>

No defraudó la gran final de la EuroCup Women, la segunda competición del baloncesto femenino continental. Valencia Basket y Reyer Venezia se vieron las caras y durante los 40 minutos que duró la cita confirmaron que han sido los dos mejores equipos de la competición de largo, ambos invictos hasta este último choque donde uno de los dos debía sucumbir.

Hubo juego físico, mucha intensidad y manos para cortar líneas de pase además del talento en nombres propios que dejaron su impronta en esta final, la segunda de la temporada y de la historia para la sección femenina de Valencia Basket. La diferencia la marcó pronto el criterio arbitral, porque ambos conjuntos pusieron alto el listón de los contactos pero las faltas solo le las pitaban a VBC, con Venezia tan solo acumulando dos en un primer tiempo donde estuvieron casi siempre por delante, aunque con las de Rubén Burgos haciendo la goma sin despegarse del partido.

La pelea bajo los tableros de las ‘gigantes’ Petronyte y Marie Guelich fue digna de ver, como también el duelo de talento norteamericano entre la MVP ‘italiana’ Yvonne Anderson (26 puntos), una genial generadora de juego en Venezia, y Celeste Trahan-Davis (15 puntos y 6 rebotes) para Valencia Basket.

Aunque no estuvo sola porque se sumaron al festival anotador de las ‘taronja’ nombres como la australiana Rebecca Allen (16 puntos y 7 rebotes) o unas enormes Queralt Casas (20 puntos y la MVP de la final, sosteniendo al equipo en los momentos más delicados) y la jovencísima protagonista de 19 años Raquel Carrera (13 puntos, con los dos tiros libres que valieron el título y 4 rebotes para dar continuidad a su espectacular semifinal), claves en el despegue de VBC en el último cuarto.

Al igual que en la semifinal, a Reyer Venezia se le fue agotando la gasolina con el paso de los minutos y las continuas decisiones desde la banda de Rubén Burgos fueron gripando su temible motor ofensivo, alternando defensas individuales con alguna zona que trató de sacar de su juego habitual a las italianas, quienes remaron contracorriente en un último cuarto donde no le tembló el pulso al nuevo campeón de la EuroCup Women, que por primera vez viaja hasta España y concretamente hasta València.

Con empate a 77 se entró en los dos últimos minutos de la final, no apta para cardíacos, y la defensa fue vital para entender este entorchado continental. Ahí la muñeca de Queralt de nuevo, y últimos segundos con empate a 79 y dos tiros libres para Raquel Carrera que valían un título. El primero ‘agua’, el segundo dentro y última posesión para un Reyer Venezia que tenía en su mano la canasta ganadora.

Anderson parecía llevar la copa hasta la preciosa Venezia, pero con 1 segundo en el crono un tiempo muerto de Rubén Burgos diseño una jugada que derivó en la falta sobre Raquel Carrera. Ahí no hubo ni nervios ni dudas, solo calidad y pasión para anotar dos lanzamientos que ya forman parte de la leyenda del club valenciano.

Hungría fue el escenario de los sueños ‘taronja’ que se hicieron realidad, pocas semanas después de la dolorosa derrota como local en la final de la Copa de la Reina y ojalá que sirva como trampolín para los próximos playoffs en la Liga Femenina, donde tratarán de desbancar a los colosos Perfumerías Avenida de Salamanca y Spar Girona.

Valencia Basket es campeón, y ahí están también la capitana valenciana Anna Gómez y Cristina Ouviña, Laura Gil, la también valenciana María Pina, Laura Juskaite, Leticia Romero, Lorena Segura para entrar en la leyenda del basket de clubes español e internacional. Un proyecto diseñado para llegar a lo más alto ya va cumpliendo las expectativas, y abre sus vitrinas para colocar su primer trofeo. Seguro que llegarán más.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies