>

Banner-Hidraqua

Del atletismo al sóftbol 

Sara Marcos nació en Valencia el 14 de diciembre de 1998. Desde pequeña le ha apasionado el mundo del deporte, así que decidió apuntarse al atletismo, afición con la que pasó 10 años de su vida.

A pesar de que recuerda esta época con mucho cariño, Sara se lo dejó hace tres años para comenzar a practicar algo totalmente diferente.

Todas las etapas tienen un comienzo y un final. Yo sentí que ese año era el final y así fue. Me quedo con todos los buenos momentos y con las personas que he conocido”.

Sara sabía que unas amigas suyas estaban jugando a algo parecido al béisbol, pero ni si quiera conocía el sóftbol: “Investigando descubrí el Club Sofbol Fènix València, y me decidí a probar”.

Se trata de una derivación del béisbol, en la que se juega en un campo más pequeño pero con un bate y una bola más grande, además de haber algunas otras variaciones en las normas del juego.

IMG_6292

Una breve pero intensa trayectoria

Sara disputó el Campeonato de España en la categoría Juvenil en su primer año practicando el sóftbol. Consiguió ser la quinta mejor bateadora del Campeonato, así que al año siguiente ya estaba jugando en Primera División.

También fue convocada por la Selección Valenciana para competir de nuevo en el Campeonato de España, donde esta vez sus cualidades en el terreno de juego le llevaron a conquistar el título de mejor bateadora. Un crecimiento imparable para esta joven deportista valenciana.

Este año volverá a disputarlo en la categoría Juvenil en abril, y a actuar en Primera División en julio con el objetivo de llegar lo más lejos posible: “Queremos ganar, pero sobre todo disfrutar y crecer como equipo”.

IMG_6290

Momento de felicidad junto a sus compañeras tras ser elegida la quinta mejor bateadora de la competición

Un futuro incierto

El sóftbol se trata de un juego que en España es muy poco conocido, pero Sara tiene la esperanza de que con el paso del tiempo pueda desarrollarse tanto como en Estados Unidos, país en el que es muy practicado.

En general vivir del deporte, sino te dedicas al fútbol y eres hombre, es difícil. Y más todavía del deporte femenino y minoritario en España. Si llegara el momento de irme a Estados Unidos, no me importaría”.

Pero de momento, la joven valenciana está estudiando su primer año de Ciencias Ambientales y lo compagina como puede con su pasión: “Sarna con gusto no pica, ¿no? Aunque sea difícil llevar ambas cosas hacia delante, lo hago muy contenta. Estoy acostumbrada porque llevo muchos años entrenando”.

IMG_6289

Sueña con que todo este esfuerzo algún día tenga su recompensa, y pueda triunfar como bateadora: “Hay muchas atletas, nadadoras o gimnastas que son realmente increíbles y que han trabajado muchísimo para llegar donde están. Ellas son mi referente”.

Sara está tan a gusto practicando el deporte que ama que no concibe un futuro de otra manera: “Disfruto mucho de lo que hago. De momento no me veo en otro sitio que no sea en mi club”.

IMG_6288

La deportista decidió cambiar el rumbo de su afición cuando así lo sintió: del atletismo al sóftbol en un verano. Se lanzó a por lo que quería y, aunque era algo totalmente desconocido para ella, ahora es un vicio del que no se puede desprender.

El problema es que nos da mucho miedo lo que no conocemos. No perdía nada por intentarlo, y hoy en día puedo afirmar que no me arrepiento de nada. Estoy muy feliz haciendo lo que hago y, sobre todo, con quien lo hago”.

Banner-Hidraqua

 

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies