¿Y si los jugadores jugaran a un deporte del que no conocen el reglamento?

Está pasando en el fútbol americano, que crece año a año en la Comunidad Valenciana y en toda España pero cuya realidad todavía deja situaciones tan asombrosas como la que nos relatan a continuación