Xàtiva, el origen de las carreras urbanas en España
Motor

Xàtiva, el origen de las carreras urbanas en España

Las carreras urbanas en la Comunidad Valenciana cuentan con multitud de apasionados por el motociclismo y por la esencia de este deporte.

En la terreta siempre serán una tradición, y es que ya en los años 60, numerosas localidades desde Guadassuar pasando por Alginet, Almussafes o el Trofeo de Vistahermosa, acogían citas obligatorias para grandes leyendas internacionales como Giacomo Agostini o Phil Read.

szu70p

En cada rincón de Valencia, Castellón y Alicante había una espectacular carrera pero, con el paso de los años, la de Xàtiva se ha alzado ya no solo como la más antigua de la Comunitat, sino de España.

En todos sus años de historia no ha fallecido ningún piloto”.

Pero si hay algo que la hace verdaderamente única y especial, es que en todos sus años de historia no ha fallecido ningún piloto.

El origen

El 20 de agosto de 1952 y con una temperatura de infierno, daba comienzo la peligrosa carrera que se libraba en calles sin asfaltar, entre bordillos, esquinas y balas de pajas, y sin ningún tipo de protección ni para los pilotos ni para los aficionados.

Por tan solo 15 pesetas y con una moto alquilada o fabricada por ellos mismos, los pilotos se jugaban la vida en cada curva por ganar pero, sobre todo, por disfrutar de su pasión. Todo el equipaje que les protegía era una chaqueta y un pantalón de cuero.

Ya en la década de los 60, llegaron para triunfar míticos pilotos como Ángel Nieto, quien con tan solo 18 años debutó en la categoría Junior logrando el bronce en 1965.

Pero no nos olvidemos de aquellos pilotos que quizás no han llegado a ser conocidos, pero lograron grandes resultados. Es el caso de César García, aquel joven apasionado que iba desde Ayacor a Xàtiva en bicicleta en cada carrera. Años más tarde, llegó a hacerse con dos campeonatos del mundo.

xativa-1975-enrique-escuder-y-ricardo-tormo_original

Ángel Nieto, ‘Champi’, Ricardo Tormo, ‘Aspar’ o Bernat Martinez son algunos de los grandes nombres que corrieron en este circuito urbano. Este último comenzó con tan solo 15 años y logró 13 victorias, incluidos cinco dobletes en 80cc y Supermotard, modalidad a la que también era un gran aficionado.

El fallecimiento del de Alberic dejó una gran huella en esta popular carrera, y es recordado como un icono de Xàtiva.

avatar

Las carreras urbanas alcanzaron la cima entre los años 60 y 90, cuando apenas existían los circuitos permanentes.

Xàtiva ha luchado por mantener la naturaleza que caracterizaba el origen de la popular competición. Así, ésta continúa disputándose dentro del trazado urbano de la localidad, con un valiente público que se sitúa entre las balas de paja.

DSC_0726

A pesar de que no han habido accidentes mortales, sí los ha habido graves. En 1957, Ernesto Laguna perdió un ojo tras chocar contra un árbol.

Las carreras urbanas no solo levantan a cientos de aficionados, sino también de detractores que las consideran una práctica peligrosa e innecesaria, siendo que contamos con circuitos permanentes mucho más seguros.

Los motores 2 tiempos: la octava maravilla

La magia de Xàtiva

Cada agosto, la carrera abre las fiestas de Xàtiva, organizada por el Motoclub Ruta Xàtiva que pone toda la carne en el asador para que, a pesar del transcurso de los años, la carrera nos remonte a la esencia del motor de los años 50.

Todos los veranos sus calles se convierten en un circuito que nos brinda el mejor y más puro motociclismo. Se trata de un regreso al motociclismo de antaño, cuando las categorías eran dominadas por las 2T y el compañerismo era casi una ley.

original

Cada curva pone a prueba la destreza de los pilotos, y este riesgo es el mayor atractivo con el que cuenta la consolidada prueba.

En los años 90 estas carreras, quizás por su peligrosidad o por la aparición de nuevos campeonatos, reglamentos y circuitos permanentes, fueron desapareciendo.

Los aficionados pueden vivir las carreras de cerca, disfrutar del ambiente en boxes y conocer a los pilotos a pie de pista”.

Pero el Trofeo de Velocidad de la Fira de Xàtiva se resiste al paso del tiempo y este año cumplirá su 66 edición, unos días en los que el centro de la capital de la Costera acoge a miles de aficionados de las dos ruedas que pueden vivir las carreras de cerca, disfrutar del ambiente en boxes y conocer a los pilotos a pie de pista.

smxativa2013

Es el encanto de Xàtiva, esa peligrosa magia que nos devuelve por unos días a aquella época de pilotos coraje y motos sin electrónica, en la que lo único que te mantenía sobre el asfalto era tu talento.

Ni hospitalities ni motorhomes, con suerte una furgoneta en la que descansar y una pequeña carpa en la que resguardarte del sol de Xàtiva en pleno mes de agosto.

Así que ya saben, la carrera urbana más antigua de España está en la Comunitat, y mantiene toda su esencia para que los aficionados podamos revivir el origen de las competiciones sobre dos ruedas.

El TT de la Isla de Man a fondo

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies