Carlos Navarro: “En Valencia necesitamos más autoestima, creerse que esto puede ser una potencia”
Raqueta y pilota

Carlos Navarro: “En Valencia necesitamos más autoestima, creerse que esto puede ser una potencia”

Quedamos con él en las magníficas instalaciones del Sporting Tenis Valencia, donde no puede dar dos pasos sin saludar a viejos conocidos, y es entonces cuando uno se da cuenta de que estamos ante una figura que tiene mucha relevancia en el mundo del tenis valenciano. Los focos siempre son para los jugadores que llegan al primer nivel, pero detrás de ellos piensen que siempre hay tipos como Carlos.

– Así que entrenador de las jóvenes promesas del tenis valenciano. Tu nombre nunca sale en los periódicos, sólo el de ellos cuando llegan a la élite.

Empecé a jugar al tenis con 8 años y fui campeón Junior de la Comunidad Valenciana en 1995, pude entrenar y viajar con gente como Safin, Ferrero, Feliciano López… con la gente que luego ha sido referencia. Hubo jugadores que fueron para adelante y fueron profesionales y otros como yo que a partir de los 20 años me dediqué a la enseñanza con los chavales, es algo que me gusta y me motiva.

– ¿Y qué proyectos profesionales tienes ahora mismo?

Empecé con una escuela pequeñita, CN Tennis Valencia, y además gestiono 3 clubes: la escuela de competición del Sporting Tenis Valencia, el Club Recreativo Play Puig y también otro en Campo Olivar, y también llevo la actividad extraescolar en el colegio Agustinos de Valencia, donde llevo 8 años ya. Me gusta el tenis, enseñar, trabajar con chavales que he tenido pequeños desde la base a los que he cogido y entrenado para sacar jugadores buenos.

– ¿Cómo vamos de nivel tenístico en Valencia, tenemos el relevo de los Ferrer o Medina asegurado?

Hay gente de fuera de la Comunidad Valenciana que viene aquí a jugar y entrenar, hay más nivel aquí que en Barcelona, a nivel de entrenadores también. Se conserva la idiosincrasia del tenis, en otros sitios es más un negocio. Aquí el entrenador es más puro, quiere sacar al jugador y está todo menos explotado, de aquí han salido dos números uno del mundo como Marat Safin y Juan Carlos Ferrero, en chicas algunas como en el caso de Anabel Medina. En mi caso particular he sacado 4 subcampeones de España: Carlos Taberner, Bernabé Zapata, Javi García y Carlos Gimeno, aparte de mucha otra gente que ha vivido del tenis.

– Hay tanta gente que lo hace tan bien, y que por desgracia luego se queda en el camino… será de las cosas más duras con las que tiene que convivir un entrenador.

Tú como entrenador no puedes hacer milagros, si le das buena mentalidad, técnica y calendario y tienen posibilidades económicas pueden aspirar, luego también depende de la fortuna de cada uno. Cuando llega un jugador de tenis y lo ves por televisión ha pasado etapas durísimas, te lo ganas tú todo, no vale un producto de marketing como en otros deportes, aquí el que está 30 está el 30, el 50 es el 50 y el 1 es el 1, es algo justo, pero al año siguiente te puedes ir al 200. Es un deporte muy competitivo, le doy mucho mérito cuando ves todas las etapas que hay que pasar desde la escuela base.

– Se me ha quedado grabada tu reflexión sobre el tenis en Barcelona y en Valencia, la fama que ellos pueden tener y el alto nivel que nosotros tenemos y que no siempre se publicita como toca.

Aquí tenemos el Open de Valencia, que hasta el año pasado también era un 500 como tienen en Barcelona. Hay que publicitar las cosas y valorarse, tenemos el problema de que no valoramos lo que tenemos, mientras que en Barcelona cualquier cosa se valora. El otro día hablando con gente de un club de allí me decían que llega Albert Ramos y se cae el club, aquí viene Ferrer y no se entera nadie. En Barcelona a cualquier cosa le dan una gran relevancia, es el tema de valorarse y publicitarlo, a nivel deportivo aquí tenemos de lo mejor del mundo con gente extranjera como Mónaco y Murray que vienen a entrenar. En Valencia hay unas condiciones magníficas, de las mejores del mundo, por clima, ciudad, comodidad… pero en Barcelona van mejor que nosotros a nivel de marketing. Primero hay que valorarse y luego explotarlo, creerse que esto puede ser una potencia a nivel de todo, necesitamos autoestima.

Enero 2010

– Y eso que además de los casos de Ferrero o todo un clásico del top ten en los últimos años como es David Ferrer, ahora los valencianos también podemos presumir del espectacular crecimiento de Roberto Bautista Agut o de toda una campeona de Europa Junior como Sara Sorribes, por mencionar algunos de los nombres más conocidos.

Sara va a ser de las mejores 50 del mundo seguro, a partir de ahí para arriba. Tiene mucha garra, personalidad… es el gran estandarte del tenis valenciano, campeona Junior de Europa y sobre todo tiene mentalidad ganadora, dureza mental y es muy competitiva, además tiene un buen entrenador como Jorge García. Seguro que llegará a ser una jugadora reconocida y a vivir del tenis, pero ahora viene la etapa complicada. Respecto a Roberto Bautista, le faltaba trabajar un poquito la mentalidad y estuvo el número 150 en el ranking ATP varios años, le faltaba creérselo, cuando lo ha hecho ha pegado un salto y es un ejemplo de profesionalidad. Se ha puesto el 15 del mundo, es un profesional como la copa de un pino, se cuida y entrena a tope, es un ejemplo para los chavales. Al igual que David Ferrer, son espejo para los jóvenes y siempre se los pongo de ejemplo.

– ¿Nos hemos malacostumbrado, hemos llegado a pensar que tener a un tenista valenciano en la élite mundial debería ser algo habitual?

Ahora ves a Ferrer como un top ten durante 10 años, te has acostumbrado y a veces es injusto que tengan más reconocimiento fuera que aquí. Ferrer va a Paris y casi no puede ni salir a la calle, por eso toca cambiar la cultura a nivel deportivo para que no sea solamente el fútbol en Valencia, valorar otras cosas como también el deporte femenino que también tiene su mérito. Hoy en día los chavales necesitan valores, el esfuerzo ahora no está valorado y solo se valora la recompensa, y al final una sociedad sin esfuerzo no va a ningún lado.

– Hablando de los jóvenes, ¿qué es lo que más tiene que vigilar un entrenador cuando se trata de su formación?

Yo diría que hay 2 partes que hay que controlar: que los chavales tengan una disciplina, que estudien y hagan deporte a la vez, administrarse el tiempo para compaginar bien entrenamientos y estudios. Es importante sacar una buena formación académica. Luego se trata de controlar a los padres para que no les metan mucha presión a los hijos, que vean esto como un deporte y no como un fin. El problema es cuando llegas a tu casa y tienes al padre hablándote todo el rato del juego, de los errores, creo que no es tan difícil llegar a casa y pensar en otras cosas, si está todo el rato hablándole del tenis acabará aborreciéndolo y se quemará. Hay chavales que con 20 años ya están completamente quemados y no quieren ni dedicarse a dar clases de tenis, por eso los padres tienen que ser conscientes de que tienen que tener una cierta psicología y hacer caso a los profesionales, no creerse más que los entrenadores.

– Pero sólo con cuidar estos detalles no bastará para que un jugador llegue al primer nivel. ¿Hay algún secreto, hay una edad donde ya se puede atisbar si el chaval va para arriba o se queda estancado?

A partir de Cadete, de los 14-15 años, se ve el trabajo. Tienes que tener una técnica perfecta si quieres estar ahí, hacer un golpe y no hacer fuerza, eso es la técnica. Luego una mentalidad de saber abstraerte y no obsesionarte, ir punto a punto, el tenis es un deporte muy exigente mentalmente. Tienes que saber abstraerte del resultado para poder dar tu máximo, el resultado no te tiene que condicionar, es un trabajo muy difícil a nivel de jugadores. La mentalidad y técnica van por un lado, luego a nivel físico se tiene que trabajar muy bien ya que es un deporte muy especifico y con mucha velocidad, con resistencia para aguantar 3 horas y pico de partido cada día sin tener lesiones, es un deporte que necesita fuerza, ir al gimnasio, etc… se combina físico, mentalidad y técnica, a partir de ahí puedes luchar por todo. El físico se puede corregir, pero si llega a los 14 años con mala técnica y mentalidad es muy difícil cambiar eso.

– ¿Tu día a día es muy estresante?

Mis funciones diarias son básicamente dos, que son sacarle rendimiento económico a las escuelas y luego sacar jugadores, me preocupo de que la gente juegue a tenis. Ahora aquí en el Sporting Tenis llevo 3 años colaborando y hay 117 alumnos de competición y pre competición, y cuando entré había 40. En Play Puig llevo 40-50 alumnos entre semana de la zona de El Puig con un grupo de entrenadores que han sido jugadores míos, tratando de hacerlo lo más profesional posible y que los chavales se diviertan y les guste el tenis, que cuando se hagan mayores sigan jugando al tenis porque lo bueno es que puedes jugar toda la vida, no te machaca físicamente. Hay gente con 80 y pico de años que juegan a dobles, es una maravilla, disfrutan al aire libre y me lo comentan los padres, “quiero que mi hijo juegue toda la vida”. Luego puedes jugar al pádel, squash, es un deporte ‘madre’ en ese sentido.

– También se ha dicho siempre que es un deporte para ricos…

Bastante dinero hay que tener, para iniciarse no es caro pero cuando empiezas a competir eso sí es caro, tienes que tener unos viajes y es un deporte donde las ayudas digamos que son muy limitadas, tienes que pagar unos entrenamientos y si quieres viajar cuesta dinero. La gente que quiere jugar al tenis necesita un apoyo económico, a ciertos niveles hay una selección salvaje.

equipos

– ¿Es el caso de alumnos tuyos como Bernabé Zapata?

Gracias al Sporting Tenis Bernabé Zapata puede jugar al tenis, y también a mi esfuerzo personal que me gusta este deporte y soy idealista a la hora de sacar jugadores, me gusta apostar por la gente y ver cómo evolucionan. Bernabé ahora es el número 2 de España Junior, está en su primera temporada en el circuito ATP y está el 800, tiene 18 años y limitamos algunos viajes por tema económico.

– ¿Está llamado a hacer grandes cosas con la raqueta en sus manos?

Tiene un carácter muy parecido al de David Ferrer, lo veo como el siguiente valenciano llamado a dar el salto. Por resultados, mentalidad, potencial, ranking… un chaval muy ganador al que no le han dado nada hecho, pero el deporte es duro. Es de la Malvarrosa, barrio humilde y le ayudamos entre el Sporting y yo mismo, con una subvención y con eso vamos subsistiendo. Es el alumno que tengo que más nivel tiene ahora mismo, estoy entrenando con él por las mañanas y cuando puedo también viajo a su lado, la próxima salida es a Xàtiva al torneo Orisol, un gran torneo con mucho sacrificio detrás que espero que nunca lo quiten porque esa gente tiene mucho mérito. Son los primeros torneos que se juegan y por ahí ha pasado gente como Murray, Ferrer o Safin.

– Escuchándote no me cabe duda de que el tenis valenciano seguirá haciendo ‘ruido’ por todo el mundo.

A nivel de Junior de 5 que hay buenos 3 están aquí, uno es Zapata, otro Carlos Taberner que es un chaval al que he entrenado hasta los 14 años y que ha sido campeón de España Junior, el finalista fue Bernabé y van a jugar este año dobles, y el otro es Pedro Martínez que es un chaval que ha estado con la selección española y que aún está en el CAR. Tenemos a Sara Sorribes en chicas y ahora mismo soy de los que piensa que se mide el nivel de España en base al nivel de Valencia. Es la generación del 97 que está llamada a suplir a los que están ahora arriba, y seguro que van a estar ahí.

Advertisement

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies