Este fin de semana, la Comunidad Valenciana y el mundo de las motos vuelven a confirmar que son un binomio perfecto. Una temporada más, el Mundial de Motociclismo pone el punto y final en el circuito Ricardo Tormo de Cheste. Y, pese al temporal y a que los títulos de las tres categorías ya están decididos, los aficionados han vuelto a responder a la llamada. Además, en un día histórico para Moto 3 y con sabor valenciano en la pista.

Y es que el piloto de Algemesí, Jaume Masià, ha certificado el Rookie del Año en la carrera que abría el domingo. Masià ha aprovechado la caída de su principal perseguidor, Dennis Foggia, que se vio involucrado en las caídas que han marcado las primeras vueltas de la carrera.

El valenciano llegaba a Cheste con una ventaja de once puntos sobre Foggia, pero con su caída ha conseguido cerrar la vitola de Rookie del Año. Además, Masià sucede a otro valenciano como Jorge Navarro, que fue el mejor debutante en la misma categoría en el pasado año 2015. La nota negativa para el motor valenciano la firmó Arón Canet, que también fue perjudicado por las caídas y abandonó la carrera en las primeras curvas.

La carrera acabó siendo histórica para el mundo del motor por la victoria de un joven de 15 años y 115 días y que llegó a Cheste con una wild card. Y es que, pese a la edad y a la invitación, Can Oncu cruzó la línea de meta en primera posición siendo el más joven en la historia en ganar un gran premio y, además, siendo el primer piloto turco que se lleva el triunfo.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies