Así ocurrió cuando el famoso y televisivo chef Alberto Chicote, un gran amante del rugby y practicante del mismo en su juventud, se puso la camiseta del equipo castellonense hace unos días. Siguió el mediático cocinero con su rutina y promesa de aparecer cada día en su programa con los colores de un equipo distinto, promocionando así el deporte que tanto aprecia.

La mejor campaña de publicidad

Para una entidad modesta como es el Vila-real Club Rugby Penyagolosa, nacida hace solo 7 años y que apenas lleva 4 compitiendo de manera federada con su Senior masculino en 3ª Territorial Valenciana, algo así ha superado sus expectativas. No eran conscientes de lo que podía ocurrir cuando decidieron mandar su camiseta en dirección a Chicote, para ver si la lucía en una de sus televisivas apariciones.

Pero el madrileño lo hizo, y a partir de ahí tanto las redes sociales como los grupos de whatsapp del club y de la localidad castellonense se hicieron eco de un gesto que ha caído como un soplo de aire fresco en la entidad.

“Nos hacía ilusión para dar visibilidad al club, y desde entonces nos ha preguntado bastante gente. Por redes sociales ha tenido una visibilidad e impacto increíble, ha alcanzado a sitios de Vila-real a los que nosotros no llegábamos”, describe Raúl Montañés, el joven presidente de un club que trata de hacerse un hueco en un municipio donde el fútbol se lleva casi todos los focos.

Pero ahora y gracias al rugby el escudo del Villarreal CF, como parte del acuerdo que tienen para formar parte de ‘Endavant Esports’, la iniciativa del club groguet para potenciar todo el deporte de la provincia, también ha sido protagonista en el ámbito nacional y eso solo puede despertar más ilusión y ganas por el proyecto.

Hemos llegado a gente que antes no tenía constancia de que existía el rugby aquí”, añade Raúl.

Fue Raúl junto a otro amigo y compañero en un club de Castellón los que decidieron salirse para formar este Vila-real Club Rugby Penyagolosa hace 7 años. Junto a otros colaboradores fueron dando forma a ese equipo Senior masculino que ya lleva casi un lustro compitiendo oficialmente, y aunque Raúl ha jugado y también entrenado aquí, ahora está más centrado en lo que es su rol de presidente y en seguir desarrollando iniciativas para el crecimiento del club.

Una de ellas es la de seguir con la difusión de la marca, algo más sencillo cuando uno encuentra aliados tan famosos y con tanto calado como tiene Alberto Chicote. Su inestimable colaboración ha cristalizado, nos cuentan, en la recepción de mails de familias que quieren apuntar a sus hijos o hijas, así como otros que desean acercarse y probar con el Senior. “Somos un club pequeño y esto te ayuda a crecer un poquito. Es un empujón más”.

La cantera, el siguiente desafío

El club va ganando adeptos en Vila-real y alrededores, pues además de esta localidad también cuentan con el compromiso en el equipo de gente de Artana, Benicàssim, Oropesa o Castellón, y como nos han contado, lo último de Chicote les ha permitido ganar una necesaria notoriedad en estos tiempos tan difíciles de pandemia de la COVID-19.

Confían en aprovechar este tirón para seguir motivando a sus miembros, y se han marcado el reto de dotar a la entidad de la estructura necesaria para dar el siguiente paso. Porque aunque actualmente tan solo cuenta con unos pocos chicos y alguna chica en la base, su intención en cuanto llegue la próxima temporada es continuar con la captación en los colegios y poder acudir a las Trobadas con sus colores.

El rugby en Vila-real tiene futuro y lo notamos, cada vez tiene más tirón y son los propios padres de los chavales los que nos ayudan mucho. Nos dan a conocer por diferentes lugares, están muy comprometidos con el club y colaboran en todo lo que pueden”, apunta Raúl.

El obstáculo de encontrar tiempo y espacio en las instalaciones municipales para desarrollar su actividad, en concreto en la Ciudad Deportiva Municipal de Vila-real, se ha ido solucionando conforme el club ganaba peso y estabilidad, consolidándose como una alternativa deportiva más en el panorama local a ojos de las instituciones.

El boca a boca, las redes sociales, la cartelería desplegada estratégicamente y lo de moverse en grupo vistiendo la equipación del club funciona para despertar la curiosidad de sus vecinos, pero es la captación escolar donde tienen puestas grandes esperanzas. Y no son desconocidos para los niños y niñas del municipio.

Llevamos ya 2-3 años yendo a los colegios, concretamente ya son 6 colegios y un instituto. Queríamos juntar a 4-5 colegios en un campo de la instalación donde actuamos, para que entrenen juntos y nos sirva de promoción, pero no ha podido ser por la pandemia y aguardamos a septiembre para retomar la actividad”, indican.

Son parte de ese ecosistema de rugby en la provincia de Castellón que lentamente, pero sin pausa, va abriéndose paso en la Comunitat. Ya se pudo disputar un trofeo entre clubes de la región (está pendiente activar nuevas ediciones), y son otras las iniciativas que también van dirigidas a difundir las bondades y valores del oval a toda la ciudadanía castellonense.

Los patrocinadores responden, incluso en los confusos e inciertos tiempos actuales, y su reciente repercusión mediática ha facilitado las cosas para este pujante Vila-real Club Rugby Penyagolosa. Nos cuentan que los apoyos económicos que tienen se mantienen intactos, y que incluso alguno quiere apostar por más fuerza por este proyecto. Lo agradecen sobremanera en esta entidad, la misma que no se quiere dormir en los laureles del ‘boom’ de Chicote y aprovechar este tirón para seguir dotando de fuerza a una estructura que debe permitirles mirar al futuro con optimismo.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies