FOTOS: FUNPIVAL

Tras la vuelta de las competiciones de escala i corda y raspall a mediados de febrero, se aproxima el final de las ligas con todo por decidir.

Gandía quiere recuperar La Catedral del raspall

Por un lado, se acaba de disputar la ida de las semifinales de la XXX Lliga Bankia d’escala i corda (victoria por la mínima de Almussafes ante La Pobla de Vallbona 55 a 60, y victoria de Pedreguer-Masymas por 60 a 45 contra Dénia), y por el otro este fin de semana arrancan las semifinales de la XXXVIII Lliga Bankia-Trofeu Diputació de València de raspall (sábado 18:30 El Genovés-Xàbia, y domingo 18:00 Castelló-Xeraco).

Un poco de estabilidad tras unos meses convulsos

El mundo de la pilota se ha visto alterado irremediablemente por el covid, y desde el confinamiento ha sido un constante ir y venir de parones. Desde que se frenó en enero por las restricciones, han vuelto a mitad de febrero y teniendo que jugar dos partidas a la semana para ajustarse al calendario y llegar a tiempo. Y es que con el final de las ligas de escala i corda y raspall se espera con ganas la llegada de nuevos campeonatos, como el de Mancomunitats o el Individual, uno de los torneos más prestigiosos.

Después de verano dará comienzo también la Copa, uno de los más esperados junto con el Individual y la Liga.

Para nosotros fue un punto psicológico el poder ganar al equipo invicto, jugamos como si fuese la semifinal”

La semana pasada tuvieron lugar los últimos enfrentamientos de la fase regular de la liga de raspall, con las posiciones ya establecidas en la tabla, pero con un resultado que destacó del resto. El líder del grupo e invicto hasta la fecha, El Genovés, cayó por 15 a 30 ante Xeraco (segundos en liga), equipo formado por Vercher, Canari y Ricardet. Valoramos con Ximo Vercher cómo fue esa victoria y lo que significó para el equipo.

“Para nosotros fue un punto psicológico el poder ganar al equipo invicto, jugamos como si fuese la semifinal”. Ha significado un plus de motivación de cara a las rondas finales, pero recuerda que hay que tener los pies en la tierra. “Debemos tener la cabeza fría, tenemos que jugar así cada partida. Que el otro día ganásemos al líder no quiere decir que estemos ya en la final, tendremos que trabajar mucho en los dos partidos de semifinales”.

En la pilota el público forma parte del deporte, se sientan en la escala, son parte del ambiente, sin ellos es una sensación muy extraña”

Un deporte de la gente

En palabras de nuestro protagonista, “en la pilota el público forma parte del deporte, se sientan en la escala, son parte del ambiente, sin ellos es una sensación muy extraña”. Para la pilota ha sido un “golpe bastante duro”, ya no sólo por la parte económica con el aporte que generaban las entradas para ver las partidas, sino también por la falta de ambiente en los enfrentamientos.

Es una sensación extraña, parece más un entrenamiento”

“Es una sensación extraña, parece más un entrenamiento”. Y más teniendo en cuenta que ahora se está entrando de lleno en las fases finales del campeonato, que es cuando más gente se acerca al trinquet y son una parte más del juego.

Preguntado por si se espera ver aficionados en la final, Ximo no es optimista: “lo veo difícil, pero nosotros vamos aguantando y entrenando a tope, esperando a que la situación sanitaria mejore y con ganas de volver a la antigua normalidad”.

Recuerda cómo iba de pequeño con su padre al trinquet a ver partidas y campeonatos. Así es como empezó su historia con la pilota, de la afición que su padre le trasladó. El joven restador de Piles cuenta cómo fue quemando etapas, hasta llegar con sus 21 años a ser titular en la liga. “Como me gustaba jugar me apunté a la escuela del pueblo. Fui progresando por lo que entré en la escuela de tecnificación y de ahí di el salto a jugar mis primeras partidas de juveniles y algún campeonato, hasta llegar a donde estoy ahora”.

La importancia de una buena condición física

Y es que ser pilotari profesional no es tarea sencilla. Ximo entrena seis días a la semana, tres días intenta tocar pelota y el resto mucho trabajo de fuerza incidiendo en la prevención de lesiones. Tener un físico óptimo es fundamental: “Es muy explosivo y antinatural, hay que agacharse mucho, haces fuerza en lugares raros. La pelota va muy rápido y hay que tener una buena condición física ya no sólo para jugar, sino para no lesionarse. Puede ser un deporte muy lesivo si no haces las cosas bien”.

Asegura que los jugadores hoy en día tienen un nivel de forma muy bueno y, como en cualquier disciplina en la que aspiras a ser profesional, “hay que entrenar sí o sí para rendir”. Debido al parón por Covid que obligó a retrasar la competición a mitad de temporada hubo que acortar el calendario para reajustar fechas y llegar a tiempo, por lo que estuvieron semanas jugando dos partidas en siete días, donde vuele a escena la importancia de un buen entrenamiento para prevenir lesiones.

El saque es un factor muy importante en el raspall, empezar el punto con un golpe fuerte te da más posibilidades de ganarlo, un poco como en el tenis”

Uno de los puntos fuertes del pilotari de Piles es su fuerza a la hora de sacar. “Le doy velocidad a la pelota. El saque es un factor muy importante en el raspall, empezar el punto con un golpe fuerte te da más posibilidades de ganarlo, un poco como en el tenis”.

Su equipo, el de Xeraco, se la juega este domingo 11 de abril a las 18:00 horas, en el primero de los dos partidos de semifinales contra el de Castelló (Marrahí – Lorja – Murcianet), en el Trinquet de Bellreguard. Uno de los favoritos de Ximo, aunque reconoce que se adapta bien a cualquier tipo de trinquet.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies