El Gran Premio de San Marino –disputado a lo largo del fin de este fin de semana en el circuito italiano de Misano–ha dejado una de las imágenes más impactantes de los últimos años. Y no por tratarse de una ilustre o considerada de gran talento. Todo lo contrario. La acción de Fenati, echando mano al freno de Manzi en plena recta a más de 200 kilómetros por hora, ha tenido ya consecuencias mundiales.

La primera negativa fue inmediata, irremediable entre los dirigentes del Mundial de Moto2 al imponerle horas después una primera sanción de dos carreras. Pero las consecuencias fueron en aumento, sobre todo cuando durante la mañana del lunes su equipo, el Marinelli Snipers, anunció de forma contundente la rescisión de su contrato como piloto.

El punto de vista de Tatay

Su ya exescudería dio así el primer paso, y él tuvo que tomar el definitivo. Fenati, tras protagonizar una de las acciones más sucias que se recuerdan en la actualidad del motociclismo, comunicó durante el martes la irremediable decisión de poner el punto final a su carrera deportiva y, con ello, a la participación en los Mundiales de alta velocidad.

Por ello, hemos querido hablar con Carlos Tatay, uno de los pilotos valencianos que, horas antes a la acción de Fenati, disputó también el GP de San Marino desde su categoría Red Bull Rookies Cup, para que analice como profesional lo sucedido en Misano: «Resulta muy difícil de entender, porque tocarle el freno a un rival en plena recta es algo que no se te puede pasar por la cabeza».

La ira le traicionó

Aun así, hace el esfuerzo por encontrar un posible motivo: «Considero que Fenati llevó al límite un simple pique –de los tantos que aparecen durante las carreras– con Manzi. Tuvieron anteriormente momentos de gran tensión, y veía disfrutar a ambos. Sobre todo al ya expiloto de Marinelli Snipers, que le gusta este tipo de situaciones. Pero nunca hubiera esperado que fuera capaz de eso».

Es más, Tatay, como tantos pilotos que estuvieron en Misano este reciente fin de semana, califica la acción de imperdonable, atendiéndose a la gravedad de lo que + sucedido: «La acción de Fenati, aunque ahora me consta por lo que he leído en varios medios que se arrepiente, no tiene perdón alguno. Podría haber provocado una desgracia».

El punto final a una carrera muy prematura

De este modo, con la toma de decisión, tanto de su equipo como de él mismo ante la gravedad de la acción, Romano Fenati da por finalizada su etapa en el Mundial y destaca que no correrá más. Pero, eso sí, no sin antes argumentar que perdió la calma, «tenía muchísima adrenalina, y no fui capaz de controlar la ira». Así pues, aquí termina la carrera de uno de los pilotos con más futuro de la categoría.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies