El motociclismo español tiene una cantera de talentos inagotable. En cada categoría y de cada edad surgen pilotos con un futuro deslumbrante. Es el caso de Jorge Prado (Lugo, 5 de enero de 2001),  cuyo desempeño en el motocross va camino de la leyenda pues, con tan solo 19 años, ya es doble campeón del mundo en la categoría de MX2.

Ha estado lesionado durante los últimos meses, así que ha aprovechado bien el confinamiento para recuperarse. «Todavía no he cogido la moto, pero espero hacerlo pronto. Me he centrado en fortalecer la pierna lesionada para empezar en la moto totalmente sano», va contando sobre esta situación por la que estamos atravesando todos.

Un confinamiento diferente en Bélgica

Él ha pasado estos meses en Lömmel (Bélgica), uno de los países más azotados por la pandemia del coronavirus, pero donde no ha tenido problema para salir a entrenar en bici. «Siempre nos han permitido salir a hacer deporte. Las pistas de Motocross sí que han estado cerradas, pero los entrenamientos con la bici los he ido haciendo en la calle, aunque me compré algunas cosas para poder entrenar también en casa», cuenta.

Así que, dentro de la gravedad de la situación, Jorge Prado reconoce haber pasado «bien» el confinamiento, aunque deportivamente lamenta que se hayan alterado muchos de sus planes en un año que era muy importante para él.

«Iba a ser mi primera temporada en la máxima categoría, me lesioné en diciembre y llegué a las dos primeras carreras sin entrenar. Tenía unas expectativas muy altas, pero ahora nadie sabe si habrá Campeonato»

Es la misma incertidumbre que sienten todos los deportistas actualmente, aunque, a decir verdad la situación parece que va cambiando poco a poco y el deporte va poniéndose en marcha. 

Incertidumbre ante el nuevo calendario

Así que retomar el Mundial es lo que él quiere después de haber disputado las dos primeras pruebas lejos de su mejor nivel físico. «Competí totalmente desentrenado. Creo que si estoy bien físicamente, puedo estar luchando con los mejores», explica sobre sus inicios con la nueva moto de 450 centímetros cúbicos, mucho más exigente que la de 250.

«Son dos motos totalmente distintas. Creo que la de 450 me favorece porque soy un piloto suave, pero también noto que cansa mucho más. Tiene sus ventajas y sus inconvenientes»

Su esperanza, actualmente, pasa por ese nuevo calendario que se ha publicado para el Mundial y que centrará la temporada a partir del mes de agosto, con carreras todos los fines de semana hasta noviembre. «Si se lleva a cabo, será imprescindible llegar a ese momento con una buena preparación física».

Como novedad de este año, España por fin iba -o va- a tener un Gran Premio propio, algo que venían reclamando los pilotos nacionales en los últimos tiempos. «Es un orgullo para mí. Es algo que nos merecíamos, tanto los pilotos como los aficionados. Es una gran oportunidad también para lo jóvenes. Va a ser un Gran Premio espectacular».

Sobre los más jóvenes que él y el futuro del motocross español, una disciplina que no aporta tantos éxitos como lo hace el Campeonato del Mundo de Velocidad, Jorge Prado es optimista.

«Sería un sueño poder tener a dos o tres de nuestros pilotos destacando a nivel mundial, pero a día de hoy es complicado. Habrá que esperar. Nunca hay que decir nunca y yo espero tener a otros compañeros triunfando en el Mundial de Motocross»

El Motocross español

Para ello, el joven piloto nacional tiene claro que la Real Federación Española de Motociclismo debe jugar un papel importante y seguir apoyando este deporte. «Creo que se está haciendo un muy buen trabajo, sobre todo, los dos últimos años. Se está trabajando con los pilotos y el equipo en el Europeo, se está ayudando mucho a que crezca el Motocross en España y de una forma más profesional. Yo estoy muy contento de lo que estoy viendo».

Por incompatibilidad con su calendario, Jorge explica que de los pilotos de 125 no puede seguir en directo las carreras del nacional, pero tiene claro que lo importante para ellos tiene que ser «seguir disfrutando del deporte» porque «es lo más importante para llegar arriba. Espero que puedan llegar a competir en el Mundial«.

Respecto al mencionado Europeo o Motocross de las Naciones, Prado reconoce que el equipo español ha estado bien los dos últimos años. «Si nos hubiesen salido un poco mejor las carreras, habrían cambiado bastante los resultados, pero lo hicimos lo mejor que pudimos», cuenta antes de explicar qué no sabe qué ocurrirá este año. «Todavía queda mucha temporada por delante y ahora mismo no se sabe quién va a estar en el equipo», finaliza.

Fotografías: Ray Archer (KTM)//Dani Reina

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies