Los pilotos valencianos anticipan la Navidad para volver a casa. Por fin. Después de una larga temporada, en la que han experimentado momentos -tanto positivos como negativos- sobre las pistas, la familia que forma desde años atrás el mundo del motociclismo natural de la Comunitat tiene la oportunidad de poner el broche de oro ante la familia, amigos y afición.

Y lo harán, un año más, en los lares del Circuit Ricardo Tormo de Cheste, el lugar que les vio crecer cuando apenas levantaban un palmo del suelo. Fue allí mismo, sin dar rodeos, donde se subieron por primera vez -la mayoría- a una moto para entender cómo funcionaba lo básico. Desde el control y la utilidad de los pedales hasta la subida y bajada de marchas.

El salto a la profesionalidad

Pero ahora, un puñado de años después, la historia ha cambiado. Los niños que por aquel entonces pedían autógrafos a los mayores se han cambiado los papeles con los más pequeños de la actualidad, que este fin de semana llenarán -como ya viene siendo habitual en las anteriores ediciones- las gradas del Circuit, entorno conocido a nivel internacional por sus aptitudes.

Será, de este modo, una nueva oportunidad para la afición valenciana para sentir el olor y los rugidos del mejor motociclismo del mundo. Aunque, claro, entre sus favoritos yacen ya inscritos los nombres de todos los pilotos de la Comunitat que formarán parte de primera mano de esta forma tan especial. Desde Moto3 hasta Moto2, pasando por supuesto por la categoría reina, Moto GP.

Es el momento de ellos

Por ello, Héctor Garzó, Jorge Navarro, Iker Lecuona, Arón Canet, Jaume Masià o Vicente Pérez -el último en llegar a Moto3- verán el colorido de la afición y de las banderas a su paso por la recta principal del circuito. Así hablan sobre ello: «Las sensaciones que deja correr en el Circuit, a pocos kilómetros de nuestras casas y con la afición a nuestro lado, son indescriptibles».

Es más, la mayoría de ello reconoce que aguardan la última prueba -la de Cheste- con la ambición de llegar con posibilidades a alzarse con el título de campeones, pese a la dificultad que todo aquello acarrearía. «El hecho de ganar ya sería uno de nuestros mayores sueños hechos realidad, y si encima puede ser ante nuestra gente, muchísimo mejor. Lo dedicaríamos a ellos», coinciden.

Disfrutar por encima de todo

Aun así, son conscientes de sus limitaciones, al menos en esta campaña que está a punto de echar el cierre. Por lo tanto, los Garzó, Navarro, Lecuona, Canet, Masià o Pérez, entre muchos más que llegan y están a punto de debutar, ya sueñan con cerrar un fin de semana en el Circuit Ricardo Tormo de Cheste por todo lo alto, tomando el disfrute por delante del resto.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies