El ciclista de Vila-Real acaba de proclamarse campeón de Europa en la modalidad de scratch y mientras busca la plaza para Tokio 2020 repasa sus sensaciones de cara a esta importante temporada, así como valora la importancia que tiene en su deporte el material, las bicicletas, los cascos… todo.

Sebastián Mora conquista el oro en el Campeonato de Europa

Orgulloso, feliz y contento, Sebastián Mora (Villarreal, 19 de febrero de 1988) puede presumir ya de ser tetracampeón de Europa, un hito espectacular que lo consolida como uno de los mejores ciclistas españoles de la historia. Pero no contento con ello, este mismo jueves pone rumbo a la Copa del Mundo de Minsk, donde estará junto a su compañero de fatigas habitual, el balear Albert Torres, ya que ambos están metidos de lleno en la carrera olímpica por estar en Tokio 2020.

Digerida ya la satisfacción de lucir el maillot de campeón de Europa, Mora pone el foco en los pequeños detalles con los que se compite a día de hoy en el ciclismo en pista.

“Se mide todo, se cuantifica todo, se busca mejorar cualquier milésima. Un pequeño detalle que pases por alto te hace pasar de ser oro a terminar cuarto”, reconoce a Yo Soy Noticia el deportista valenciano, quien explica, en pocas palabras, que el ciclismo en pista es un poco como la Fórmula 1 por la importancia que ha adquirido todo lo relacionado con las bicicletas, las ruedas, los tubulares o los cascos.

“En la pista se estudia todo al milímetro”

“En la ruta es todo muy diferente porque afectan muchas más cosas; el frío, la lluvia, el viento… Sin embargo, aquí en la pista sabemos que las condiciones siempre son más o menos las mismas con el parqué o la temperatura. Por lo tanto todo se estudia al milímetro”, va explicando Sebastián Mora, quien cuenta que en España “todavía queda mucho camino por recorrer” y que su grupo de trabajo va intentando mejorar cada día para ser “lo más competitivo posibles”.

Además, también confirma que todos los equipos profesionales “ya se han dado cuenta de que las mejores pruebas se hacen en los velódromos”, así que el ciclismo en pista se está convirtiendo en una “verdadera escuela” para la ruta e incide en la importancia del madison en este aspecto. “Es una prueba que ayuda mucho”.

Pero es que estamos en un punto en el que “las velocidades ya son muy altas. Se están buscando tubulares que tengan la mínima fricción posible y que den el máximo rendimiento. Se estudia todo ya: los cascos, las ruedas, las bicicletas, cualquier material que sea susceptible de dar una mínima mejora”, explica Sebastián Mora.

Ellos lo único que pueden hacer es “intentar pedalear cada vez más rápido”, y que “cualquier ayuda o inversión” que pueda llegar pues será “bienvenida”.

Esta semana, la Copa del Mundo de Minsk

Esta semana en la Copa del Mundo de Minsk competirá en tres pruebas. El viernes en la puntuación, el sábado en el scratch y el domingo en la mencionada madison, “la prueba reina”, como él mismo así la define. Es consciente de que cada competición es importante pero que “no hay una fórmula matemática” para asegurar su presencia en Tokio.

No depende de que hagamos éste o aquel resultado, va a tener que ver también con los resultados de nuestros rivales. Hasta que no se cierre el ciclo no podremos saber ni decir nada”.

Tanto Mora como Torres están en un buen momento, llegan con el quinto puesto logrado en el último europeo, un buen resultado que dejó buenas sensaciones en la pareja española. “A ver, la idea siempre es ganar o estar en el podio luchando, pero hay que ser realistas, estar tranquilos y saborear este quinto puesto. Dicho eso, es verdad que me habría gustado dar un poco más”, relata el castellonense sobre ese resultado obtenido en Apeldoorn.

En el mejor momento de su trayectoria profesional

Lo que está claro es que su carrera sigue para arriba, creciendo sobre la bicicleta y los resultados así lo dicen. “Yo creo que cada año vamos mejorando, es algo que llevo diciendo los últimos años, que puede parecer una tontería pero que es verdad. Estoy consiguiendo más cosas, voy sobrepasando mis propios límites y cumpliendo los objetivos que me marco. Vamos mejorando año tras año”.

Esta última temporada, además, ha compaginado sus buenos resultados en la pista con la disputa de la temporada en ruta en el equipo español Caja Rural Seguros RGA, una experiencia “muy positiva” para él. “Ha sido un plus estar en un equipo profesional y más de aquí de España. He estado muy contento con el calendario y es algo que se ha notado».

Sin esas pequeñas ayudas no podríamos trabajar para tener estos grandes sueños»

«Es muy bonito estar y competir en un equipo de este nivel”, confiesa. Sin embargo, de cara a 2020 de momento no tiene equipo y todo apunta a que la cita de Tokio centrará toda su preparación, ya que Mora es ya campeón del mundo y de Europa y la medalla olímpica sería la guinda ideal para un deportista ejemplar.

Antes de cerrar la entrevista, el corredor español destaca la importancia que tienen todos los apoyos como el de LaLigaSports, o becas que pueden recibir en un país en el que no hay equipos profesionales que se dediquen a esta modalidad del ciclismo en pista.

“Es muy importante. Yo, por ejemplo, doy gracias al Proyecto FER, al Villarreal CF y también al propio Ayuntamiento de Vila-Real porque sin esas pequeñas ayudas no podríamos trabajar para tener estos grandes sueños. Esa es la única realidad”, cierra un satisfecho Sebastián Mora, reciente campeón continental y con el anhelo de volver a unos Juegos Olímpicos.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies