María Bellot, piloto de la Cuna: “Nos discriminamos nosotras solas haciendo podios o campeonatos femeninos”
Motor

María Bellot, piloto de la Cuna: “Nos discriminamos nosotras solas haciendo podios o campeonatos femeninos”

María Bellot se inició en el motociclismo relativamente tarde, con 13 años. Comenzó yendo a ver rodar a su padre a los circuitos: “Me envenenó con su pasión. A los 14 años me regaló mi primera moto, y ya no me he vuelto a bajar de las dos ruedas”.

La alicantina empezó entrenando en su casa con una pit-bike 125. Más tarde se inició en circuitos pequeños con una 160: “Como Ramiro Blanco”.

WhatsApp Image 2017-08-10 at 22.25.22

La primera carrera en la que participó fue la Copa Honda en Cheste en 2015: “No me fue nada bien pero allí conocí a mi entrenador y ya empecé a entrenar muy duro con él. El motociclismo se volvió algo más serio para mí”, asegura María, que terminó corriendo 5 de las 8 citas del campeonato.

En 2016 participó en la Cuna de Campeones, escuela del Circuit Ricardo Tormo. Se inició en la categoría de PreMoto4 con el único objetivo de continuar aprendiendo y coger experiencia: “Con esa moto también corrí dos pruebas del Campeonato , haciendo podios en todas las mangas menos en una que se me rompió la moto”.

Su equipo le dio la oportunidad de correr las dos últimas carreras del CEV en PreMoto3, y no la desaprovechó. Además, disputó una prueba del MotoDes en la que logró la segunda posición.

WhatsApp Image 2017-08-10 at 22.25.20

Este año la piloto participa en el CEV en la categoría de PreMoto3, una etapa de su carrera deportiva en la que está creciendo mucho como profesional: “Está siendo un año duro porque es una categoría con mucho nivel, pero esto me está ayudando a aprender y a ser cada vez más rápida”.

Además, ha disputado su primera carrera del CIV en la categoría de 600: “Quedé segunda de Sub17 y fémina, y 7ª de la general a pesar de ser la primera vez que me subía en una 600”.

Uno de los mejores momentos es cuando llego al parque cerrado, y veo a mi equipo y a mi padre esperándome”.

En muy pocos años compitiendo, Bellot ha podido participar en multitud de campeonatos y crece día a día como profesional: “Uno de los mejores momentos es cuando llego al parque cerrado, y veo a mi equipo y a mi padre esperándome”.

WhatsApp Image 2017-08-10 at 22.25.23

Sin duda, su mayor apoyo junto a su entrenador. La piloto afirma que sin ellos nada de lo que está logrando sería posible: “Me han enseñado absolutamente todo lo que sé”.

Más vale tarde que nunca

María se adentró en el mundo de la competición con 14 años, una edad que considera tarde para dar sus primeros pasos en la competición: “Vas siempre a contra corriente. Todas las caídas que los demás se han dado en diez años, yo me las he dado en dos. No tenía experiencia pero quería ser tan rápida como ellos”.

La alicantina afirma que es duro psicológicamente, pero “conforme vas superando etapas, te sientes con más fuerzas para seguir”.

Al preguntarle por su sueño, no duda en responder: “Ser muy rápida”. Y como toda joven promesa, llegar al Mundial: “Como Elena Rosell y María Herrera”.

Para ello, Bellot entrena 3 veces a la semana encima de la moto, además de dedicar el resto de días al gimnasio, al running o a la bicicleta. Siempre y cuando no haya alguna lesión de por medio ya que tras 3 operaciones de clavícula, tuvo que parar un tiempo a descansar.

WhatsApp Image 2017-08-10 at 22.25.17

Con los pies en la tierra y teniendo en cuenta la dificultad de vivir de este deporte, la piloto compagina las dos ruedas con los estudios de bachiller: “Me quitan mucho tiempo en el que podría entrenar. Cuando termine me gustaría dedicarme solamente a las motos. También me quiero preparar para ser mecánica o telemétrica”.

Si lo que quieres es ser rápida, aprende a ir al límite y compite contra los mejores”.

Sea como sea, vivir ligada al mundo del motor. María encuentra un gran apoyo en la Federación, en los equipos y hasta en sus rivales. Le tratan como lo que es, un piloto más.

“Nos discriminamos nosotras solas haciendo podios o campeonatos femeninos. Si lo que quieres es ser rápida, aprende a ir al límite y compite contra los mejores”.

Con los objetivos más que claros, Bellot continúa luchando por disfrutar de lo que ama, crecer como profesional y dar la próxima vuelta una milésima de segundo más rápida. Sin dejar de entrenar ni de aprender, aun sin saber dónde le llevará su pasión, la piloto disfruta de cada curva que traza sobre la moto.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies