Lucas Guerrero, el último campeón nacional de karting del siglo XX
Motor

Lucas Guerrero, el último campeón nacional de karting del siglo XX

Lucas Guerrero González nació en Valencia en 1980 y, aunque comenzó tarde a competir, desde bien pequeño le llamaban la atención los coches: “Me adentré en el mundo de las cuatro ruedas como cualquier niño que va un día a los karts, se monta y le gusta. Al final te sale más rentable comprarte uno que ir todos los fines de semana de alquiler”.

La gente le animó a competir y con 13 años hizo sus primeras carreras: “Empecé tarde pero por suerte me fue bien”.

Era demasiado grande para los fórmula”.

En karting fue el último campeón de España del siglo XX, además de hacerse con el título valenciano. Tras dar el paso a Fórmula, fue escalando hasta llegar a los coches: “Era demasiado grande para los fórmula. Además, los coches me gustan más y se me dan mejor. Es un espacio en el que no importa tanto el peso ni la volumetría del piloto”.

Y es que la mejor posición que obtuvo el valenciano fue un 4º cuarto puesto en el Campeonato de España, sin embargo en GT logró el oro europeo.

b4b3d7_83d47783f59f4434b7733c37ad79d844

Con una larga trayectoria deportiva a las espaldas, el piloto guarda muy buenos momentos pero recuerda con especial cariño la etapa con Aston Martin, así como la de GTA logrando el subcampeonato de Europa.

Pero para hacerse con todos los títulos que ha alcanzado durante su carrera deportiva, Guerrero ha tenido que dedicar muchas horas y esfuerzo a las cuatro ruedas: “Con coches es complicado entrenar, a diferencia de karts. Los circuitos grandes valen mucho dinero, y no puedes coger el coche e irte tu solo. ”

16195690_10154960088628064_1047126781222063140_n (1)

“Aún así, te tienes que preparar físicamente  y sobre todo mentalmente. La concentración lo es todo, porque dentro de un coche a 30 grados con mono y casco, te desconcentras y puede ser peligroso. Son coches que alcanzan los 500 caballos y cualquier fallo puede dar lugar a un grave accidente”.

Con el apoyo de su abuelo, Lucas cogió fuerzas para luchar por su sueño: “Le gustaba mucho conducir y lo hacía muy rápido aunque no compitió nunca. Le encantaban los coches”.

Kartódromo Internacional

La idea de construir un circuito le rondaba la cabeza desde que comenzó a competir en karts, y es que en España habían muy pocos circuitos importantes en los que poder correr: “Siempre tenías que salir fuera, generalmente a Italia ya que en mi época todas las fábricas de karting estaban allí”.

El día en el que se le presentó la oportunidad, hace ya cuatro años, no dudó en aprovecharla. Poco a poco, con mucho trabajo y esfuerzo, logró poner en marcha en Chiva el proyecto del Kartódromo Internacional Lucas Guerrero con el que llevaba soñando 15 años.

b4b3d7_3170d8676ae64d069372848a076dedce~mv2.jpg_srz_905_370_85_22_0.50_1.20_0.00_jpg_srz

A Lucas le sorprende la acogida que está teniendo el circuito, y es que es más internacional que nacional: “Ya hemos hecho un Mundial y varios campeonatos internacionales, además del Nacional”. Pero también acogen campeonatos regionales como el Rallye Ciudad de Valencia, el cual llevaba años sin celebrarse.

 Queremos que sea un centro de alto rendimiento para deportistas, ya sea de 4 ruedas o de 2 ruedas”.

No solo se decantan por los coches, el circuito también apuesta por el motociclismo: “Vienen muchos chavales del Mundial a entrenar. Queremos que sea un centro de alto rendimiento para deportistas, ya sea de 4 ruedas o de 2 ruedas. Que la gente aproveche esto y sirva para algo”.

A pesar de trabajar en un circuito, la oficina es muy diferente a dar vueltas en él. Pero Lucas no descarta volver, algún día, a las carreras: “A ver si ahora me pongo las pilas y volvemos a hacer alguna carrerita. En enero hice una carrera, pero el karting ha cambiado mucho y los niños empujan muy fuerte”.

Captura de pantalla 2017-08-08 a las 19.58.54

Su última carrera de GT fue en 2014 en Malasia, y aunque le llamaron para correr la final del Mundial en Cheste el año pasado, no pudo por hándicap: “Mi compañero era piloto de plata como yo, intentan igualar los coches así que al ser de plata no pude correr porque necesitaba uno de bronce”.

Nunca me voy a alegrar tanto de que me bajen de categoría”.

Guerrero no pierde la esperanza de que le vuelvan a ofrecer la oportunidad de correr más adelante: “Nunca me voy a alegrar tanto de que me bajen de categoría; si estás 4 años sin correr, las normas de la Federación dicen que bajas de categoría con lo cual sería de bronce, y algunos equipos los buscan así”.

8aef33_e222027dbbc0494c9733b2bf4a939ee9

Por el momento, el piloto continúa muy ligado al mundo del motor y anima a todas las jóvenes promesas a esforzarse por su sueño: “Para muchos niños es un juego, pero si quieres vivir de esto tienes que tomártelo en serio. Hay que entrenar, en circuito o en gimnasio, pero no es solo jugar a los karts si quieres llegar a ser deportista de élite”.

Él así logró su meta, con dedicación. Consiguió ser piloto profesional y, aunque hace años que se lo dejó, quizás podamos volver a ver a Guerrero compitiendo más pronto que tarde.

Borja García y Daniel Dallakyan: Dos generaciones de pilotos luchando por un mismo objetivo

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies