>

«¡SANDRA BERROCAL RUMBO A EEUU! Sandra Berrocal se compromete con Simpson University y pone rumbo a los Estados Unidos para estudiar su carrera universitaria en Psicología. Compatibilizará sus estudios con formar parte del equipo de baloncesto de la universidad en NAIA DI». Así reza uno de los tweets de W2Amanagement, empresa especializada en llevar a estudiantes y deportistas a Estados Unidos. Y, una vez más, una deportista valenciana va a cruzar el charco para poder compaginar estudios y, en este caso, el baloncesto.

Sandra Berrocal, con apenas 18 años, pondrá rumbo muy pronto hacia los Estados Unidos para comenzar la carrera que siempre ha soñado, la de Psicología. Allí, en la Simpson University, podrá seguir haciendo lo que lleva haciendo toda la vida: jugar a baloncesto. La jugadora de Club Bàsquet l’Horta Godella se ha atrevido a dar el salto y en YoSoyNoticia.es hemos querido conocer la historia de otra de esas personas que comienzan el camino hacia el éxito lejos de casa.

En situaciones así, si dudas nunca acabas aceptando

La sociedad tiene a asociar la madurez con la edad, algo que en la mayoría de ocasiones es erróneo. Sandra es uno de los mejores ejemplos. Con la mayoría de edad recién abrazada como quien dice, no le ha temblado el pulso a la hora de tomar una decisión tan importante como la de cambiar su vida durante los próximos años.

La seguridad la transmite cuando le preguntamos por los nervios: «Lo he tenido claro desde el principio. En cosas así, si dudas, lo acabas dejando. Es algo que te va a cambiar la vida y es muy arriesgado. No estoy para nada nerviosa. Tengo muchísimas ganas de que sea ya agosto y comenzar esta nueva experiencia estudiando la carrera que siempre he querido estudiar. Cambiar de aires, de cultura, de gente…».

Todo surge en Huelva, en un Campeonato de España donde la agencia W2Amanagement ve en Sandra Berrocal un potencial a exprimir en una edad en la que en España estás obligado a decidir entre el deporte y los estudios: «Después del Campeonato de España del año pasado, en Huelva, un scouting de la agencia se lo comentó a mi entrenadora para que hablara con mis padres. Lo comentamos en familia, viendo todo lo que conllevaba y que tomara una decisión a finales de junio. Y acepté, claro«.

Mi objetivo principal es licenciarme y allí lo tenemos mucho más fácil

Sandra Berrocal es una de las nuevas jugadoras del equipo de la Simpson University. El proyecto deportivo cambia con 7 incorporaciones nuevas. Y es que la joven valenciana todavía va conociendo lo que se va a encontrar esta próxima temporada: «Me puse en contacto con una chica española que juega allí y me comentó un poco los horarios, los entrenamientos… Pero el equipo va a cambiar mucho. Han fichado a siete jugadoras nuevas y va a haber mucho cambio en el equipo con respecto a la próxima temporada».

Eso sí, ni el proyecto deportivo ni el poder jugar en Estados Unidos cambian la manera de ver la vida de nuestra protagonista. Sandra va a poder estudiarla carrera que siempre ha querido y esa es su principal motivación: «Es una beca deportiva y voy a trabajar mucho, pero mi objetivo mayor es salir licenciada en Estados Unidos. No me planteo el ser profesional en España u otros objetivos más altos en el mundo del baloncesto. Mi objetivo es formarme allí».

Y, una vez más, buscamos la comparativa entre España y Estados Unidos. Casos como el de Sandra se unen al de Javi Sena, jugador del Levante UD FS que también tuvo que tomar una decisión ante la imposibilidad de combinar los estudios y el deporte.

En estos casos, Estados Unidos va siempre un paso por delante y Sandra nos explica los motivos: «Los equipos aquí en España no tienen una liga de tanto nivel ni entrenamientos tan exigentes, es algo que lo tienes por tus clubes. Allí lo tienes todo en el mismo sitio. Tus compañeras de equipo estudian allí y pasas mucho más tiempo con ellas, te hacen horarios especiales en exámenes porque saben que tienes partidos, hay entrenamientos… Es mucho más fácil».

Lo que no parece fácil es dejar atrás tu vida para cambiar de país, de idioma, de cultura y de todo lo que podamos imaginar con solo 18 años. Pero Sandra Berrocal lo asume como si de una bandeja al contraataque se tratara. Un ejemplo de madurez y, sobre todo, de perseguir los sueños.

Fotos cedidas por Sandra Berrocal.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies