>

El gran impulso que necesitaba el automovilismo valenciano

La noticia

Actualmente en el equipo Fórmula de Campeones Praga que disputa el Campeonato de España de Fórmula 4, Nerea Martí sigue compitiendo rodeada de chicos, pero eso no le ha impedido destacar como lleva haciendo desde que era más joven y conquistaba campeonatos autonómicos.

Reconoce la alegría por haber sido escogida para estar en las W Series del 2020. Se lo ganó en las recientes jornadas de tests celebradas en Almería y a las que le presentó su actual equipo. Una experiencia increíble, afirma Nerea, que es consciente de la oportunidad tan grande que se le presenta y que le va a servir “para coger mucha experiencia”.

A sus 17 años afronta decidida el gran paso que va a dar en su carrera automovilística, la misma que este último año le ha permitido aprender y mejorar con los monoplazas en el Circuit Ricardo Tormo de Cheste.

Su gran aliado

Nerea Martí forma parte como becada del Centro de Tecnificación del Circuit, el conocido como CETDM. Un programa auspiciado por la Federación Española de Automovilismo y arropado aquí por la Federación Valenciana y el trazado de Cheste que busca captar y desarrollar a los jóvenes talentos del volante.

Un apoyo que ha influido muy positivamente en su carrera, y que sin duda ha jugado un papel determinante para que se convierta en la segunda española y valenciana que va a participar en las W Series de Fórmula 3.

Me han enseñado y formado con el Fórmula 4, yo desconocía este mundo este pero gracias al CETDM también puedo compaginar mis estudios con los entrenamientos”, indica Nerea, que entrena 4 horas diarias y se prepara tanto física como psicológicamente para rendir en un deporte tan exigente y perfeccionista.

Trabajo técnico dentro del monoplaza y mental fuera de él, aspectos clave para entender la madurez de una menor de edad a la que no le duelen prendas por reconocer que el año pasado, por ejemplo, todavía no estaba preparada para dar este salto. Pero es lo que tiene haber acumulado meses de competición y aprendizaje en el monoplaza, y rodeada del cualificado personal del equipo Fórmula de Campeones Praga en el Circuit Ricardo Tormo de Cheste.

La piloto del Centro de Tecnificación del Circuit Nerea Martí participará en las W Series

Las W Series

Aún no ha hablado con Marta García (cuarta en la general de este año) y una de las tres españolas que además de Nerea Martí y Belén García van a integrar la parrilla de la próxima temporada. Aunque si lo hiciera “le preguntaría que cómo se ha adaptado, qué entrenamientos ha hecho para afrontar el paso de la Fórmula 4 a la Fórmula 3, y sobre todo cómo es una competición solo de chicas porque yo es algo con lo que nunca he convivido”.

Y es que Nerea toda su vida, desde que tiene uso de razón al volante, ha tenido que correr y demostrar más que los chicos que le rodeaban dentro y fuera de la pista. Sabe que ellos son más fuertes, pero “te digo que se puede competir con ellos perfectamente”. Lo ha sentido en sus propias carnes año tras año, y el secreto bien podría estar en “entrenar más que ellos para estar al mismo nivel”.

Gracias a esta categoría vamos a tener más promoción y experiencia las mujeres, y nos van a ayudar para que las chicas se puedan meter más a fondo en el automovilismo”.

Porque como ella bien sabe, “una vez te pones el casco no importa que seas una mujer o un hombre. Al final lo que quieres es ganar y competir y estar lo mejor posible en la carrera”.

“Entrenas más que un chico porque tienes que ponerte en sus mismas condiciones físicas, pero una vez te pones un casco no hay chicos o chicas, sino que somos todos iguales y todo el mundo quiere ganar dentro de la pista”, añade.

Un sueño

La Fórmula 1 está en su cabeza. Y en la de cualquier piloto ya sea hombre o mujer que se enfunde mono y casco para conducir sobre el asfalto. Y aunque aún está por llegar el momento en el que una mujer luzca en la parrilla de salida de un gran premio del máximo nivel, eso no quita la esperanza o ilusión a nuestra protagonista.

Todo lo contrario, alimenta sus ganas de seguir quemando etapas a velocidad de vértigo y mantenerse entre las grandes promesas del automovilismo valenciano y español. En su hoja de ruta hay mucho trabajo para alcanzar lo que realmente desea, disfrutando los madrugones a las 06:30 horas de la mañana porque no se podría entender de otra forma su actual vida de conducción y de estudios en Cheste.

Se despide agradeciendo otra vez más el indispensable apoyo de Fórmula de Campeones (la escuela de automovilismo del Circuit Ricardo Tormo) y del equipo Praga porque “me han enseñado y cuidado un montón, sino fuera por ellos yo no estaría hoy aquí”, y deja un mensaje para las futuras generaciones. Curioso si tenemos en cuenta que ella todavía no ha cumplido la mayoría de edad, pero el automovilismo, como la vida, cada vez va más rápido y su experiencia debe servir de espejo para otros y otras.

Que aprovechen mucho todas las oportunidades, y que si algún día esto se acaba no se queden con la sensación de que podían haber hecho más. Si las cosas se hacen bien todo llega en su momento”.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies