Hay una nueva ‘Sensación’ en el boxeo valenciano | Yo soy noticia


El refrán que dice aquello que ‘de casta le viene al galgo‘ tiene que ver más con los hijos o hijas y con las cualidades heredades de sus progenitores. Básicamente, aquello que nos lleva a pensar que los hijos o hijas de los mejores deportistas de todos los tiempos van a ser igual o mejores. Pero no siempre son los mismos quienes heredan las cualidades.

El protagonista que nos atañe en la historia de hoy utiliza dicho refrán, pero gracias a su tío. Hablamos de Sergio Martínez, el sobrino de Kiko Martínez, uno de los mejores boxeadores de los últimos tiempos en España. La ‘Sensación’ Martínez ha extendido sus conocimientos y sus habilidades a un chico de 18 años que no para de conquistar metas y que desde los 6 años ya golpeaba al saco en los gimnasios.

A día de hoy, Sergio Martínez es una de las grandes promesas del boxeo tanto valenciano como español. Nacido en Elche y criado en el boxeo del Club Evolution de la localidad alicantina, Martínez está llamado a conseguir lo que él mismo se proponga. Con esa seguridad lo describe uno de sus entrenadores, Vicente Fernández, quien desgrana la figura del púgil en YoSoyNoticia.es.

Está adquiriendo nuevas habilidades que le hacen ser un boxeador más completo

Sergio Martínez debutó este pasado fin de semana en la categoría élite del boxeo aficionado y se llevó la victoria por decisión unánime. Lo hizo en la segunda jornada de laLiga4Boxing superando al púgil Alain Conde. Solo una muestra más del carácter ganador de un boxeador en pleno crecimiento.

De hecho, para Vicente Fernández, Sergio no para de evolucionar y de añadir conceptos a su forma de boxear: «Sergio es un boxeador muy parecido a su tío. Es muy agresivo, aunque a día de hoy ya lleva casi dos años en la Selección Española y está trabajando mucho el estilo amateur. Aunque sigue con su estética de boxeador profesional, está añadiendo a su boxeo bastantes cosas de contragolpes, de defensas… Muchas habilidades que le están convirtiendo en un boxeador más completo».

Tal es su versatilidad que uno de sus entrenadores no es capaz de destacar una virtud en concreto: «Si te dijera que solo tiene pegada te estaría mintiendo. Tiene muchas habilidades y toca casi todos los terrenos. Es un chico alto que pega en la corta, en la media, en la larga… Diría que es un gran contragolpeador y tiene una inteligencia y una intuición fuera de lo común. Lleva mucho en esto pese a su edad. Creo que ese es su arma más poderosa».

Eso sí, nadie mejor que Vicente para conocer la potencia de los puños de su pupilo: «Tiene una pegada descomunal. Y lo descubro cuando él tenía 16-17 años. Una vez, entrenamos de noche y le hice de sparring porque no había nadie más en el gimnasio. Pensaba que íbamos a trabajar poco a poco y a la primera que me subo con él después de mucho tiempo, me metió una derecha tremenda… Tiene la pegada de su tío, de esas que te aturde».

Un talento casi innato

Como era de esperar, Kiko Martínez introdujo a su sobrino en el mundo del boxeo de bien pequeño. Ver al Sergio de 6 años ya evidenciaba que había mimbres de sobra para formar a un púgil tremendo: «Conocí a Sergio con 6 años en un gimnasio que llevaba su tío Kiko en Torrellano. Tenía 6 años y ya entrenaba. Tendrías que haber visto la manera en la que golpeaba el saco… Apuntaba muchas maneras desde pequeño».

Precisamente ahí es cuando Vicente ve el talento de un joven al que más tarde terminaría entrenando: «Yo me doy cuenta de que él apunta maneras ya cuando era un niño. Cualquier persona que lo viera y que tuviera una mínima idea de boxeo sabía que en Sergio había un boxeador. Y no solo por su manera de golpear al saco. Era un niño muy disciplinado, muy aplicado en el deporte. Y la verdad es que hace 6 años que estoy entrenando con él en el gimnasio de Elche».

Hay muchas ventajas a la hora de tener a Kiko Martínez como padrino. Pero para Vicente, la principal fue empezar a hacer sparring desde muy pequeño, algo que para el entrenador marca la diferencia entre España y otros países: «Yo empiezo a entrenar a un grupo de chicos entre los que está él con apenas 12-13 años. Siempre había entrenado con su tío y tenía una buena base. Ya había hecho sparring desde niño, que es lo que nos falta en España para ser un país diferencial, que los pequeños empiecen antes a competir».

Madurez, talento y Kiko Martínez como referente para una carrera prometedora

A sus 18 años, Sergio Martínez ya ha demostrado en más de una ocasión su talento. Los reconocimientos, la Selección Española y las victorias aplastantes han ido cayendo por su propio peso ante el nivel de un púgil agresivo y con una intuición diferencial. Pero eso no lo ha elevado a los altares.

La madurez de Sergio la describe Vicente Fernández con una pequeña anécdota: «Sergio ganó dos Campeonatos de España entrenando conmigo y con un grupo de nivel con boxeadores como Eusebio Arias o Juanfe Gómez. Ha trabajado con ellos de tú a tú teniendo apenas 15 años. Yo le recogía a las 5 AM, íbamos al gimnasio para entrenar y después se iba al instituto. Es una buena forma de resumir cuál es su nivel de madurez. Y por la tarde, otra vez a entrenar».

Eusebio Arias, una vida encarrilada a través del boxeo con el Campeonato de España en el horizonte

Y todo, bajo el paraguas de un auténtico referente en el mundo del boxeo como es Kiko Martínez: «Es una referencia auténtica para él, pero también lo es para todos los que estamos cerca de él. Nos damos cuenta de lo difícil que es en este deporte hacer algo o ser reconocido. También de la importancia y de la disciplina que hay que tener para llegar a algo. Pero, sobre todo, Kiko da la esperanza de que se puede llegar a lo más alto. Es un auténtico referente».

Fotos: Federación Boxeo Comunitat Valenciana.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies