Sergio Arenas, a sus 21 años, está en un momento de total incertidumbre. Ya en la última etapa de sus estudios de Ingeniería Mecánica y con miles de kilómetros a sus espaldas, el piloto natural de Utiel afronta el próximo 21 y 22 de abril uno de los retos más ilusionantes de su vida, aunque la exigencia económica de la Beca U24, unida a la dificultad para encontrar patrocinadores, podría dejarle fuera de la competición en el segundo rallye.

Sobre todo porque los costes en esta nueva temporada corren totalmente por su cuenta. “Bueno, por la de mis padres y mis pequeños ahorros”, matiza el joven de Utiel, que lleva desde el inicio de la carrera universitaria en Alcoy compaginando los estudios con los entrenamientos. “No ha sido fácil, porque dedicamos muchas horas al motor si queremos estar en la parta alta de las clasificaciones, y nadie me espera”, destaca Arenas.

Los objetivos de este año

Por ello, ahora que ya realiza prácticas y prepara el Trabajo de Final de Grado, se vuelca más que nunca con el rallye. “Quiero competir en la Beca U24, pero en este momento no puedo completar toda la temporada por la falta de dinero. Me veo capaz de ganar”, reconoce con la mayor ilusión posible. Sobre todo porque en caso de conseguirlo entraría en el Rally Team Spain, compitiendo tiempo seguido en la Beca Junior R2.

Representa, de esa forma, su objetivo inmediato. “Vamos paso a paso, aunque no sabemos si podré completar la competición de este año. Mi hermano Adolfo, que también es piloto, y yo tenemos el total apoyo de nuestra familia, pero no por eso tenemos la tranquilidad de tener un gran plantel de patrocinadores. Ojalá fuera al contrario, pero es una pena que a falta de dos meses para empezar solo tenga un patrocinador”, explica Sergio Arenas.

Abierto a recibir ayudas

Así pues, con la mente puesta en seguir trabajando al máximo, el piloto de 21 años abre la puerta de par en par al resto de personas para que le ayuden, porque “esto es trabajo de todos; de mí el primero”. Porque, como argumenta él y el resto de pilotos con el mismo problema, es una pena que la exigencia económica pueda cortar la evolución de los jóvenes de la Comunitat Valenciana.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies