Tenerife será su nuevo hogar, un destino donde podrá seguir viendo el mar y llevando un estilo de vida como el que tiene en su Valencia natal. Reconoce que se le hace raro salir de Mislata, su casa desde que tocó por primera vez un balón de balonmano siendo una niña. La misma que ahora se ha convertido en una mujer de casi 20 años, internacional con España en categorías inferiores y gran promesa del 40×20 nacional.

Estudiante y jugadora ejemplar

Los que la conocen y le han visto crecer personal y deportivamente en Mislata elogian de ella su madurez y su capacidad de sacrificio, tanto dentro como fuera de la pista. Estudiante de segundo de Magisterio, Elena Martínez no ha dejado nunca de ofrecer el 100% vestida de corto pero también dentro del aula.

Son los valores de compromiso, esfuerzo y dedicación que le lleva inculcando el Grupo USA Handbol Mislata desde que llegó a esta entidad hace más de una década. Desde entonces incontables vivencias con compañeras que son sobre todo amigas, además de torneos y viajes inolvidables, para ir moldeando la carrera deportiva de una jugadora que ha llamado la atención de la máxima categoría del balonmano femenino español.

“Sentía que era el año de dar el salto”, reconoce Elena, a la que sobre todo le costó, más que decidir si se marchaba o no, escoger su nuevo destino de entre las ofertas que tenía de conjuntos de superior categoría. Finalmente será el Balonmano Salud Tenerife su nueva casa deportiva, y el lugar donde continuará jugando en cuanto el COVID-19 lo permita.

Las tinerfeñas, que no estaban realizando un curso brillante cuando se produjo el parón por la pandemia, confían en las cualidades de fichajes como el de la valenciana Elena Martínez para que impulsen un proyecto ambicioso en la élite.

Espero primero de todo mejorar individualmente gracias a una mayor exigencia y competición que voy a tener por jugar en una liga mejor, y sobre todo contribuir al equipo y que lleguemos a Europa si es posible”, apunta con la ambición que siempre le ha caracterizado.

Una canterana orgullosa de lo que deja atrás

Su marcha genera dolor por ver como uno de los emblemas de la cantera abandona La Canaleta, pero al mismo tiempo en el club no pueden estar más orgullosos de exportar talento local criado en la base desde los inicios de su trayectoria deportiva.

Elena es uno de esos espejos en los que quieren que se miren las benjamines, alevines, infantiles o cadetes que están actualmente en la estructura, para que sigan sus pasos camino de una élite que también espera volver a pisar algún día como club este Grupo USA Handbol Mislata.

“Hay muchas niñas que llevan ese camino en Mislata”, apunta Elena, que en los últimos tiempos ha vivido en primera persona y junto a sus compañeras el impulso que ha experimentado la cantera de esta entidad, coincidiendo también con el regreso del mito Gregorio García.

“Sé que dejo en Mislata un proyecto de futuro bastante importante, con muchas jugadoras de cantera que empezaron muy jóvenes y todavía siguen subiendo peldaños ahí dentro. Van quemando etapas juntas y eso es muy importante, que se formen desde pequeñas y luego sigan jugando para ser generaciones que le puedan dar un salto de calidad al club”, añade la nueva ‘Guerrera’ Iberdrola.

Trampolín hacia la Selección Española

Elena ya estuvo en 2017 y 2018 en dinámica de las Guerreras, concretamente en la Selección Española Juvenil con la que participó en un Europeo y Campeonato del Mundo. Una posterior lesión de hombro frenó un tiempo su progresión y le alejó de ese entorno, pero ahora que va a debutar entre las mejores sus esperanzas han aumentado en lo que se refiere a volver a representar a su país.

“Tengo ganas de que esto salga bien en Tenerife y de que me den la oportunidad en la selección española. Voy a tener más experiencia al más alto nivel, y claro que espero que cuenten conmigo en alguna convocatoria si me lo gano en la pista”, confiesa la valenciana, una enamorada del juego y sobre todo de lo bueno que supone ser parte de un colectivo.

Las invictas del Grupo USA Handbol Mislata: un ejemplo de empoderamiento femenino

“Experiencias deportivas vas a tener en todos los sitios, pero experiencias con compañeras de toda la vida es lo que te llevas para siempre”, concluye como última mirada a su querida Mislata, de la que se ha despedido con una emotiva carta cargada de sentimiento y gratitud.

Ahora se abre un nuevo y desafiante capítulo en su vida deportiva, siendo otra embajadora más de la Comunitat entre las mejores, y la demostración de que el balonmano valenciano no deja de producir talentos a los que prestar mucha atención. ¡Suerte Elena!

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies