Un deporte que cada año aglutina a más personas para disfrutar de esta maravilla. Unos empiezan en escuelas, siendo muy pequeñitos, y otros arrancan a edades más avanzadas como es el caso del valenciano Raúl Ballester, triple medallista europeo y doble campeón de España en categorías master.

El ciclista de Benifaió decidió aventurarse en esta disciplina después de que sus amigos le convencieran. Solía practicar snow pero desafortunadamente le tuvieron que operar de la columna, de modo que el médico le recomendó que “no hiciera bicicleta”, a lo que él se negó. Fue a partir de ahí cuando quiso dedicarle más tiempo porque sentía verdadera vocación por ello y cambió su mentalidad con siete entrenamientos semanales.

No es un corredor que siga unos métodos muy estrictos de preparación, sino que le encanta disfrutar del deporte, siempre rodeado de amigos porque afirma que para salir solo mejor hace rodillo. Esta mentalidad le ha llevado a ganarse el cariño de la gente y ser considerado como todo un referente del ciclocross en las categorías master, donde viene de cuajar una excelente actuación en el Campeonato de Europa Master 40-44 celebrado en Holanda.

Era la primera vez que le situaban en la segunda fila de la parrilla, algo fundamental para poder estar cerca de los puestos delanteros durante los primeros metros. El ciclocross, a diferencia de la ruta, es una modalidad en la que comenzar delante supone una gran ventaja porque se compite en un circuito donde generalmente no caben muchos corredores en paralelo y por tanto es más complicado adelantar. Además de que es un esfuerzo más explosivo.

Esta salida le permitió ser cabeza de carrera durante un tiempo hasta que el también español Agustín Navarro y el británico Paul Oldham le cazaron. En la última vuelta un enganchón en la arena provocó que perdiera unos valiosos segundos que luego no pudo recuperar y se tuvo que conformar con el bronce. De esta manera conseguía su tercer metal continental.

La arena del trazado del Campeoanto de Europa 2018, donde Raúl Ballester acabó tercero

Después de recoger la medalla, los aficionados, allí presentes, se acercaron para pedirle fotos. “Te halaga, es bonito”, cuenta a YSN. Es una sensación que también vivió al ganar dos campeonatos de España en los que los niños le pedían que les firmara el dorsal o fotografiarse con el portador del nuevo maillot. “Es una sensación emocionante”.

El ciclocross crea un ambiente entrañable

Una de las grandes virtudes de las pruebas de ciclocross es que pueden reunir a todos los participantes de la modalidad en un solo circuito, lo cual fomenta el buen ambiente entre ellos. “Engancha porque es divertido, te lo pasas bien, ves las carreras, disfrutas de las otras categorías y encima es como una familia”.

En su estancia en Holanda se sintió muy arropado por el público que vive este deporte con mucha intensidad al igual que sucede en el País Vasco, donde siempre ha habido una afición volcada. “Allí la gente no solo va a correr, también a verlo. Se nota que les encanta, lo tienen como una cultura, aquí la mayoría son familiares”.

Es divertido, te lo pasas bien, ves las carreras, disfrutas de las otras categorías y encima es como una familia»

En apenas un mes podrá correr la Copa de España en Valencia, última de esta edición tras tres pruebas en el norte. «Viene toda tu familia, amigos… es bonito que hagan el esfuerzo por traer esta carrera porque sé que vale mucho dinero. A Amadeo Olmos (presidente de la FCCV) le encanta el ciclocross y hace un esfuerzo enorme”. Con todo ello querrá lucirse ante su público el 16 de diciembre en el Jardín del Túria.

Raúl Ballester, proclamándose Campeón de España 2017 en Valencia / Rueda Lenticular

Un ciclista que entrena por diversión

Es bastante autónomo a la hora de prepararse para las competiciones porque entrena por libre y no sigue ninguna dieta especial. El año pasado se compró un pulsómetro por primera vez y apenas le está dando uso. “Yo entreno con mis amigos, solo no salgo, ya sea a pie o en bici. Me gusta ir hablando, no tengo días de series ni nada”. Cuando sale los fines de semana es con parada para el almuerzo.

Lleva seis años de dedicación máxima, entrenando cada día para poder mejorar y superarse a sí mismo en todas las carreras. “Si paro es porque el trabajo no me deja entrenar. Aunque sea media hora de rodillo la hago”.

El problema, al igual que muchos otros ciclistas, lo encuentra cuando se topa con algún conductor que no es consciente de que en 1,5 metros hay una vida. “En todas las salidas tenemos un susto porque suele haber alguno que pasa rozando. Deberían endurecer las penas”.

Ante las quejas de los vehículos, él es partidario de dirigirse a los conductores diciéndoles: “Piensa que yo soy tu nieto o tu hijo, seguro que te apartas más. Si todos pensáramos así seguro que se trataría mejor a las personas que van en bici”.

Piensa que yo soy tu nieto o tu hijo, seguro que te apartas más»

Criarse en un entorno deportivo ha condicionado su pasión por probar diferentes disciplinas porque una vez acaba la temporada de ciclocross comienza su campaña en el trail, una modalidad que le encanta practicar de febrero a septiembre. “Es una forma de cambiar y despejarse”. De esta manera se mantiene en forma durante prácticamente todo el año.

Raúl Ballester disputando una carrera de trail / AMFO Enguera

Otra de las características que más le gusta es que «siempre viajas en equipo«, con amigos que ejercen las diferentes funciones necesarias para que pueda competir. Todo ello ayuda a fomentar un mayor vínculo de unión entre los diferentes miembros que cada año tienen más anécdotas que contar. “Mi cuadrilla es el deporte, sea de trail o de bici”.

Atesora una trayectoria sensacional, acumulando varias temporadas de mucho bagaje en sus piernas y el próximo 1 de diciembre competirá en el Campeonato del Mundo de Bélgica, en el que sabe que con el trabajo le costará compaginar los entrenamientos pero así llegará “más descansado”.

El circuito, marcado por su gran cantidad de arena le espera y en él deberá correr a pie durante gran parte del mismo, un aspecto que tiene muy trabajado, así que igual en las próximas semanas vuelve a ser protagonista internacional. El tiempo lo dirá.


Foto principal: Irene Morales Photography

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies