La práctica de pádel en verano es una de las escenas más habituales de los últimos años en cualquier urbanización con pista. Este o no cerca de la playa, este deporte tiene su mayor auge en la temporada estival. Y es que, si se siguen una serie de recomendaciones adecuadas, no hay nada que nos impida vestirnos de corto para darle a nuestro deporte favorito bajo la solana. Estos son algunos consejos para hacer pádel en verano sin morir en el intento:

Evita las horas de más calor

Las vacaciones son para disfrutar del tiempo libre, pero a la hora de hacer deporte hay que ser razonables. Las 12 del mediodía o las 4 de la tarde no son horas para hacer pádel y te expones a una insolación que te hará pasar un mal trago. Lo mejor es jugar temprano para estar activo el resto del día y huir del aplatanamiento que propicia el calor. También es buen momento el atardecer, cuando el sol cae, las temperaturas bajan y es más agradable saltar a la pista.

how-to-place-on-the-padel-court

Ten una piscina cerca

El problema de elegir horas tempranas o tardías para jugar al pádel es que probablemente muchas personas hayan pensado lo mismo, por lo que encontrar pista libre se complica. En ese caso, y también en el caso de los valientes que prefieren jugar bajo un sol de justicia, el plan perfecto es tener una piscina al lado. De esa manera, nada más que acabéis la partida, podréis saltar a la piscina para refrescaros.

PADEL-Y-PISCINA-EN-CD-JARAMA-SAN-SEBASTIAN-DE-LOS-REYES-MADRID-ALCOBENDAS

Hidrátate mucho

Se tenga o no piscina a mano, y sea la hora que sea, la hidratación es fundamental para la práctica de cualquier deporte. Antes, durante y después del partido debes beber agua. Haced parones, aprovechad un cambio de pista o cualquier otra excusa, pero tened el agua tan a mano como las bolas de pádel si no queréis sustos y desmayos. En ese sentido, para que el agua no se quede caldeada a los poco minutos, os irán muy bien fundas térmicas que mantengan en frío o mini-neveras.

jugar-padel-verano

Lleva accesorios adecuados

Otra de las ayudas para un partido caluroso es utilizar ciertos complementos. Gorras y gafas de sol son elementos imprescindibles, pero también lo es cuidar el material con el que jugamos. Y es que siempre vendrá bien un buen paletero con bolsillo térmico evitará que nuestras palas de pádel se resientan con el calor, algo que a la larga puede acelerar su deterioro. También os ayudará llevar ropa seca de recambio para cuando la partida llega a su fin.

padel-gorra

Hazte amigo de la crema solar

Con gorra o sin gorra. Con gafas de sol o sin ellas. La crema en verano es fundamental. Y no solo en la playa. Durante un partido de pádel te expones durante más de una hora a un intenso sol que te va a poner con ese moreno que buscabas, aunque con marcas de la camiseta y en el pantalón. Para ayudar a que ese moreno no sea un rojo gamba, utiliza siempre protección para evitar quemaduras inesperadas e incluso leves deshidrataciones.

Sunburnt_neck500-bja

Aliméntate bien antes, durante y después de la partida

Si el agua es findamental en la práctica de cualquier deporte, también la alimentación juega un papel fundamental a la hora de hidratarse. Lo ideal es comer antes, durante y después del partido. Y es que el uso de alimentos ricos en agua, como la fruta o complementos que aporten un elevado grado de azúcar, ayudará a que nuestro organismo se mantenga siempre activo evitando las famosas bajadas de tensión.

Apunte-hidratación-Juan-Revenga-Naranjas-Torres

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies