Con Rafa Valls otra vez machacado por la mala suerte, las caídas y las posteriores lesiones y con Rubén Plaza viviendo sus últimos años como profesional en el Israel Cycling Academy, un equipo sin licencia World Tour, todo el peso del ciclismo valenciano para esta próxima edición de La Vuelta a España, que arranca este sábado 24 de agosto y se prolongará hasta el próximo domingo 15 de septiembre, recaerá sobre los hombros de Óscar Cabedo (Onda, 12 de noviembre de 1994).

Un corredor que disputa su segunda gran vuelta por etapas, y que buscará en las carreteras nacionales su primer triunfo como profesional.

A bordo del modesto Burgos BH, Cabedo debe ser una de las puntas de lanza del equipo, uno de esos corredores que deberán moverse con inteligencia en las muchas jornadas de media montaña que presenta una edición de La Vuelta a España marcada por algunas ausencias significativas.

Tales como el ganador del último Tour, Egan Bernal, el segundo clasificado del año pasado, el joven Enric Mas o los lesionados Tom Dumoulin y Thibaut Pinot, corredores que podrían haber acudido a la ronda española, pero que finalmente no estarán en la salida este sábado.

A por su primera etapa

Cabedo, que acabó en el puesto 86 la última Vuelta a España, ya dejó muestras de su clase en la cuarta etapa. Supo filtrarse en la fuga buena del día y estuvo siempre donde tenía que estar, sin embargo, le faltaron piernas para poder levantar los brazos en la meta de Alfacar, donde acabó en una brillante séptima posición, sobre todo si tenemos en cuenta que por delante suya entraron ciclistas totalmente consagrados como Ben King, triunfador del día, Pierre Rolland o Luis Ángel Maté.

El ciclista de Onda, además, tiene una dura historia tras de sí, pues perdió a su hermano Víctor, también ciclista, en un terrible accidente de tráfico allá por el año 2012, cuando éste formaba parte del equipo Euskaltel Euskadi y se encontraba entrenando en la provincia de Castellón.

Aunque Víctor, por esa terrible desgracia, no iba a poder conseguir el sueño de labrarse una trayectoria profesional como ciclista, en eso anda ahora su hermano Óscar, quien ha reconocido más de una vez que cada pedalada que da va dirigida para Víctor Cabedo.

Sin embargo, además de la presencia de Óscar Cabedo, esta Vuelta a España va a ser muy valenciana en lo que al recorrido se refiere, pues hasta siete etapas transcurren por carreteras de la Comunitat, donde habrá terreno para todo tipo de corredores.

Un recorrido muy valenciano

La salida tiene lugar en Torrevieja con una contrarreloj por equipos corta que dejará la clasificación general muy apretada. El segundo día, los corredores irán de Benidorm a Calpe donde afrontarán un recorrido sinuoso y con un final marcado por el Alto de Puig Llorença.

La tercera y la cuarta etapa serán algo más sencillas, con sus respectivos finales en Alicante y El Puig, dos jornadas más asequibles para los velocistas, mientras que la quinta, aunque con final en Javalambre (Aragón), la aproximación será desde L’Eliana.

Por último, la sexta y la séptima también tendrán color valenciano. La primera de ellas con un bonito y revirado final en Ares del Maestrat, un puerto de tercera categoría, antes de afrontar el ya clásico final en Mas de la Costa, una etapa que partirá, precisamente, desde Onda, el municipio natal de Óscar Cabedo y una etapa a la que seguramente ha puesto una cruz. La jornada cuenta con cinco puertos de montaña y ese espectacular final de rampas imposibles.

En definitiva, una Vuelta muy valenciana, con muchos alicientes y donde prácticamente toda la afición podrá salir a la calle y disfrutar de ver rodar y competir a los mejores corredores del mundo.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies