Los éxitos de Vicent David Molines Vives (fue reconocido junto a las jóvenes promesas d ela pilota valenciana en la última Gala del Deporte Yosoynoticia.es) están ahí. A sus 43 años, el de Xaló ha estado casi una década al frente de las categorías inferiores de la selección valenciana, y bajo su mando han llegado 17 medallas de oro, 16 de plata y una de bronce en los campeonatos de Europa disputados.

El de la Marina, acostumbrado a formar personal y deportivamente a los jóvenes talentos alicantinos antes de saltar al ámbito federativo, siempre ha tenido a sus selecciones en las finales de todas las categorías y modalidades. Su trayectoria habla por sí sola, y ahora le ha llegado el desafío de sustituir a Pigat II en una selección absoluta que tiene el listón muy alto de cara a próximos Europeos y Mundiales.

Vicent Molines, nuevo seleccionador internacional de la pilota valenciana

Aunque antes habrá que sortear esta pandemia, a la que la pilota valenciana está demostrando saber adaptarse para que no se pare un deporte que cada vez genera más atención entre las nuevas generaciones. Una práctica en auge, muy activa a raíz de lo que se respira en las Escuelas que tanto conoce Vicent y sobre la que charlamos con un tipo que acude a las partidas y busca que jugadores y jugadoras le sientan cerca. Afrontando con la máxima ambición y responsabilidad la nueva etapa que se abre.

PREGUNTA: ¿Cómo están siendo las primeras semanas desde tu nombramiento oficial como nuevo seleccionador absoluto de pilota valenciana?

RESPUESTA: Ha habido movimientos y reuniones para explicar a todo el mundo el plan de trabajo y los objetivos generales a buscar. Hay un cambio, y eso conlleva cosas a todos los niveles de la pilota valenciana.

Vamos a coger la base que había, y que tantos éxitos dio con Pigat II, para darle continuidad aunque empezando a renovar algún puesto sin que se note demasiado el cambio, detalles que ayuden a que en un futuro la selección valenciana no baje sus prestaciones. Si dejamos a muchos jugadores durante mucho tiempo hasta que se agoten, sin promover el relevo, luego la falta de aclimatación a este tipo de competiciones por parte de los nuevos puede hacer que bajen los resultados.

P: Las selecciones valencianas absolutas vienen de conseguir muchos metales y de asentarse en la élite mundial. Está claro que el cambio no se produce por un bajón en ese aspecto, pero aún así siempre hay cosas que mejorar. ¿Es así?

R: Estamos contentos y queremos continuar de esta manera, con tantos éxitos, aunque es difícil ganar siempre. Pero las nuevas generaciones vienen apretando y por eso hay que darles la oportunidad, para que puedan saber de qué van las competiciones internacionales.

En un futuro próximo podrán tener la oportunidad de incorporarse como titulares de la selección.

P: ¿Cuáles son las bases sobre las que piensas edificar tu proyecto?

R: Tenemos un primer objetivo que es el de la buena imagen, que ya se da, pero hay que priorizarlo porque el que venga con la selección valenciana debe tener y dar buena imagen, ser un modelo a seguir para el resto. El otro objetivo es la renovación poco a poco, y complementario a estos dos está el del rendimiento deportivo.

Es algo que ya con Pigat II estaba, y ahí están los buenísimos resultados, pero además de esto a mí se me pide renovación con la entrada de nuevos jugadores e incidir mucho en la imagen que damos.

Venía siendo el seleccionador de categorías inferiores, así que me considero plenamente capacitado para acompañar a estos jugadores que tan bien conozco hacia arriba, camino de la selección absoluta. Tanto a ellos como a ellas los he tratado desde que tenían 12 años, sé de sus cualidades y potencial.

El que quiera venir, sea ya profesional o no, tiene que sudar mucho y si no lo hace en una competición será en otra.

Sabiendo esto, hasta la fecha me han trasladado su compromiso desde el raspall, la escala i corda o el One Wall, sé que lo van a dar todo y que son conscientes de que aquí no se regala nada.

Pigat II dice adiós: “Nos abrió los ojos salir fuera y comprobar que también se juega a este deporte”

P: ¿Hay todavía más buena cantera de chicos y chicas esperando su oportunidad para el medio y largo plazo en la pilota valenciana?

R: Tenemos muy buena cantera y buenos jugadores, ahora mi tarea es que se complete el paso de abajo hacia arriba, a la élite. Tenemos mucha variedad de jugadores y jugadoras para escoger, por lo que vamos a darles la oportunidad a todos para venir, probar y mostrarnos su potencial.

P: ¿Te enorgullece especialmente, teniendo tanto contacto con las Escuelas y los más jóvenes como siempre has tenido, que cada vez sean más las mujeres las que llaman a la puerta del máximo nivel?

R: Cuando el mundo político o empresarial se fijó en el pasado reciente en la promoción y cuidado de las mujeres porque está de moda, por así decirlo, la federación ya se había puesto manos a la obra y tenía la competición femenina muy bien encaminada. Por ejemplo en el raspall, donde contaba con más equipos de chicas que de chicos.

El tema de la mujer es una apuesta de la federación desde hace tiempo, no solo con la corriente más actual de apostar por ellas que se vive a todos los niveles de la sociedad. Ya había ligas estructuradas y bastante numerosas, que ahora se han reforzado más todavía, con la federación dando más estabilidad si cabe a la competición femenina.

P: Además de esa mencionada apuesta por la mujer, de la pilota valenciana también se puede sacar pecho estos días por cómo de bien se ha adaptado a la pandemia de COVID-19. Demostrando ser una actividad segura, y que puede seguir adelante para suerte de todos sus practicantes y aficionados.

R: Yo vengo del mundo de los clubes y la base, y sé que la federación ha estado trabajando muchísimo para que se puedan hacer competiciones y sea seguro todo. Formo parte de la junta directiva y conozco el esfuerzo que hay detrás de sacar adelante la pilota en estos tiempos de pandemia.

Además, también estoy satisfecho del trabajo de promoción para que se mantenga fuerte y viva la pilota. Otros deportes finalizaron competiciones de la temporada cuando se decretó el confinamiento, pero en nuestra federación trataron de esperar y poder encontrar soluciones para acabarlas de alguna manera más adelante. Tratando de romper con ese pensamiento negativo que el confinamiento había provocado en toda la sociedad.

P: ¿Está más viva que nunca la pilota valenciana?

R: Está más vivo que nunca el mundo de la pilota, hay mucho movimiento y lo hemos comprobado también con los recientes actos del ‘Día de la Pilota’, que es solo la punta del iceberg del trabajo que se hace durante el año.

Ahí se luce este deporte, pero para que se dé todo lo que hay en el día de la pilota tiene que haber muchísimo detrás.

En lo que creo que hay que avanzar es en valorar que hay grupos de gente más adulta, no tanto niños o niñas, que desean practicar el deporte de la pilota como un hábito saludable.

Hay mucha gente en los pueblos que quiere jugar, personas mayores que desean entrenar con esta actividad como otros hacen con otros deportes.

Pensamos mucho en cantera, pero van saliendo estos grupos que quieren jugar a pelota como práctica de hábito saludable y como el que sale a correr. Es otro de los aspectos que afloran además de todo lo hablado, esto se nota y percibe como ocurre en mi pueblo. En lugares como Sella o Beniarbeig ha pasado esto que te comento.

P: Mencionabas a la cantera, cuyos éxitos internacionales han llegado en más de una modalidad. ¿Es la gran suerte que tenemos ahora, que ya no domina tanto una sola modalidad en la Comunitat Valenciana? ¿Lo ideal es que los chicos y chicas se habitúen desde jóvenes a jugar a todo en la pilota?

R: Aquí en la Comunitat tiramos más de escala i corda, o de raspall. Entrenan menos de lo que se debería para preparar los campeonatos, pero también es verdad que ahora muchos juegan a diferentes modalidades y tienen repertorios de golpes que les permiten adaptarse rápido a otras modalidades.

Fui uno de los promotores en la Marina Alta para que las Escuelas no jugaran solo a raspall, empecé a dar guerra y aunque ahora ya no estoy en Escuelas, eso se movió y se juega a todo. Eso supone mucho trabajo en los clubes y necesitas mucha gente para desarrollar algo así, pero el nivel que sacas es espectacular.

Lo mejor es que de esta manera los jugadores/as se adaptan a todo, y además si luego viene alguien a practicar y tiene disponibles todas las modalidades como frontón, escala i corda, raspall o one wall, pues no se marcha si solo se le da bien una especialidad y no la puede practicar porque no la ofrece la escuela en cuestión.

P: Algunos llegan a poder vivir de esto siendo profesionales, y otros se quedan por el camino. ¿La asignatura pendiente es que cada vez sean más los que puedan vivir mejor dentro del profesionalismo?

R: El mundo profesional sería el espejo donde mirar el deporte en sí, porque cuantos más llegan supone que en la base hay muchísimos más. Si pudieran vivir dignamente durante más años, como los futbolistas, sería espectacular porque habría más jóvenes que no tendrían que compaginar la pilota con otros trabajos.

Hemos avanzado bastante todo sea dicho, la preparación física y entrenamiento del mundo profesional ha cambiado mucho con respecto a otras épocas. Hace falta inversión, dinero, patrocinios, competiciones

Para eso nació la Fundación, debe ir de la mano de la Federación para poder conseguir todo eso que comento.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies