…

La entidad godellense cuenta con una sección de adaptada en la cual entrenan siete nadadores con el handicap de que en sus respectivos trabajos les permitan cogerse unos días para poder competir en las pruebas nacionales e internacionales. De lo contrario les toca pedir días de vacaciones para poder viajar…

Uno de los aspectos en los que se está trabajando es que personas como Nacho puedan transmitir sus conocimientos a la gente que quiere recibir clases pero por el momento solo hay voluntad por parte de los políticos… ahora faltan los hechos. “Estaría fenomenal que se pudieran adaptar cursos curriculares para que él pudiera acceder a una titulación y poder trabajar como entrenador”, cuenta Fermín.

Otro de los grandes problemas con los que se encuentran es con la ausencia de los síndrome de Down en los Juegos Paralímpicos, un problema con el que llevan tiempo trabajando pero desafortunadamente sigue sin ver solución. Con ello las ayudas económicas se reducen una barbaridad hasta tal punto de tener que quedarse sin competir. “El año pasado por falta de dinero no pudimos ir a Canadá a un Campeonato del Mundo y eso es lo que me duele”, cuenta Pedro Gil, padre de Nacho.

El problema que viven los clubes de deportes adaptados podemos encontrarlo representado en la película Campeones que medio año después de su estreno sigue produciendo un fenómeno social. “Me gustaría que hicieran todos los meses una película de Campeones de diferentes centros y situaciones de gente que no tiene un duro hace que los chavales puedan hacer deporte. La gente se iba a sorprender”, apunta Fermín García.

El año pasado por falta de dinero no pudimos ir a Canadá a un Campeonato del Mundo y eso es lo que me duele”.

El hombre récord

Nacho es una persona muy admirada por todos aquellos que le rodean, muy trabajador e implicado en las funciones que le permiten desarrollar. De todo ello hay un aspecto esencial y es el amor de sus padres para conseguir que pueda disfrutar de su deporte favorito. Otras padres con una situación similar prefieren quedarse en una cafetería o en un bar jugando a las cartas y no llevar a sus hijos, lo que les impide relacionarse.

Pedro se ha recorrido un gran número de países para apoyar a Nacho y permitirle cumplir su sueño de competir en pruebas internacionales. Los entrenamientos diarios, los desplazamientos… todos estos esfuerzos están mereciendo la pena y pese a que los años van pasando y cada vez es más complicado luchar por las victorias, su empeño y dedicación le permiten continuar dando guerra en cada competición que disputa. Además de nadar en piscina cubierta, también suele hacer travesías.

En 2016 regresó de Florencia con 8 récords de Europa y uno mundial en su categoría Máster 2, en los Trisome Games (Juegos de la Trisomía). Fue una cita especial que le ha permitido coger fuerzas para continuar luchando por sus nuevos desafíos. Él tiene claro que todavía queda Nacho para rato.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies