Una vida no apta para mentes débiles, ni para corazones que no tengan muy claro cuál es su gran pasión.

A él de momento ya le ha colocado con un asiento en la Fórmula de Campeones del Circuit Ricardo Tormo, con ganas de poder tener la oportunidad de rodar este curso en competición oficial con el monoplaza en la Fórmula 4 española. Como suplente que es depende de más factores, pero a ganas no le va a vencer nadie.

Así es como conquistó hace unos años el campeonato de España de karting. Entorno en el que el año pasado, debutando en categoría Senior y disputando carreras tras el largo confinamiento que le obligó a adaptarse contrarreloj a su nuevo equipo, luchó por el título hasta el último fin de semana de competición. En la temporada 2021, si la pandemia lo permite, volverá a ir a por todas en el karting pero con más de un ojo puesto en la Fórmula 4, el importante salto que desea dar esta joven perla del automovilismo valenciano y español.

Disciplina castrense

El despertador en su casa de Alicante suena los lunes a las 05:00 de la mañana, teniendo que coger poco después un autobús que le conduce hasta Cheste. Todavía de noche, camino de la residencia donde estudia y vive entre semana un Dani Briz que está becado por el Circuit Ricardo Tormo y forma parte del CETDM, el único centro de tecnificación deportiva del motor en España que tiene su sede en este trazado. Los becados estudian y entrenan aquí, y de lunes a viernes no hay ocasión de perder el tiempo.

A las 06:30 en pie porque a las 08:00 arranca la jornada con sesión física en la pista de atletismo, salvo los viernes que es tiempo de sentarse a invertir tiempo en los nuevos simuladores de los que goza el Circuit. Luego hay que ir a clase, comer y a primera hora de la tarde de nuevo al tajo. Gimnasio unos días y asfalto con el coche otros, antes de hincar los codos para estudiar y deberes como paso previo a la cena, y al merecido y necesario descanso. Y unas horas después, de nuevo atrapado en el ‘Día de la Marmota’.

El Circuit pone en servicio su nueva sala de simuladores

A los que no hemos pasado por un proceso similar de formación académica y deportiva que combina juventud y alto nivel todo esto nos parece durísimo, y seguro que lo es, pero también explica por qué alguien tan joven como Dani Briz tiene esa madurez y las ideas tan claras cuando explica el porqué de toda esta dedicación.

“Cuando llegué el año pasado fue un cambio muy radical, pero maduras mucho más rápido y te haces más fuerte de cuerpo y mente. Los objetivos te mantienen enfocado, el tiempo pasa más rápido si te esfuerzas mucho en una cosa. Por eso cuando no me encuentro bien me recuerdo a mí mismo que quiero cumplir este objetivo, y que es lo que me toca hacer. Para mi desde luego que compensa todo este esfuerzo”, confiesa el alicantino.

Su desarrollo no se entiende sin la firme apuesta que la Federación Española y Valenciana hicieron por el programa del CETDM, contando con la ayuda de un Circuit Ricardo Tormo y del equipo técnico y humano de la Fórmula de Campeones para generar el ecosistema que debe relanzar, a presente y futuro, a los chicos y chicas que aquí ya despuntan. Como en el caso de Dani. “Veo bastante futuro con los que estamos ahora en el CETDM, aquí todos mis compañeros y yo nos despertamos todos los días con grandes objetivos para llegar a lo más alto de nuestro deporte”.

Invito a que vengan todos porque no solo es gente de la Comunitat Valenciana, también pueden venir pilotos de fuera becados por la Federación Española de Automovilismo”, añade nuestro protagonista.

Predestinado

En su caso, se puede decir que de casta le viene al galgo. Que lo raro es que Dani Briz se hubiera dedicado a otra cosa que no fueran los coches. Lo decimos porque en su familia, menos sus dos hermanas, tanto su padre como su madre viven y trabajan día a día en el entorno del motor, así que este joven piloto desde muy pequeño tuvo muy claro que esto es lo que más le gustaba.

Su padre corrió rallyes a nivel amateur y actualmente trabaja en una importante marca automovilística, mientras que su madre tiene una empresa de coches y vive la carrera deportiva de su hijo con mucha pasión. Sin presionarle, por supuesto, pero sí con la ilusión del que ve a alguien de los suyos triunfar en un deporte que forma parte del ADN de esta familia alicantina.

Aún así Dani no es de los que se obsesiona ni siente la presión en casa, aunque es lo que más le gusta y a lo que se quiere dedicar profesionalmente. ¿Llegar a la Fórmula 1? Eso ya se verá pero los sueños, sueños son. “Me levanto cada mañana con el objetivo de seguir preparándome y mejorando cada día, como persona y deportista”, explica muy seguro de sí mismo, consciente de que la vida en el automovilismo no empieza y acaba dentro del ‘Gran Circo’. Hay muchas más categorías y modalidades donde poder ganar fama, prestigio y dinero.

Es algo que le recuerdan sus padres, para que tenga la cabeza despejada y no llegue la frustración por no quemar etapas tan rápido como todo adolescente quiere. “Los coches de pista me gustan mucho también, y con que tenga ruedas, motor y gasolina pilotaré donde sea”, añade entre risas Dani, para el que todavía es pronto en lo relativo a tener claros sus estudios cuando cumpla la mayoría de edad. Sabe que el plan B siempre es necesario, y “me inclinaría más hacia alguna ingeniería o algo así” porque confiesa que “no pienso en tener que dedicarme a algo que no sea del mundo del motor”.

Así que todos atentos, recordad su nombre porque ojalá que el suyo y el de otros compañeros como Nerea Martí, Clarissa Dervic, Dani Maciá o Quique Bordás, estén en boca de los aficionados en España dentro de unos años. Será el mejor síntoma, y la motivación para que siga creciendo una cantera de pilotos que está sufriendo la pandemia y las exigencias económicas que conlleva dedicarse a este deporte, pero que seguro que vuelve con más fuerza si cabe en los próximos meses.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies