«Este deporte está más vivo que nunca«. Así titulamos en YoSoyNoticia.es la entrevista con Vicent Molines, el seleccionador internacional de pilota valenciana. En un año marcado, por desgracia, por la pandemia generada por el coronavirus COVID-19, la pilota valenciana ha podido celebrar los torneos que tenía previstos siempre siguiendo las normas y las restricciones de la Conselleria de Sanitat de la Generalitat Valenciana.

Vicent Molines, seleccionador absoluto de pilota: «Este deporte está más vivo que nunca»

Ahora, las escuelas ya han comenzado a trabajar en busca de llegar al cien por cien a una nueva edición de los Jocs Esportius de la Comunitat Valenciana. Y entre tanto, la cantera de deportistas valencianos y valencianas continúa siendo prolífica, sobre todo si hablamos desde la perspectiva femenina.

Victoria Díez es uno de los claros ejemplos del crecimiento del papel de la mujer dentro de la pilota valenciana. A sus 18 y casi 19 años y estudiando Biotecnología, Victoria Díez se ha convertido en una referente para las niñas que cada vez más apuestan por jugar a la pilota. Hoy, en YoSoyNoticia.es, conocemos un poco más a esta joven que quiere seguir avanzando en el deporte sin dejar atrás sus estudios.

Se ha empezado a ver que las chicas también jugamos a esto

Como todo en esta vida, los inicios no son nada sencillos. Afortunadamente, en la modalidad de raspall ya hay más equipos femeninos que masculinos. Pero, para llegar hasta aquí y con lo que queda por recorrer todavía, Victoria Díez ha ido dando pasos adelante de la mano de su gran amiga y compañera, Mar Giménez.

Las dos y todo el colectivo femenino de la pilota han recibido el empujón necesario: «En los últimos 5 años, la situación ha mejorado mucho. Están patrocinando bastantes empresas las competiciones y ya casi se puede comparar con el nivel profesional masculino, aunque todavía queda mucho para llegar ahí. Hemos dado un paso. También ha sido importante la aparición de las escuelas de tecnificación. Hemos mejorado mucho».

Y más allá del empujón económico, la pilota a nivel general y la parte femenina en particular también han recibido el impulso de la visualización: «Se ha empezado a ver que las chicas también jugamos y se está promoviendo el deporte femenino. A nivel global, el deporte femenino está teniendo mucha repercusión, se nos tiene más en cuenta y las niñas pueden ver que hay más chicas jugando, que no solo hay chicos en este mundo».

Aunque, pese a la visibilidad, falta en algunos momentos la aceptación: «Falta todavía por aceptar que las chicas sabemos jugar y que lo hacemos bien. Tenemos un juego distinto marcado por la técnica más que por la fuerza, pero es igual de válido y entretenido. Intentamos colocar más los lanzamientos. Pero es igual de bueno. Falta solo que llegue ese paso adelante a nivel promocional para estar al mismo nivel».

Una referencia para las nuevas generaciones

No es fácil asumir que puedes ser una referencia con apenas 18 años. Pero Victoria Díez lo es y así lo siente: «Creo que sí puedo serlo. Han ido pasando los años y sé que muchas niñas pequeñas se fijan en lo que estamos haciendo tanto Mar como yo. Tienen un espejo en el que mirarse y saben que ahora se puede llegar lejos. Incluso saben que, cuando sean más mayores, podrán llegar más lejos aún. Yo también tuve en Sara de Godelleta y en Genovés a mis referentes».

Por eso, Victoria Díez sabe mejor que nadie cómo poder llegar a más niñas y a más gente joven: «Hay que llegar a través tanto de las Redes Sociales como de la televisión. Apenas se retransmiten partidas de chicas por la televisión, unas tres al año. Si la gente joven lo ve más a menudo se puede animar más y venir a los trinquets a vernos jugar».

Volver a la pista y notar que no estás al mismo nivel, eso ha sido lo más duro

El confinamiento por el que hemos pasado todos y todas ha cambiado nuestras vidas. Para una jugadora de pilota que vive en un edificio y que no tiene una pared grande para poder practicar, más todavía. La vuelta a los trinquets fue una alegría inmensa, aunque tocaba asimilar que no todo seguía igual.

De hecho, la felicidad por la vuelta se convirtió en algo agobiante: «Te dabas cuenta al volver de que habías perdido mucho, que había que intentar recuperar el nivel lo antes posible. No tenía pared con la que practicar, aunque intentaba ponerme vídeos y hacer rutinas de entrenamiento para no perder la forma. Cuando volví, estaba feliz pero enseguida noté que necesitaba recuperar cuanto antes el nivel«.

Eso sí, la pilota se ha mantenido en plena forma pese a todo: «Los campeonatos se han podido disputar, aunque han cambiado los formatos para hacerlos más cortos buscando una mayor capacidad de reacción si había algún imprevisto. Eso se acaba notando, como el público y el aforo limitado. Pero la pilota ha demostrado que tiene una gran salud«.

Me gustaría seguir llevando la pilota valenciana por el mundo

Victoria Díez, que actualmente juega por Bicorp y que descubrió la pilota en su colegio, es un espejo para las más pequeñas, pero no solo por su nivel deportivo. Nunca se olvida de la carrera que está estudiando y no quiere dejar de mencionarlo.

La mezcla entre nivel deportivo y madurez a su edad queda reflejada cuando habla de su futuro: «Quiero seguir compitiendo al nivel en el que estoy ahora, pero siempre y cuando pueda compaginarlo con los estudios y cuando toque, con el trabajo. Me gustaría seguir jugando también en otros países y llevar el nombre de la pilota valenciana por el resto del mundo».

Fotos: cedidas por Victoria Diez.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies