El remo no es el piragüismo en lo que a éxitos españoles se refiere, sin embargo, poco a poco la cantera va asomando la cabeza. E incluso en una temporada tan compleja como esta hay algunos de ellos que van creciendo poco a poco, sin prisa pero sin pausa. Es el caso de Rodrigo Conde, una de las joyas del remo nacional, y que este mismo viernes arranca su participación en el Campeonato de Europa, la primera gran competición del año.

«Por fin», cuenta él al respecto de esto. «Tenemos un montón de ganas. La verdad es que llegamos en un estado de forma bastante bueno», dice incluyendo en la ecuación desde el primer momento a su compañero Manel Balastegui. «Los tiempos que estamos haciendo son prácticamente los mejores que hemos manejado hasta ahora. Estamos llevando el tema del peso, que es un hándicap que suelo tener, muy muy bien», continúa explicando.

La importancia del compañero

Reconoce que se encuentra ya en «peso de competición. Así que tenemos muy buenas sensaciones, así que el objetivo, como siempre, es el más alto: ganar el Campeonato de Europa».

En lo que incide mucho es la importancia del trabajo en equipo junto a su compañero.

«Manel y yo comenzamos a competir juntos cuando él subió de categoría. Ahora mismo no se si considerarle como un hermano pequeño o como mi esposa»

Así de intensa es la relación de Rodrigo con Manel, dos deportistas que se conocen perfectamente. «Tenemos las mismas inquietudes, prácticamente los mismos gustos… Para mí es como un hermano pequeño, es de la familia».

Aunque para Conde, este no es su primer compañero, sino que antes estuvo compitiendo junto a Jordi Rodríguez Orofino y de cara al Mundial hubo dudas de con quién remar. «Las dos embarcaciones fueron bastante parecidas, pero con Manel tenía la ventaja de que apenas habíamos remado juntos, pero desde el principio nos entendimos muy bien, así que nos juntamos, empezamos a entrenar juntos y a las dos semanas conseguimos ganar el Campeonato del Mundo sub-23. Y desde aquí hasta ahora».

Llegados a este punto, ya ha olvidado por completo todo lo sucedido en cuanto a la «incertidumbre» que se ha vivido en su deporte. «Ya es algo que me da un poco igual, por decirlo de alguna manera. Después de la cuarentena y de quedarnos sin Juegos este verano, he aprendido a ir día a día, a disfrutar del camino, de cada entrenamiento que hacemos y a seguir creciendo como deportistas. Si los Juegos no han sido este año, serán al siguiente. Espero que sean una pasada», explica.

La vida del deportista de élite

Además de con los Juegos y los éxitos deportivos, en uno de los aspectos que más incide el protagonista y se lo reconoce al Comité Olímpico Español, es lograr que «la Federación Española de Remo sea una de las más importantes a nivel nacional. Que desde nuestra generación consigamos impulsar el remo para que consiga tantas medallas como las federaciones que más tienen en este momento».

Y es que para llegar a la élite del remo, al igual que ocurre en otros deportes, hay que hacer muchos sacrificios.

«Al final te vas acostumbrando a estar lejos de casa, de tus amigos, de tu familia, pero es un hándicap importante, con el estrés de la competición que provoca estrés mental. En esos momentos estar fuera de casa sí es complicado»

Por último, también repasa sus inicios en el remo, aunque deja claro que no fue algo diferente a como empieza cualquier deportista cuando es un niño. «Con ocho o nueve años un amigo me dijo de ir a probar con él al Club de Tiran«, recuerda pasados unos cuantos años sobre aquellos momentos.

«Yo en aquella época hacía un montón de deportes, practicaba un poco de todo, tenis, baloncesto, atletismo… Pero el remo la verdad es que me enganchó, no sé si por el compañerismo o porque soy un gran amante del mar, pero me enganchó desde el primer momento», cierra Rodrigo Conde.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies