En 2017 fueron las inclemencias metereológicas (un tremendo temporal que se llevó por delante un montón de árboles en el antiguo cauce) y el año pasado, en 2018, un informe negativo de Parques y Jardines cuando faltaban pocas fechas para su celebración dieron al traste con la organización de un evento con gran impacto económico y deportivo en la ciudad.

No en vano, son más de 1000 personas entre deportistas, equipos y acompañantes las que acuden hasta València procedentes de diferentes puntos de España y otros lugares del mundo. Grandes referentes nacionales e internacionales del ciclocross que tras el paréntesis de dos años (especialmente doloroso, por deberse a temas burocráticos, fue lo del año pasado) vuelven a marcar en el calendario el esperado XXII Ciclocross Ciudad de València.

Nuevo hogar

El evento cambia la clásica y tradicional ubicación en el antiguo cauce del río Turia (debajo de la estación de autobuses, muy cerca del Centro Comercial Nuevo Centro) por un destino que también está en el cauce aunque a algunos kilómetros de distancia, en Natzaret.

Para los organizadores se trata de un lugar que no atesora ni el encanto ni los elementos que hacían tan especial el antiguo trazado, sobre todo en lo relativo a la falta de árboles, pero además para los asistentes, tanto deportistas como público, no va a ser igual al tener que abandonar una zona más céntrica de la ciudad.

Eso sí, buscando algo positivo, nos comentan que este nuevo destino tiene el potencial y el visto bueno municipal para poder ser en un corto plazo de tiempo un destino de referencia para el ciclismo en València. “A ver si en un futuro se pudiera hacer ahí un circuito permanente de ciclocross”, aseguran desde la Penya Ciclista Campanar, organizadores de la prueba junto a la Fundación Deportiva Municipal y la Federación de Ciclismo de la Comunitat Valenciana, a Yosoynoticia.es.

Si eso ocurriera sería todo un espaldarazo para este deporte, y en especial para el ciclocross, en la ciudad que el próximo 15 de diciembre volverán a visitar miles de ‘enfermos’ de esta modalidad tan popular y reconocida (mediática y económicamente) en países como Holanda o Bélgica.

Sería, desde luego, un enclave estratégico para desarrollar la cantera valenciana del ciclocross en particular, y del ciclismo en general.

Prueba internacional, puntuable y con nombres de referencia como Felipe Orts

El XXII Ciclocross Ciudad de València se trata de una prueba internacional y además puntuable para la Copa de España de la especialidad. De hecho es la última prueba puntuable del calendario, así que en tierras valencianas se entregarán premios y reconocimientos a vencedores en distintas categorías.

Tanto Escuelas como Cadetes, Juniors, Sub 23, Élites y Masters tomarán parte de un acontecimiento que volverá a producir un gran impacto económico en la ciudad, además del deportivo que por sí atesora. Más de 1000 personas relacionadas con el ciclocross se congratularán de que esta cita haya retomado su idilio con el calendario de pruebas tras dos años de espera.

La imparable ascensión del alicantino Felipe Orts hacia la cima del ciclocross

Seguramente no faltarán referentes nacionales e internacionales como el alicantino Felipe Orts, al que “quieren mucho todos aquí. Se hace con toda la gente y los más pequeños le miran con admiración”. No es para menos, pues a sus éxitos en categoría sub 23 (fue subcampeón mundial) ha unido recientemente, tras su salto a la categoría Élite, todo un 9º puesto en el Europeo de Ciclocross celebrado en Italia. Una hazaña de la que no muchos españoles pueden presumir a lo largo de la historia.

Felipe Orts es uno de los grandes reclamos para la afición, aunque no el único. Eso sí, el de la Vila se siente comodísimo en un evento donde ha sido vencedor en cada una de sus distintas categorías. Es como el patio de su casa, y al no coincidir con ninguna prueba de la Copa del Mundo es de esperar que se le pueda ver por tierras valencianas.

El ciclocross valenciano y español están de enhorabuena con la noticia más esperada. Regresa un evento que hace tres años fue también Campeonato de España, y de la mano de una Penya Ciclista Campanar que incluso fue reconocida por el ayuntamiento de València en 2017 por tener la carrera mejor organizada dentro de la ciudad.

Poco después le prohibieron hacerla, pero eso ya es historia y ahora todos quieren mirar al futuro abrazando un acontecimiento que puede haber encontrado una nueva y fija sede con la que hacer crecer el ciclismo más allá de un evento puntual.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies