Le debe mucho a figuras como Carolina Marín, culpable de haber sacado este deporte olímpico de los patios de colegio y anonimatos de pequeños pabellones para llevarlo a las pantallas de televisión de millones de españoles, pero también a la labor que a diario realizan entidades como el CB San Fernando de Valencia.

Con más de 30 años de vida, fue hace tres cursos cuando pudieron dar un paso adelante inaugurando el nuevo pabellón de la Fuensanta, su casa, y los dos últimos ascensos logrados de forma consecutiva han metido al club en una nueva dimensión.

El día ha llegado

Aguarda, desde este sábado 8 de septiembre a las 17:00 horas en la Fuensanta, contra los jienenses del Arjonilla, el esperadísimo e ilusionante debut en la División de Honor. Allí donde miden fuerzas con raquetas de bádminton en mano los mejores jugadores nacionales de esta disciplina, mezclados con refuerzos extranjeros que todavía dotan de mayor nivel una competición que se ve en todo el país a través de Teledeporte.

Son 4 equipos andaluces, uno de Oviedo, otro de Cataluña, uno de Ibiza y nuestro CB San Fernando los 8 conjuntos que forman esta categoría, un entorno que para esta modesta y familiar entidad de barrio supone un tremendo impulso hacia delante en todos los sentidos.

Así lo reconocen Juan Fernández, entrenador del club durante la última década, y Paco Vallet, directivo de la entidad. Ambos colaboran, junto a muchas más personas en la faceta técnica, de gestión y humana, para hacer posible el sueño el CB San Fernando que, al mismo tiempo, es la ilusión de una gran ciudad que por fin se estrena en la cima del bádminton español.

Anteriormente fueron localidades como Xàtiva o Alicante las que gozaron de este privilegio, pero jamás la capital del Turia se aventuró en un reto de este calibre.

Mayor responsabilidad

Para estar a la altura se han aumentado las jornadas de entrenamiento en gente amateur que combina bádminton con estudios escolares, universitarios o de final de carrera, se ha mirado al extranjero para traer perlas que se curten en mecas del bádminton europeo como Dinamarca, y además ha habido que desarrollar un ambicioso plan de comunicación y marketing que esté a la altura de lo que la Federación Española exige a los equipos que van a estar delante de las cámaras en División de Honor.

“Hay que moverse mucho más a todos los niveles”, apunta Juan, a lo que Paco añade lo siguiente: “De estar jugando ligas menores pasamos a jugar ahora en la máxima categoría, y esto supone que un equipo amateur que entrenaba 2-3 días a la semana ahora tiene que entrenar todos los días. Necesitamos mayor disponibilidad de instalaciones así como refuerzos de fuera, el presupuesto ha subido bastante siendo casi el doble”.

Pero igual que el premio del ascenso trae mayor responsabilidad y atención en cada detalle, también ofrece oportunidad de negocio y de captar mayores premios. En la mente de todos, el de atraer un patrocinador privado que complemente las ayudas institucionales de ayuntamiento, diputación y Generalitat que tanto se han ganado: “En estos niveles no podemos fallar, y falta el patrocinador privado que nos ayudaría a consolidarnos ahí”, reconoce Paco.

Ambos hablan de ilusión y motivación como realidad que se palpa en el entorno de este pujante CB San Fernando, porque no sólo hay ganas de salir a jugar en los integrantes del equipo de División de Honor que entrena Juan Fernández, sino que toda la gente joven está esperanzada ante lo que se avecina desde este fin de semana y durante los próximos meses.

Por eso mismo el club, subido a una ola de grandes resultados y crecimiento de su masa social (ya ronda los 100 socios), abraza este salto de los últimos años, con varios ascensos consecutivos, luchando por dar forma a más equipos en su estructura.

Algunos competirán en la élite o cerca de ella en alguna categoría inferior, mientras que otros están orientados a seguir dando oportunidades de crecer en el bádminton a todos esos chicos y chicas, de diversas nacionalidades, que acuden cada semana a aprender y divertirse en la Fuensanta.

“Es un ‘hobby’ pero todos aquí son muy profesionales”

Es cosa del pasado cuando tuvieron que rechazar una plaza en Segunda División por falta de medios económicos. Esta vez el dinero no ha sido un impedimento para el decano, y en breve los aficionados de Valencia podrán tener muy cerca de casa el mejor bádminton de España.

Jornadas con 7 partidos (dos individuales masculinos, dos femeninos, el dobles masculino y el femenino, más el dobles mixto) que decidirán los 3 puntos en liza. No puede haber empate, así que la emoción por decidir un ganador en cada fecha liguera está asegurada.

“Es un ‘hobby’ pero todos aquí son muy profesionales, entrenan unas 2 horas y media al día para hacerlo lo mejor posible y sin un sueldo. De momento no se les puede gratificar de ninguna manera económicamente hablando, pero la realidad es que en cuanto a dedicación y compromiso con el bádminton se asemejan a las rutinas que lucen los profesionales de otros deportes mucho más mediáticos”, revelan entrenador y directivo.

El club, eso sí, trata de que al menos no le cueste dinero a padres y jugadores poder hacer camino en la competición individual, tanto a nivel autonómico como luego en unos Campeonatos de España donde miden fuerzas contra otros grandes jugadores y jugadoras.

Es la firme y necesaria apuesta por la base que realiza el CB San Fernando, referente autonómico cada día más volcado en unas escuelas municipales que son el verdadero futuro del bádminton.“Con ello esperamos poder llegar a más gente, y encontrar el talento de forma más prematura”, concluyen.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies