El rugby como vehículo de reinserción gracias a la especial colaboración entre el Tatami RC y la Colonia San Vicente Ferrer | Yo soy noticia

Cumplen medidas judiciales en este centro, dependiente de la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas de la Generalitat. No conviene ni gusta entre los educadores referirse al tiempo de estancia de los chicos y chicas como condena, y aguardan una segunda o tercera oportunidad en la vida mientras pasan las horas privados de una libertad que no supieron disfrutar adecuadamente en el pasado.

Pero enseguida aparece Juan Rastrilla, ‘Rastri’, al volante de su vehículo personal y acompañado de un chaval que aún no ha cumplido la mayoría de edad, y su sonrisa eterna inunda todo el lugar. En la parte de detrás del coche hay material para una sesión de entrenamiento de rugby, y por delante una hora y media de inmersión en el mundo del oval dejando a un lado la rutina diaria en la Colonia.

Es lunes, y eso sólo puede significar que ‘Rastri’, un histórico del rugby valenciano que lleva casi 50 años vinculado al Tatami RC, sus fieles colaboradores Gustavo y Adrián así como los propios educadores del centro, que son los primeros en vestirse de corto para disfrutar estos momentos, tienen ante sí una nueva cita con los jóvenes y adolescentes aquí internos que están cumpliendo medidas para su correcta reeducación social.

20161017_165833

La segunda ‘temporada’ de una iniciativa que ha cambiado sus vidas

No sólo la de ‘Rastri’, que también atesora una enorme experiencia a sus espaldas en otros proyectos de un contexto diferente por medio de los ‘Talleres de Rugby’ del Tatami, en centros educativos de Burjassot, Godella y Valencia.

Especialmente se ha dejado sentir esta actividad deportiva en los implicados educadores del centro, que ahora hasta se plantean el formar un equipo de rugby para competir en el afamado Torneo Seven Tiburón, que cada verano desde hace más de dos décadas se celebra en la playa de la Malvarrosa, y sobre todo y muy especialmente en la de los jóvenes que participan en esta iniciativa.

“Empieza ahora la segunda temporada del proyecto donde les transmitimos valores del deporte en general, y también del rugby, que si se quiere es un deporte que los conserva todavía más por el ámbito de amateurismo que atesora”, afirma ‘Rastri’, quien llega a la entrevista en las enormes instalaciones de la ‘Colonia San Vicente Ferrer’ ubicadas en Godella (varias dependencias para los internos separados por su condición de chicos y chicas, aulas para talleres formativos y las clases, y también instalaciones deportivas) acompañado por Ricardo (nombre ficticio, como tampoco se podrá encontrar en este reportaje ninguna imagen del rostro de los menores residentes en el centro).

Uno de los chavales que, una vez finalizado su tiempo en la Colonia, han decidido regresar cada lunes para seguir estando cerca de un rugby que descubrieron estando aquí dentro.

Sintiéndose parte de un equipo y de una familia donde los problemas de fuera, de la vida cotidiana, no tienen cabida. En la que los chavales aprenden e interiorizan valores como el respeto, compañerismo, sacrificio, esfuerzo y trabajo en equipo, que les sirven tanto para el deporte como para sobre todo su adecuada y posterior integración en la sociedad.

Visita del jugador olímpico valenciano de rugby Matías Tudela

Visita del jugador olímpico valenciano de rugby Matías Tudela

“Es muy fácil trabajar con ellos, quizá se vean obligados a poner de su parte, pero no hay dificultades en ese sentido. Es más, te encuentras menos ganas cuando vas a un colegio ‘normal’ y les viene esto del rugby medio obligado a los niños allí presentes. Aquí los chavales saben que venimos todos los lunes durante el tiempo que están aquí, que unos salen y otros entran mientras dura el curso, y la mayor alegría que nos llevamos es que los chavales dejen de venir porque significa que han acabado su medida”.

De la Colonia al rugby en equipos de la provincia de Valencia

Este año, el segundo de vida del proyecto en la Colonia, hay 35 chicos a día de hoy, y además del rugby está el fútbol, el baloncesto o el fútbol sala también ocupando el tiempo de ocio y de ejercicio físico de los adolescentes y jóvenes aquí internos (un grupo de ellos, si se lo ha ganado con su comportamiento durante la semana, sale los viernes para estar con sus familias).

Que nadie se confunda, no es una nueva cantera que ha buscado el Tatami RC para encontrar a más posibles candidatos para su estructura deportiva. ‘Rastri’ lo deja bien claro con unas palabras donde uno se convence de que aquí hay unos colores, los del Tatami que es el club que facilita material y personal para desarrollar la iniciativa, pero por encima de ello hay una devoción por el deporte en general y el rugby en particular donde cada participante decide si, más adelante, su futuro estará vinculado al balón ovalado.

20161017_181541-1024x768

Dos jóvenes que salieron de aquí están ahora en el Tatami, uno de ellos también con trabajo (gracias a unos compañeros del club) y el otro de vuelta a los estudios, y hay otro ex interno que se ha enrolado en el San Roque Rugby. Lo mejor y más noticiable es que “chicos que han estado aquí internos por motivos que desconocemos los que venimos a entrenarles, luego decidan volver a este sitio donde han estado bajo una disciplina más férrea que en cualquier otra institución educativa para seguir jugando a rugby. Se lo pasan bien y deciden venir los lunes”, apunta el veterano técnico, haciendo hincapié en el valor que tiene el deporte para la reinserción social y como vehículo para integrarse satisfactoriamente de vuelta a la vida normal.

La atención, el escuchar a los chavales y la proximidad es la clave para que ellos mejoren y encuentren un futuro satisfactorio. No es tan importante que luego sigan o no con el rugby, que no reincidan es el gran triunfo y si vuelven que sólo sea para hacer deporte los lunes”.

«Nunca les decimos que hagan rugby cuando salgan de aquí, pero es fácil que si lo conocen aquí dentro luego se vayan hacia él cuando estén fuera. Reciben un diploma al acabar su estancia aquí dentro si han estado en el rugby, luego se dirigen al club más cercano a donde viven para que esas entidades sepan que ha participado en el taller como portador de los valores de esta disciplina”, cuenta Rastri, que añade que “la atención, el escuchar a los chavales y la proximidad es la clave para que ellos mejoren y encuentren un futuro satisfactorio. No es tan importante que luego sigan o no con el rugby, que no reincidan es el gran triunfo y si vuelven que sólo sea para hacer deporte los lunes”.

20161017_180654-1024x768

La inolvidable experiencia del Seven Tiburón

Torneo veraniego de referencia para los amantes del rugby tanto a nivel nacional como internacional, acudir a la última edición es algo que jamás olvidarán los chicos y sus educadores de la Colonia San Vicente Ferrer. Ellos tampoco estaban familiarizados con el rugby, pero las enormes ganas que desde el primer día le han puesto al trabajo de campo semanal junto a lo absorbido en el tradicional evento de la Malvarrosa resultó ser una mezcla ‘explosiva’. Reforzó aún más los lazos del oval con la incansable labor de reeducación que llevan a cabo en estas instalaciones.

“Lo que nos llevó a seguir con el rugby fue el tema de los valores. También hacemos fútbol y baloncesto, e incluso actividades fuera de estos muros como el Camino de Santiago, pero nos gustó mucho después de que nos invitaran a participar este pasado verano en el Seven Tiburón y conocer desde dentro el rugby. Ver cómo funcionan y sobre todo cómo nos cuidaron allí, cómo influyó en los chavales que enseguida hicieron ‘piña’. Tiempo después aún hablaban del torneo y de lo que allí sintieron”, explica uno de los educadores de la Colonia.

El 20 aniversario de un clásico del rugby en la playa

Ellos mejor que nadie, por la cantidad de horas diarias que pasan junto a los chicos, pueden dar fe de los beneficios que esta actividad impulsada por la Federación de Rugby de la Comunidad Valenciana y el Tatami RC ha tenido en los participantes. “Empiezan algo desmotivados porque no conocen la actividad, y el deporte estrella es el fútbol, pero según van aprendiendo les va gustando. Sin ir más lejos, lo del torneo Seven Tiburón era una actividad voluntaria que les pillaba en fin de semana y fuera de su horario, pero ese día decidieron ir 13 chavales voluntariamente. Dice mucho de su implicación y ganar por estar cerca del rugby, en vez de irse a sus casas que podían hacerlo”.

Uno de los nuevos en llegar, Felipe (nombre ficticio), no lo conocía de antes y sí que le sonaba el fútbol americano, pero sus palabras reflejan ese ‘algo’ del rugby que engancha sobremanera. Eso que siempre les hace mantener una sonrisa cuando salen correctamente uniformados de sus estancias, para dirigirse ordenadamente junto a sus educadores, que les acompañan en todo momento, rumbo al césped donde tiene sus dominios ‘Rastri’.

Es un deporte que está muy bien, es para chicos grandes pero también pueden jugar los delgaditos para correr y está muy chulo. Si no juegas en equipo no puedes jugar, se trata de hacerlo entre todos”, nos cuenta Felipe, quien deja por unos segundos el contacto con el oval para ofrecernos su visión de esta experiencia deportiva.

14517611_1273522099347506_4575278802017782619_n

Y aunque sus vidas no son de color de rosa y en muchas ocasiones, para tristeza de los educadores y sobre todo de las familias, los problemas volverán a rodearles cuando acaben sus medidas en la Colonia San Vicente Ferrer, en lo que todos coinciden es en que “el deporte es una herramienta fundamental. Tanto ‘Rastri’ como el Tatami nos han descubierto este mundillo a base de ponérnoslo muy fácil, y ya estamos intentando crear de esto algo más sólido y que sea más que una actividad en sí con la que podamos nutrirnos nosotros, el Tatami y muy especialmente los chavales”.

14484811_1273522402680809_6915591393670562120_n-1

 

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Aceptar Cookies