Trece años han pasado desde la última vez que la Comunitat Valenciana se subía a un podio de un Campeonato de España de Esgrima en la modalidad de sable. Más de una década sin metales. Hasta que llegó Mª Eugenia Hinsch Cano, del Club de Esgrima Ágora de Valencia. Con 15 años, Hinsch se encargaba de romper la mala racha y de demostrar que hay mimbres de sobra para confiar en el futuro de la joven valenciana.

De la mano de Francesc Pià, su entrenador, Hinsch ha empezado a dibujar un camino que puede ser muy largo y que ya empieza a llenarse de objetivos a corto plazo. Sin ir más lejos, la valenciana afronta un mes de mayo repleto de competiciones. El próximo día 15, un campeonato absoluto en San Sebastián; el 22, un M17 y el 29, su objetivo principal, el Campeonato de España M15.

Mientras tanto, Hinsch no deja de lado ni los estudios académicos ni los estudios musicales. Una joven llena de pasión que apuesta por todo y que ha encontrado en la esgrima su deporte fetiche. Hoy, en YoSoyNoticia.es conocemos a esta adolescente llamada a hacer grandes cosas en la esgrima nacional y que mantiene los pies en la tierra.

Vi a Francesc entrenando y me quedé impactada

Como suele ocurrir en estas situaciones, la esgrima y Mª Eugenia Hinsch Cano se encontraron por el camino casi de casualidad. Antes, el ballet, el beisbol o la natación intentaron cautivarla. Pero lo único que fue capaz de ser un amor a primera vista fue la esgrima.

Así lo reconoce la propia Hinsch: «Mi madre me comentó la posibilidad de probar la esgrima y aunque no tenía mucho conocimiento, me atrajo la idea y decidí probar. Y el primer día vi a mi entrenador practicando y me impactó. Me impresionó muchísimo«.

Esa impresión se alargó también a los materiales. Un mundo desconocido: «Las sesiones de entrenamiento se centraban en lo básico, pero yo seguía impresionada con el material. La careta, los guantes, el sable… De repente te dan un arma como un sable y encima te pueden golpear en la careta y eso asusta. Impresionaba bastante».

Del impacto al dominio en un abrir y cerrar de ojos

Descubrir algo nuevo también trae consigo la necesidad de acostumbrarse a ello. Y más en el mundo del deporte en el que hay que adaptarse a todo: el físico, la mente, el material… Y encima, en un deporte falto de cantera femenina.

Aún así, Hinsch le dio la vuelta a la tortilla y pronto comenzó a crecer: «Tanto impacto inicial hace que la adaptación sea más complicada, sobre todo cuando vas notando que el sable te golpea. Pero te vas acostumbrando. Además, yo entrenaba con chicos más mayores y me ayudó bastante porque tenía que subir el nivel para estar equilibrada. Y ahora estamos precisamente en ese nivel».

Parece una película de Star Wars, pero es un deporte muy estratégico

Huelga decir que la esgrima, sea en la modalidad que sea, es un deporte muy visual y espectacular. Un deporte rápido, con un material casi exclusivo y que apenas te permite pestañear. Pero hay mucho más. Y hay gran parte de estrategia.

Hinsch, bromeando, ensalza esa parte estratégica como el principal acicate de la esgrima: «De lo que más me gusta es que hay que pensar mucho. Puede parecer una película de Star Wars desde fuera, pero es un deporte muy estratégico. Si te hundes por haber caído en un punto, puedes haber perdido todo. Tienes que estar muy activa y tener las acciones bien definidas».

También entre risas, pero haciendo uso de su optimismo vital, Hinsch sueña con los Juegos Olímpicos: «Si piensas de manera negativa es muy complicado avanzar. Yo quiero ser optimista y pienso a lo grande con estar en unos Juegos Olímpicos«. Y todo, con el impulso de referentes como Araceli Navarro, Lucia Martín Portugués, Elena Hernández o Asier Olangua.

Tiene una capacidad de asimilación tremenda

Quien mejor conoce las capacidades deportivas de Mª Eugenia Hinsch Cano es Francesc Pià. Su entrenador en sus inicios y también en la actualidad ha regresado a Valencia tras cuatro años en el Centro de Alto Rendimiento de Barcelona y Hinsch ha querido regresar con él.

El entrenador describe a su pupila en YoSoyNoticia.es ensalzando sus capacidades mentales: «Es un perfil complicado de encontrar. Es una chica de matrículas en la parte académica, también le apasiona la música y la esgrima es su hobby, pero a la primera ha sacado una medalla. Físicamente es alta, rápida, fuerte… Pero a nivel cognitivo tiene una capacidad de asimilación tremenda«.

Esas ideas claras también las traslada Pià, quien mantiene los pies en el suelo cuando especulamos con el futuro de Mª Eugenia Hinsch Cano: «Se ha cambiado el formato de entrenamiento, focalizado ahora en la competición y está muy motivada porque están llegando los resultados. Pero es una joven promesa y hay que seguir trabajando«.

He podido ver la esgrima desde otro punto de vista

Camino a los 28 años, Francesc Pià ha regresado a Valencia con un conocimiento mucho más amplio en lo que a la esgrima se refiere: «Decidí irme a Barcelona para aprender. Allí hay una escuela muy potente y el plan era estar unos meses, pero se convirtieron en 4 años. Y la experiencia ha sido ver el deporte de base desde otro punto de vista, con una formación más profesionalizada«.

La amplitud de conocimientos ha modificado y mejorado el libro de estilo de Pià: «Salí de Valencia con una idea básica y ahora he reconvertido mi conocimiento. La modalidad de sable es la más rápida y me habían enseñado a ser un robot: preparados, listos y ya, a actuar. Pero cuando alguien aplicaba algo de estrategia, nos destrozaba. Ahora quiero implantar esa vía aquí. Hay que enseñar diferentes movimientos, pero siempre con una estrategia para aplicarlos».

Pià lidera junto con Víctor Lillo el proyecto del Club de Esgrima Ágora, que entrena en el pabellón de El Cabanyal y que quiere apostar por la cantera: «El proyecto empieza desde bajo. Estamos empezando y generando cantera, creando jóvenes deportistas y queremos que vaya creciendo. Estamos empezando de cero con el club y poco a poco queremos ir sacando a gente».

Fotos: cedidas por el Club de Esgrima Ágora.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies