Luis Peinado, del Club Pádel silla Valencia: «No quería que me explicasen lo que era el deporte, sino vivirlo» | Yo soy noticia

Existe un breve y viejo cuento oriental llamado «¿Buena suerte? ¿Mala suerte? ¡Quién sabe!» que pone de manifiesto de manera brillante la dificultad de interpretar en el corto plazo el verdadero cariz de los acontecimientos que nos sobrevienen en la vida. A menudo, sólo con la perspectiva del tiempo y la distancia podemos valorar en su verdadera medida si un hecho ha tenido un impacto positivo o negativo en nuestra existencia, por muy dramático o afortunado que pueda parecer en un principio.

Y es que la vida no es sólo las cartas que te reparten sino también en gran medida qué es lo que haces con ellas. Ya nos vino a la memoria dicho cuento, que invito a buscar en internet para su disfrute, cuando contamos la increíble historia de la paratriatleta vasca Rakel Mateo, a la que un accidente le cambió la vida y el deporte le sirvió en primera instancia como válvula de escape, y en última como vehículo para alcanzar cotas nunca antes imaginadas por ella.

NOTICIA YSN: Rakel Mateo, triatleta paralímpica: «Tener el accidente y subirme a una bicicleta fue lo mejor que me pudo pasar en la vida»

De la mano de la Diputación de Valencia, hoy conocemos otro de esos casos asombrosos donde alguien logra sobreponerse a la adversidad y aferrarse a la vida haciendo de la necesidad virtud, deviniendo en un ejemplo de superación para todos nosotros. Hoy nos vamos al Family Sports Center de Beniparrell para conocer el espectacular exponente de lucha y resiliencia de Luís Peinado, alguien cuyo valor y tenacidad han llevado a la élite del deporte para personas discapacitadas, además de encontrar una nueva salida laboral en ayudar a aquellos que pasan por lo mismo que el vivió hace tres décadas.

Y por extensión, en el proceso terminaremos por entender en su verdadera dimensión el mérito y el esfuerzo de todos aquellos que en torno a su figura se aglutinan en el Club Pádel en silla Valencia.

Luís comienza a contarnos su historia: «Hace 32 años tuve un accidente de tráfico. Pasó con 21 años y en ese momento no te das cuenta de la realidad, pero al poco tiempo sí que realmente comprendí que el deporte es una muy buena vía de escape para las personas que sufrimos algún tipo de accidente y adquirimos una discapacidad física. Entendí que el Deporte Adaptado, además de ser una toma de tierra mental, te ayuda a ser una persona más independiente, dentro de lo dependiente que eres cuando sufres una lesión medular».

«Yo era una persona bastante anti deporte, ni me gustaba ni lo practicaba, pero es que ni siquiera veía el fútbol por televisión. Pero después del accidente y entender que el deporte era una muy buena salida, conocí la Federación de Deportes Adaptados, estoy hablando del año 95 o así. Había un taller de reinserción social y yo hice un curso de Monitor de Deporte Adaptado, y no quería que me explicasen lo que era el deporte, sino vivirlo», continúa.

Luís Peinado atendiéndonos en su silla deportiva específica para Pádel

«El deporte adaptado te ayuda a ser una persona más independiente, dentro de lo dependiente que eres cuando sufres una lesión medular»

«Al final he acabado practicando múltiples disciplinas deportivas como natación – que es lo primero que te recomiendan en rehabilitación-, Halterofilia, Esgrima, Tiro con arco, Tenis de mesa, Vela, Esquí Alpino y Baloncesto en silla de ruedas, que es lo primero que probé y practiqué durante más de 18 años. Luego cambié el baloncesto por el Pádel, que es el deporte que hago durante todo el año y el que realmente me apasiona. Y ahora también está de moda, que para eso se ha inventado aquí, el A-Ball, que es parecido al fútbol sala pero en silla de ruedas», enumera Luís.

En YoSoyNoticia os venimos contando desde hace años todo lo relacionado con la génesis y el desarrollo de esta nueva y atractiva disciplina, ideada por el ex jugador del Valencia CF Ricardo Giner con la colaboración de César Iribarren, director del área de Deportes de la UPV. Podéis leer más sobre ello, por ejemplo, en el siguiente enlace:

NOTICIA YSN: Fútbol en Silla A-Ball: València impulsa un cambio que afectará a millones de personas

Luís Peinado nos explica por qué, pese a haber pasado por multitud de disciplinas, algunas de las cuales aún practica como complemento, ha sido el Pádel la que le ha acabado apasionando y atrapando:

«Yo venía del Baloncesto en silla de ruedas, que es un deporte de equipo en el cual realmente necesitas muchos compañeros para poder practicarlo. En el Pádel no necesitas tantos, lo probamos y vimos que realmente es un deporte que te engancha. Era mi primer deporte de pala o de raqueta, pero lo bueno que tiene es que aunque tengas un nivel muy bajito, te diviertes mucho y empiezas a disfrutar muy pronto, aunque luego ya te vayas exigiendo más a ti mismo.

Los cerca de 30 que componemos el club de Pádel en silla Valencia tenemos muy buena unión y a nivel nacional hay buen ambiente también. Los que estamos en estas instalaciones somos los que andamos metidos en competición. Luego tenemos otro grupo bastante grande que está en otras instalaciones en la ciudad de Valencia, que lo hacen por hobby y salud, por disfrutar de este deporte. El club lleva cinco años aunque algunos compañeros y yo ya llevamos jugando Pádel más de una década. Tengo entendido que es el segundo deporte que más se practica, tras el fútbol. Algo tendrá esto, cuando acaba enganchando a todo el mundo».

«Con el Pádel te diviertes mucho y empiezas a disfrutar muy pronto. Algo tiene este deporte que te engancha»

Queremos saber qué similitudes y diferencias encuentra nuestro protagonista respecto al Tenis y al Pádel convencional. Luís nos detalla que «en Pádel y Tenis la puntuación es exactamente igual. Pero empezar es mucho más fácil en el Pádel. El Tenis requiere de mucha técnica y tener muy buen toque de raqueta, y además es muy físico, la pista de tenis es enorme. El Pádel es más divertido, más sencillo de aprender y más económico. Respecto al Pádel convencional, el que se practica en silla de ruedas tiene dos diferencias básicas: a nosotros se nos permiten dos botes en vez de uno, por que no tenemos desplazamiento lateral. Y en el Pádel convencional no pueden sacar por encima de la altura de la cintura mientras que nosotros no podemos sobrepasar la altura del hombro. Por lo demás, las pistas son exactamente iguales a aquellas donde juegan los profesionales de Pádel normal».

«El Pádel es más divertido, más sencillo de aprender y más económico que el tenis»

Luis también nos cuenta detalles sobre la silla de ruedas especial que le facilita la práctica de esta modalidad:

«Las sillas deportivas son diferentes de las de calle, y específicas para cada deporte. La de calle queremos que sea lo más estrecha, manejable y fácil de desmontar posible. Y la silla deportiva es específica para cada deporte. Lo habitual es que las ruedas tengan mucha apertura y entre 14 y 20 grados de inclinación. Eso ayuda a la hora de hacer giros, y sobre todo también te evita el volcar lateralmente. En Pádel también tenemos una rueda antivuelco detrás, para evitar volcar de espaldas cuando te viene una bola alta y has de hacer un smash, un remate o similar. Y luego son bastante a medida de cada persona, porque cada uno tenemos una talla y unas características».

Sillas de ruedas convencionales

«Las sillas deportivas son diferentes de las de calle, y específicas para cada deporte. Y a medida de cada persona, porque cada uno tenemos una talla»

Hablamos de las interioridades del Pádel Adaptado llevado al terreno competitivo, un ámbito en el que Luís posee ya mucha experiencia y un palmarés polideportivo envidiable:

«Hay Campeonato Autonómico, con los compañeros de Castellón o de Alicante. También existe una Liga Nacional que se compone de 14 pruebas al año, junto con el Campeonato de España por Parejas y un Campeonato de España por Selecciones, todo ello organizado por la Federación Española de Deportes de Personas con Discapacidad Física.  El Campeonato por selecciones es el que más nos gusta, de hecho la temporada anterior llegamos a la final y quedamos segundos. En parejas, Topher Triviño, uno de los compañeros de aquí que estaba jugando conmigo, ha sido número uno cinco años seguidos con su compañero. Este año se han separado de mutuo acuerdo, pero realmente eran imbatibles y han estado cinco años consecutivos siendo campeones de España» .

NOTICIA YSN: El valenciano Topher Triviño opta a su quinto campeonato de España consecutivo en pádel en silla de ruedas

Extrapolamos la cuestión al contexto internacional de un deporte cada vez más popular a nivel mundial, pero que por lo pronto seguirá sin ser olímpico:

«No hay algo comparable al World Padel Tour a nivel silla de ruedas, ya quisiéramos. Lo que sí hemos hecho en alguna ocasión cuando se ha jugado en Valencia, es hacer una exhibición entre las dos semifinales. Nos invitaron para divulgar esta modalidad, lo cual es de agradecer. Eso sí, en Junio de este año se celebró la primera Copa del Mundo, donde participamos siete selecciones, y se notó nuestro nivel porque la ganamos. Así que la primera vez que se ha celebrado, España ha sido campeona del mundo de Pádel en silla de ruedas. Tanto Topher Triviño como yo tuvimos el honor de ir convocados y participar de ese éxito. Respecto al tema olímpico, pues ellos sabrán, no te puedo contestar a esa pregunta, lo que está claro es que lo deseamos mucho, porque detrás del convencional iría el adaptado» .

«La primera vez que se ha celebrado la Copa del Mundo, España ha sido campeona de Pádel en silla de ruedas»

Como es habitual abordamos también la siempre peliaguda cuestión de compatibilizar la práctica deportiva a alto nivel con el resto de aspectos de la vida diaria, y la existencia de ayudas a tal efecto:

«Cuando vas con la Selección Valenciana sí vas a gastos pagados. Luego tanto Diputación como Fundación Deportiva Municipal sí dan subvenciones, pero como nosotros llevamos poco tiempo como club, y somos los propios jugadores los que formamos la junta directiva, nos queda un poco de trabajo extra para poder optar a ese tipo de ayudas públicas. De momento nos es más sencillo pedir patrocinio a entidades privadas. Verás que varios compañeros vamos con marcas de ropa y de palas de Pádel. Mi marca es Enebe, a la cual tengo que agradecer el apoyo que me brinda para poder afrontar los muchos fines de semana competitivos. Por otro lado, es un buen momento, ya que el Consejo Superior de Deportes ha sacado una ley por la que para 2024, el Pádel Adaptado lo tiene que absorber directamente la Federación del deporte convencional».

«El CSD ha sacado una ley por la que para 2024, el Pádel Adaptado lo tiene que absorber directamente la Federación del deporte convencional»

«Respecto a compatibilizarlo con otras cosas, de los ocho que estamos aquí el único que trabaja soy yo. Por suerte, lo hago para la Federación de Deportes Adaptados y trabajo en el Hospital de la Fe, en el programa Hospi Sport, que es un programa de la Federación y de la Generalitat valenciana. Mi plaza laboral está en el hospital, pero sí que lo tengo muy bien hablado con Federación, y es lógico que me pongan facilidades para entrenar ya que uno de sus objetivos es fomentar y ayudar a las personas con discapacidad a practicar deporte», nos dice Luís.

Nos resulta muy interesante lo que nos cuenta respecto a su labor en el hospital y podemos ver emoción en su mirada y orgullo en su voz mientras profundiza en ello, por tener la oportunidad de prestar una ayuda a otros de la que él en su momento no pudo disfrutar:

«Trabajamos con las personas que han adquirido algún tipo de discapacidad física, tanto sea por accidente, en casa, el tráfico, laboral, lo que sea. Enfocamos la rehabilitación a través del deporte de iniciación, les hacemos ver que realmente el deporte favorece mucho su condición física y reduce el tiempo de hospitalización. Por las mañanas trabajamos habilidades motoras y manejo de la silla de ruedas entre otras cosas. Y luego por las tardes es cuando hacemos un poco de actividad deportiva» .

Nos parece importante que Luís nos intente hacer entender más en detalle a los que todavía tenemos la fortuna de mantener todo nuestro organismo más o menos intacto, todo lo que implica tener una discapacidad y qué grados y diferencias hay entre ellas. Y somos conscientes de que todo lo que nos diga no hará sino agrandar a nuestros ojos la dimensión del logro que supone sobreponerse a ello:

«Yo me tiré seis meses hospitalizado cuando tuve el accidente. Con una lesión medular tienes que volver a aprender a hacer todo desde cero, pero todo es todo. Pierdes masa muscular, te quedas delgadísimo, es una lesión muy severa y un shock muy duro. Hasta el año realmente no llegas a darte cuenta de todos los problemas que tienes. Para desplazarnos tenemos la silla de ruedas, pero están las barreras arquitectónicas. Hoy en día todas las aceras en la ciudad son accesibles. Pero cuando yo tuve el accidente hace 30 años no había ni una que tuviese una rampa, te tenías que buscar la vida, tienes miedo de salir solo de casa porque te vas encontrando barreras por todos los lados. Tengo mucho que agradecer a mi grupo de amigos. Por suerte, todo ha evolucionado mucho».

«Una lesión modular es muy severa y un shock muy duro. Tienes que aprender todo desde cero. Hoy todo ha evolucionado mucho pero hace 30 años no había ni una acera con una rampa»

«En el área de la discapacidad física hay una variedad muy grande de tipos, desde una lesión medular que puede ser cervical, que puede ser dorsal alta, dorsal baja, una incompleta, puede ser una hemiplejia, una multi amputación… Con la experiencia de tantos años que llevo metido en el deporte, me da igual el que sea, debo decir que estas personas con, por ejemplo una amputación de pierna, lo único que les falta es el miembro en sí.  Con una buena condición física, si se lo toman un poquito en serio tienen un potencial brutal» , sigue transmitiéndonos.

«Sin embargo en el caso de una lesión medular, la complicación es que al tener fracturada la columna vertebral y seccionada la médula espinal, tienes falta de movilidad y sensibilidad, por mucho que trabajes tu cuerpo, esa zona afectada es muy difícil o imposible que la llegues a potenciar porque no tenemos recursos para poder hacerlo. Pero ese es el ejemplo de que, suene como suene, realmente los amputados son los reyes en el mundo del deporte adaptado», sentencia.

Luís Peinado habla precisamente y con admiración de un ejemplo paradigmático de ello, y uno de nuestros deportistas paralímpicos más notorios, Ricardo Ten: «Es muy amigo mío. El caso de Ricardo es brutal, los logros que ha conseguido en su vida, primero en la Natación, ha ido a cinco paralimpiadas. Y ahora ha cambiado la disciplina por el Ciclismo y ha sido Campeón del Mundo, es de locos. Es admirable y muy inspirador»

NOTICIA YSN: Ricardo Ten, un eterno vencedor: «Me dedico con cuerpo y alma a lo que apasiona» 

«Los amputados son los reyes en el mundo del deporte adaptado. El caso de Ricardo Ten es admirable y muy inspirador»

Para terminar Luis Peinado manda un mensaje para aquellos que estén en casa pasando un mal trago tras sufrir un accidente:

«La primera reacción es quedarte en casa deprimido y martirizándote pero han de saber que hay otro camino y es el del deporte como válvula de escape física y psicológica. No les decimos a las personas que hagan deporte para que acaben compitiendo. Les ofrecemos el mundo del deporte porque han de entender que el mundo no se ha acabado. El deporte te va a hacer salir de casa y te va a ayudar a adquirir unas condiciones físicas y mentales mucho mejores.

Yo entiendo que no a todo el mundo le tiene por qué gustar hacer deporte,  pero al menos tienen que esforzarse en ser una persona activa, con vida social y en la medida de lo posible volver a ser el mismo y regresar a la normalidad, que tu discapacidad no defina tu identidad. Las ciudades están cada vez mejor preparadas y tenemos que continuar, porque de hecho nos queda una vida por delante que puede ser muy placentera. Siempre queda por lo que luchar y por lo que seguir viviendo» .

«El deporte puede ayudarte a entender que el mundo no se ha acabado y a que tu discapacidad no defina tu identidad. Siempre queda por lo que luchar y por lo que seguir viviendo»

Nos despedimos de Luís Peinado y nos marchamos del Family Sport Center de Beniparrell con la sensación de que una vez más, hemos salido ganando más nosotros con la conversación que el protagonista de turno. Porque las lecciones de vida y constructivo ejemplo que con su espíritu de lucha, pundonor y energía transmiten esta clase de entrevistados, suponen un impagable regalo que hay que atesorar, y que siempre logra que pongas tus propios problemas en perspectiva. Si hay algo que claramente es «Buena suerte» de todas todas es tener el honor y el privilegio de poder contar historias como esta del modo en que merecen ser contadas.

VÍDEO: ASÍ ES EL PÁDEL EN SILLA DE RUEDAS EN DIRECTO

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies